Fotografía

Cuba libre y americana

Fotografía Cuba libre y americana


Tras la Revolución Cubana en 1959, la relación entre la isla del Caribe y Estados Unidos ha estado llena de fricciones y malos entendidos. La clara inclinación popular y comunista de Cuba significó un fuerte conflicto de intereses, pero sobre todo, la ruptura de las relaciones con la potencia norteamericana en 1961.

Desde ahí la situación sólo había empeorado, pero parece que dicho roce está por terminar. Los diálogos han comenzado. Obama está decidido a restablecer la relación que solía existir entre EEUU y Cuba, mientras que empresas como Netflix y Master Card ya están listas para desembarcar en la isla y hasta se está considerando tachar el nombre de Cuba de la lista de países patrocinadores de terrorismo (tras ingresar al listado en 1982 por el apoyo que brindó a países comunistas de África y América Latina).

La resolución del conflicto parece ser beneficiosa, sin embargo, el peligro está latente. No hablamos precisamente de una alarma política o económica, sino cultural. Al mantener sus puertas cerradas hacia Estados Unidos, Cuba logró que sus tradiciones sigan vivas, que las calles sigan viciadas por música, por olor a tabaco y ron, por colores, por autos clásicos.


Las opiniones acerca de que Cuba se transformará completamente tras dejar pasar a la gran potencia son muchas; hay pánico por tratar de pisar el suelo cubano antes de que se pinte de los colores estadounidenses.

El cambio ha comenzado, sin que éste signifique que las tradiciones cubanas queden sepultadas. De hecho, la nueva relación entre estos dos países ha sido tan fuerte que ha inspirado a varias personas a experimentar en vez de entrar en pánico.

De esa idea surge el intento más grande –desde hace 50 años –por lograr un intercambio de arte entre dos países. ‘Wild Noise: Artwork from The Bronx Museum of Arts and El Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana’ es un proyecto que nace por iniciativa de la artista María Mattingly (de Estados Unidos) y Humberto Díaz (cubano).


Alberto Korda tomó la emblemática foto del 'Che' que ha servido casi como bandera del comunismo cubano desde 1960. Al parecer esa historia tendrá más párrafos escritos en donde se hable de una nueva relación. Sin que esto signifique que Cuba dejará de vibrar como lo hace hoy.
cuba libre y americana 8

Puede que las predicciones fatalistas sean ciertas y que Cuba –como país y acompañada de todo lo que llena de vida a la isla –esté en peligro frente a un fenómeno terrible: la cultura estadounidense. Puede que la globalización no pueda con las tradiciones de antaño, pero más vale prevenir y no perdernos del folklor que adorna a este país.

***

Fuente:
dailymail.co.uk

 

Referencias: