Cosas que puedes hacer para que aprendas a tomar fotografías con un sólo lente

Jueves, 25 de enero de 2018 16:37

|Cultura Colectiva

Texto escrito por Federico Alegria


En muchas disciplinas —en especial en las que involucran el acto de crear— menos es más. Reducir las cosas para lograr ese estado "minimalista" es un camino complejo que requiere criterio para saber hasta dónde se puede suprimir algo. Ser fotógrafo se acompaña de la presencia física de un equipo, de una cámara, y de todos los demás accesorios que pueden ayudar a crear una imagen —filtros, lentes, trípodes, flashes, fondos, etc.—. Si nos ponemos catastróficos, ¿cuál sería ese conjunto de herramientas fotográficas que salvarías en una emergencia? Ese conjunto de cámara y lente que te permitiría seguir haciendo fotografías de manera posterior al suceso.


Durante una entrevista, el músico puertorriqueño Omar Rodríguez-López explica cómo a través del tiempo él ha reducido su conjunto de pedales hasta concluir con una configuración que le funciona muy bien. En el pasado utilizaba un conjunto inmenso de pedales e incluso se sentía distraído por la cantidad de opciones. Al limitarse logra siempre soluciones más creativas que le llevan a hacer música con la que se siente más a gusto. Si llevamos esta reflexión al plano de la fotografía, puede suceder lo mismo al tener demasiadas opciones de ópticas, filtros o flashes.




Habiendo dicho esto, podemos hablar un poco más sobre ciertas verdades que rodean a esta premisa de "menos es más".


Trabajar con limitaciones ayudar a definir el estilo


Es cierto que la fotografía depende de diversas herramientas para capturar imágenes de la forma más cercana a como nosotros queremos representar la realidad. Es fácil comenzar a reducir la cantidad de artilugios fotográficos para lograr una cantidad mínima de equipo que sea imprescindible. La evolución promedio de un fotógrafo comienza con una cámara compacta, y de inmediato es sustituida por una más compleja que permite exponer una imagen de manera manual. Muchas de estas cámaras que permiten libertad al momento de exponer, suelen también darles a los fotógrafos la posibilidad de cambiar lentes. Esto puede enloquecer a muchos, pues hay tantas opciones de ópticas en el mercado que hasta se podría creer que cada imagen requiere de un lente diferente y, la verdad, no es tan exagerado.



A medida que el artista se adentra en este mundo rico en opciones de instrumentos también experimenta de manera paralela con otros estilos. Esto le permite descubrir el alcance que las cámaras y los lentes tienen para capturar la realidad. Por ejemplo, la fotografía de vida silvestre requiere teleobjetivos rápidos, la macro fotografía debe hacerse con ópticas y lentes macro. Llega un momento en el que el fotógrafo comienza a ver de manera más clara la semilla de lo que se convertirá luego en su estilo, el nicho que más le apasiona para trabajar.


Muchos fotógrafos habrán gastado en opciones de equipo antes de haber podido llegar a ese punto de encontrar un estilo que en realidad les gusta. Es por ello que es recomendable experimentar con un equipo limitado —como el lente común 18-55mm que muchas cámaras DSLR traen por defecto— para invertir en el futuro en una herramienta alineada al estilo que elijas, y no en base a criterios superficiales.


Serás más discreto



Menos equipo fotográfico impacta positivamente en la visibilidad de un fotógrafo y ayuda a mantener un perfil bajo. Esto es muy útil si se quiere ganar rápido la confianza de la gente en un contexto social ajeno al de un fotógrafo. Muchos tipos de fotografía requieren de poder acercarse y hablar con personas, por lo que es más sencillo lograrlo con un lente menos invasivo a diferencia de un tradicional zoom-telefoto.



Disfrutarás más y te estresarás menos


Esto se aplica más cuando viajas, ya que lo más importante es la experiencia que nos regala estar en un entorno distinto al nuestro. Muchas veces no se puede viajar solo, así que hay que ser considerado también con las personas que nos acompañan. Una cámara que pueda estar a nuestro lado sin cargar con las tediosas mochilas de fotógrafo te permitirá disfrutar más y estresarte menos.



Conocer el equipo es clave


Comprometerse con una cantidad limitada de equipo te dará una de las experiencias más satisfactorias de la fotografía. Conocerás la cámara de forma tan intuitiva que se convertirá en una extensión de tu cuerpo; conocerás sus limitaciones, su alcance y las ventajas que ofrece determinada configuración de cámara y lente. Esta es la estrategia fundamental para aprender a disparar desde la cadera en el caso de la fotografía de calle, también porque se sabrá con exactitud lo que se encuadra sin tener que mirar por el visor. Para lograr esto se requiere mucha práctica, si cambias constantemente de óptica será difícil que alcances ese estado de extensión del cuerpo que pueda llegar a cobrar la cámara. Al final se volverá tan intuitivo que será tan inconsciente como conducir.


Un mayor nivel de creatividad



La imposición de limitaciones fotográficas reflejará en las imágenes lo que podrás capturar en forma de soluciones creativas. Tener menos equipo contigo ayuda a volver a lo básico y te permitirá ver la riqueza que la luz disponible tiene para ofrecer en el proceso de creación de imágenes; el resultado de trabajar con menos equipo aumentará tu creatividad de una manera muy acelerada.


Mejor calidad


Reducir las opciones de equipo fotográfico hará que dispares menos, pero obtendrás un mayor número de fotografías de mejor calidad. Sólo recuerda cómo eran las cosas en los días de la fotografía análoga, cuando los recursos eran costosos y cada toma se realizaba de manera cuidadosa. Claro que ahora se tienen más ventajas con el recurso digital, aunque no por ello se debe abusar y tomar imágenes sin antes pensar en un motivo.



Decidir reducir el equipo fotográfico a lo estrictamente necesario puede tomar caminos tan extremos como utilizar tarjetas SD de tamaño muy limitado o incluso apagar la pantalla LCD de la cámara para evitar revisar todas las imágenes que se realicen. La fotografía ha evolucionado a un estado generoso que brinda a las personas recursos más potentes cada día, pero también los seduce a caer en la pereza.


Esto está bien para alguien que no se tome la fotografía en serio, pero para un profesional apasionado los retos deben existir siempre. Acostúmbrate a un sólo lente, deja de preocuparte de qué lente comprar todo el tiempo. Practica y conoce tu equipo hasta que éste te permita hacer imágenes por reflejo, de manera inconsciente.



**


Para inspirarte a planear tu próximo proyecto fotográfico, te compartimos estos fotógrafos de paisajes a blanco y negro que hará te reconectes con la naturaleza.


**


Federico Alegría

+50374683470

http://www.federicoalegria.com

http://www.saatchiart.com/federicoalegria

REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS