Fotografías sin tabúes que reivindican la menstruación

Fotografías sin tabúes que reivindican la menstruación

Por: Daniela Clarke -

Credo de sangre menstrual, serie fotográfica sobre la menstruación, busca romper el tabú de la menstruación, porque es un ciclo natural que no debe dar asco ni vergüenza.


Desde que estamos pequeñas nadie —ni siquiera nuestros propios padres, ni en la escuela, ni entre los amigos— se toma muy en serio explicarnos sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo, mas allá de lo muy superficial con respecto a lo meramente sexual reproductivo. Aunque esto parece estar cambiando, queda mucho camino por recorrer en la educación sobre el tema de la menstruación, que sigue siendo tabú en pleno siglo XXI, ligado completamente a la educación sexual. 


Fotografías sin tabúes que reivindican la menstruación 1


Cuando llega el momento de la menarquía —primera hemorragia menstrual— es un shock. “La niña se ha convertido en una señorita”, pero nadie se atrevió a contarle lo que sucedería hasta que pasa tomándote por sorpresa y el susto es espantoso. Luego que se normaliza se hace habitual comprar toallas, tampones, etcétera, para esos días, pastillas para el dolor —si tienes el privilegio económico— y, por supuesto, no pueden faltar sentir asco, vergüenza y en un punto hasta odio porque lo sentimos como un castigo.


Fotografías sin tabúes que reivindican la menstruación 2


En esos días dejamos de llamarla por su nombre, simplemente “estamos en nuestros días”, tenemos todo menos la menstruación. Inventamos cada excusa para no decir que es la menstruación lo que tenemos y por la cual dejamos de hacer varias actividades, el estrés por no mancharse se incrementa, y nunca falta preguntarse de repente "¿por qué a mí?, ¿por qué no nací hombre?".


Fotografías sin tabúes que reivindican la menstruación 3


La sangre en el jean, en la falda, en el vestido es un hecho de terror que a más de una mujer la ha colocado en una situación de emergencia, en la que ha tenido que dejar todo lo que está haciendo por una macha, lo cual dice mucho del tabú alrededor de un hecho que ha sido relegado a la intimidad de la mujer, algo que no debe competer al hombre. 


Fotografías sin tabúes que reivindican la menstruación 4


Sin embargo, estas situaciones son sólo algunos problemas de la mujer con ciertos privilegios, pues por otro lado existe el problema de la menstruación relacionada con disparidad de género y pobreza. Por ejemplo, las mujeres en Tanzania utilizan hojas de árboles, trozos de algodón o cuartillas del libro de ejercicios escolares para retener un flujo del cual desconocen su causa. Las niñas nepalíes deben dormir solas cuando tienen la regla, sin importar la temperatura del cuarto —bajo cero, usualmente— ni los medios para protegerse. En la India las mujeres no pueden cocinar cuando tienen la menstruación, porque creen que ensuciarían la comida con sus manos, se ocultan y no se atreven a salir durante esos días para no contagiar de esa “maldición” que les llega una vez por mes.


Fotografías sin tabúes que reivindican la menstruación 5


Según datos de la UNESCO, en algunas partes del mundo dos de cada tres niñas no tienen idea de lo que le estaba sucediendo cuando tuvieron su primera menstruación; también en Ghana el 95% de las niñas afirman faltar a veces a clases por la menstruación; y en Etiopía, el 39% de las niñas atribuyen sus malos resultados escolares por la misma causa. No nada más en ese país, sino en muchas partes del mundo la falta de educación, de instalaciones sanitarias adaptadas, el miedo y la vergüenza son causas de abandono escolar en este periodo crucial de las niñas. 


Fotografías sin tabúes que reivindican la menstruación 6


La menstruación es un proceso natural en el cuerpo, no es una opción. Simplemente es, es parte de nosotras, y aunque cada una lo vive de manera distinta por su complejidad y porque cada organismo es diferente en cada una, no debería ser motivo de discriminación, desigualdad y mucho menos de vergüenza. Debe ser motivo para interesarnos más por el cuidado de nuestro cuerpo, nuestra sexualidad, nuestra salud y nuestros procesos naturales que dicen más de nosotros mismos de lo que pensamos.


Por ello, la serie fotográfica Credo de sangre menstrual reimagina la sangre y la coloca en el centro de la obra, como algo bello y natural, como un pincelazo o ese golpe de color en cualquier pintura. La serie anterior está acompañada de un poema que te compartimos a continuación.

 

Credo de sangre menstrual

Digna eres, mujer, de toda grandeza, fuente de vida.

Por eso se pidió que sacrifiques tus dones con la efusión de tu naturaleza,

de manera que fuese para ti dolor y sangre.

Este es nuestro cuerpo que fue entregado por ustedes.

Esta es nuestra sangre, el verdadero cáliz de sangre de la alianza nueva y eterna,

que siempre ha sido derramada por todas nosotras por el perdón de los pecados.

Hacemos esto en conmemoración al cuerpo que da vida. 

Es nuestro deber y salvación cuidarlo y respetarlo.

Tuyos son el poder y la gloria por siempre, mujer.

Este es el sacramento de nuestro cuerpo.

Por la menstruación, con ella y en ella,

A ti, mujer, todo honor y toda gloria,

por los siglos de los siglos.

Amén.


**


No hay necesidad de conocer el ciclo como si se tratara de un mapa; es más, ni siquiera tienes que aprenderte todos los nombres complicados que influyen en él, basta con conocerlo de manera general y tratar de disfrutar de las etapas naturales de tu cuerpo.


Referencias: