7 consejos que debes seguir si quieres convertirte en un mejor fotógrafo

Martes, 2 de enero de 2018 15:12

|Cultura Colectiva

Texto escrito por Federico Alegría



Una de las prácticas que todo fotógrafo puede realizar para mejorar la calidad de su trabajo es por medio de la autolimitación. Al imponerse limitantes, el autor deberá buscar soluciones creativas que impacten de manera positiva en la calidad de su trabajo.


Las siguientes recomendaciones son algunas de las limitantes que más han ayudado a que los fotógrafos no sólo mejoren la calidad de sus imágenes, también para que logren capturar momentos con sustancia, significado y relevancia para el mundo en el que hoy vivimos.



1. Prueba con la fotografía análoga



Más allá de la nostalgia —real o no—, utilizar la fotografía análoga es una de las formas más efectivas de limitarnos para poder crear imágenes que en realidad tengan una calidad identificable, no porque éstas sean mejores, sino por los beneficios que otorga a un fotógrafo trabajar de manera reducida. Esto tendrá un impacto enorme en las futuras capturas digitales que se tomen, ya que cada una será creada con mayor pensamiento.


Poco a poco los recursos de la fotografía análoga han vuelto a ver la luz y hoy es menos complicado adquirirlos. Disparar una película alivia esa manía que nos impone el recurso ilimitado de la digital, ya que sólo se tienen 36 exposiciones.


Por eso, existen muchas etapas importantes que suceden cuando uno trabaja con fotografía análoga:


—Debido a que no hay pantalla, no se puede revisar de manera constante cada una de las imágenes.

—Se tiende a olvidar un poco a las fotografías que se han tomado, ya que para verlas debe pasar más tiempo si se compara con la inmediatez de lo digital.

—El primer vistazo a los negativos que salen del carrete en desarrollo después del enjuague es una experiencia que todo fotógrafo debería experimentar.

—Las imágenes positivadas que aparecen en el papel empapado en químicos bajo la luz roja de seguridad de un cuarto oscuro tampoco tiene precio.


Al trabajar con fotografía química se desarrollará de manera eventual un cierto nivel de "economía de disparo", lo que tendrá un efecto positivo al volver a la cámara digital.



2. Evitar el nocivo Chimping



El Chimping es la jerigonza utilizada para referirse al acto de ver siempre la pantalla LCD de la cámara luego de haber tomado una fotografía. Al dejar de hacer esto se aprenderá a confiar en la imagen que se ha tomado. Muchas cámaras permiten apagar la pantalla y otras cuentan con pantallas abatibles que permiten trabajar sin tener que verla.


Esta práctica ayuda mucho, ya que se empieza a ejercitar esa capacidad de anticiparse a la luz, y así poder exponer "correctamente" ante las situaciones que se tienen frente a la cámara. De esta manera, no se escapará un buen momento por revisar sobre la marcha las capturas que luego serán postprocesadas o descartadas.



3. No disparar en modo ametralladora



La tecnología ha evolucionado tanto que nos ha facilitado la vida; sin embargo, la desventaja es que la comodidad de las herramientas pueden volvernos perezosos. Por ello, es importante evitar disparar en modo ráfaga a menos que sea necesario, pues esto terminará siendo nocivo para la calidad de las imágenes a futuro.



4. No preocuparse por compartir todo de inmediato



Las redes sociales han cambiando la manera en que nos relacionamos y compartimos momentos; los beneficios de la inmediatez son excelentes cuando buscamos información "en vivo" sobre acontecimientos específicos alrededor del mundo; sin embargo, cuando se trata de fotografías recién tomadas la carga inmediata en redes no siempre es lo mejor. Se debe dejar que las imágenes maduren antes de compartirlas, pues es posible que reconsideres aquellas que parecían ser buenas y en realidad no son las mejores.



5. Intenta crear casi toda la imagen desde su captura



Una imagen bien hecha en términos de exposición y composición reducirá mucho el tiempo que se le invierta a ésta en la postproducción. Esta etapa ayuda a darle ese toque único de cada fotógrafo a la imagen, pero es importante que sea de la mejor calidad posible.



6. Evitar los proyectos de 365 días



Muchas personas se han embarcado en estos proyectos y suelen ocurrir tres cosas; la primera es que capturar 365 magníficas imágenes es difícil y te perderás de otros trabajos; la segunda es que comenzarás a descuidar la calidad por publicar todos los días; y la tercera, es probable que dejes de hacerlo porque requiere de mucho tiempo y el proyecto quede inconcluso.


Estos proyectos prometen hacernos mejorar como fotógrafos, y puede que sea cierto si se ve desde el punto de la práctica, pero el problema es cuando te ves obligado a compartirlo en las redes, pues al final sólo lo harás por cumplir.



7. Usar pequeñas tarjetas SD



Al igual que los rollos de película, si se tiene una reducida capacidad para capturar imágenes, el fotógrafo se esforzará para obtener las mejores. Así que trata de acostumbrarte a las tarjetas SD de 8GB o 4GB en vez de las que tengan un mayor almacenaje.


Estos son sólo algunos consejos que compartimos con ustedes para que mejores de manera rápida y constante la calidad de tus fotografías. La clave es la práctica, pensar en el mensaje que las imágenes transmitirán y disfrutar del momento durante la fracción de segundo que dura su registro.



**


Si has decido experimentar con las cámaras instantáneas, entonces esos son los 9 consejos que debes seguir para convertirte en un experto y hacer las fotos más creativas.

**


Federico Alegría

+50374683470

http://www.federicoalegria.com

http://www.saatchiart.com/federicoalegria

REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS