INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El antes y el después de grandes famosos tras una cirugía plástica

9 de mayo de 2018

Diana Garrido

Zac Efron se arregló la nariz, Mary-Kate Olsen se deformó el rostro y Mickey Rourke es un hombre distinto. Descubre el antes y el después de estas celebridades adictas al bisturí.



«Necesitamos un actor en decadencia ¡Llamemos a Mickey Rourke!»


Ésta fue la expresión con la que Darren Aronofsky decidió contratar al actor para protagonizar The Wrestler, cinta que fuera nominada en múltiples ocasiones. Rourke aceptó casi sin pensarlo ya que era la oportunidad perfecta para volver de la sombra en la que se encontraba desde años atrás. Pero además de ser una gran oportunidad actoral, estaba feliz, puesto que sus múltiples y fallidas cirugías plásticas por fin serían de utilidad en su vida.



En los noventa, la carrera del atractivo actor se vio sumergida en un mar de olvido que le obligaría a retomar un deporte que había practicado en su juventud y que había abandonado tanto por la actuación como el modelaje: el boxeo. Durante varios encuentros en el ring, Rourke sufrió dos fracturas de nariz y pómulos que lo llevaron al quirófano para reparar los accidentes, puesto que, a pesar de no ser Tom Cruise, Brad Pitt o Leo DiCaprio (actores de moda), sabía que tenía potencial para ser tan popular como sus colegas. Así, con el ego inflado y la vanidad ante todo, decidió que era un buen momento para hacerse un par de arreglos más. No obstante, no todo salió como esperaba y sin darse cuenta, ya llevaba cerca de cinco cirugías nasales en las cuales cortaron cartílago de la oreja para poder llevar a cabo las operaciones que el también modelo exigía.



Así pasaron los años, el atractivo y sensual Mickey Rourke se quedó en el olvido gracias a la adicción que desarrolló lentamente a la anestesia, a los vendajes y a un falso mejoramiento físico. Gracias a la rareza que ahora lo caracterizaba y los gastos exhorbitantes en médicos y hospitales, el actor se quedó poco a poco sin dinero en su cuenta de banco por lo que se sumergió en una severa depresión. Es por ello que en 2007, cuando Aronofsky lo convocó para darle vida a Randy "The Ram" Robinson, aceptó sin chistar.



No importaba la opinión del director ni del resto del cast sobre él y su apariencia. Estaba decidido a usar su deforme rostro a su favor y funcionó. Con nominaciones al Oscar, al Golden Globe, BAFTA y demás premios, Mickey se convirtió en el ave fénix del séptimo arte, pero por desgracia, más que ayudarlo, terminó por volverse aún más adicto al bisturí, tan es así que en la actualidad luce completamente distinto en todos los aspectos. Al parecer ya no hay remedio para él ni para estos otros actores que a pesar de la fama y el reconocimiento, no están a gusto con lo que son y recurren a cirugías —quizás innecesarias— para quererse un poco más a sí mismos.




Primero las damas:


-

Nicole Kidman, ¿por qué?


Si bien no se ha operado en exceso, su rostro luce muy distinto a como empezó en los años 80. Recientemente, ella misma declaró que probó el bótox sin mucho éxito, por lo que recurrió al bisturí. Desafortunadamente, la cara le quedó tan estirada que no podía gesticular. Ahora sigue sin poder sonreír como lo hacía antes y sus ojos se ven cada vez más sumidos; no obstante, ella luce su rostro con orgullo, a pesar de ser más parecida al Joker que a la bella mujer que eligió Stanley Kubrick para su última película.




-

Renee Zellweger y su cambio radical


El cambio que sufrió la amada protagonista de El diario de Bridget Jones de la noche a la mañana dejó a todos con la boca abierta. Una noche apareció en una alfombra roja con el rostro cambiado, parecía más bien un remake de Contracara. Pero en realidad se trató de tres cirugías principales: un retoque de párpado superior, aumento de pómulo y una bichectomía. Algunos cirujanos aseguran que se sometió a una especie de peeling para retirar la piel muerta de su rostro, por ello luce arrugada y envejecida. Lo cierto es que Zellweger no es más la chica de rostro redondo más adorable de Hollywood.




-

Meg Ryan y su obsesión por verse joven


La rubia más querida de los noventa poseía los ojos redondos más bellos, los labios más sensuales y un cabello inigualable. Mismos que se vieron en decadencia debido a la insistencia de Ryan por verse joven eternamente. Atrás quedaron los años en los que solía pasear del brazo de los actores más cotizados del séptimo arte para retocarse la punta de la nariz, rellenarse los labios y estirar la piel de los ojos, dando como resultado una cara artificial que dista mucho de su belleza natural.




-

Melanie Griffith y sus heridas nasales


Aunque la prensa amarilla culpa a los excesos en la vida de Griffith, ella asegura que su aspecto cambió muy poco gracias a la edad. No obstante, es evidente que la actriz se ha sometido a diversas cirugías, entre las que destaca la rinoplastia, la cual seguido le provoca lesiones evidentes en la superficie y el aumento de pómulos, mismo que ha dejado sus ojos casi ocultos en el rostro. El bótox y su abuso le han provocado deformidades y burlas, en lugar de un rostro ideal.




-

Mary-Kate Olsen pareciera haber envejecido


Todo gracias a una cirugía estética que nos permite diferenciarla de su gemela Ashley. Desafortunadamente, el cambio no le favoreció, pues su rostro luce desproporcionado, exagerado y la hace lucir mayor. Sus característicos pómulos se esfumaron para dar paso a una forma larga con las mejillas marcadas. Los labios que predominaban en el rostro de la chica de 31 años se volvieron unos más del montón para darle paso a ciertas arrugas a los costados de la boca. Quizá su intención era dejar atrás el mote "gemelas", pero definitivamente, eligió el camino incorrecto.




-

Mención honorífica: Kylie Jenner


No es sorpresa que esta chica de apenas 20 años aparezca en el listado luego de que su rostro es completamente diferente al que siempre habíamos visto. Kylie ha estirado sus ojos, aumentó el volumen de sus labios y adelgazó las mejillas, además le dio color a su piel, mientras afilaba su nariz. Claro que ahora es de los cuerpos más sensuales, pero a decir verdad, todo lo que está en su rostro no es más que un bisturí y decenas de químicos que la dañan a su corta edad.




Es turno de los caballeros


-

Robert Downey Jr. y los estragos de los abusos


Si bien su rostro no era el más popular de los ochenta y noventa, podíamos —al menos— identificarlo del resto: sus ojos redondos, la nariz ancha y la boca alargada eran el sello personal del actor; sin embargo, cuando la fama y el éxito le dieron la oportunidad de ser Iron Man, la rinoplastía se hizo más evidente y aunque su rostro seguía viéndose natural y real, ahora con más de 50 años de vida, los arreglos para mantener firma la piel sólo parecen envejecerlo un poco más.



-

John Travolta es otro


Desde un severo aumento de peso hasta implantes de pelo... todo esto es parte del nuevo John Travolta, quien ha sido cuestionado en múltiples ocasiones por su deteriorado aspecto. El actor ha reconocido un par de arreglos que incluyen bótox y colágeno, pero no más. Sin embargo, es inevitable notar el cambio que sufrió a causa de su obsesión por la juventud y la fama. Travolta ha dejado atrás al atractivo Danny Zuko o al atrevido Vincent Vega para convertirse en un hombre de pelucas teñidas y pómulos estirados que se niega a envejecer.



-

Tom Cruise y su transformación de patito feo a galán y de vuelta


Dientes chuecos, acné y piel grasa eran los principales rasgos de un jovencito que se convertiría en uno de los sex symbols más importantes en la historia del cine. Poco a poco y a base de cirugías, Tom Cruise se hizo de un lugar entre los más asediados por las mujeres de los ochenta y noventa, pero ahora no es más que un triste recuerdo del chico con nariz operada, pues ahora, debido al uso de cortisona y colágeno, Cruise parece estar hinchado permanentemente sin contar que el tinte de su melena comienza a verse muy falso.



-

Shia LaBeouf y el cambio secreto


Quien no conoce a LaBeouf desde sus inicios como chico Disney, pensaría que siempre ha sido un atractivo ser humano. No obstante, el actor decidió someterse a una cirugía de nariz con el único fin de mejorar sus rasgos faciales. El crecimiento natural, la moda y claro, la ya mencionada cirugía le han dado el privilegio de ser considerado uno de los hombres más sexys del mundo. Just do it!



-

Patrick Dempsey y su pasado oscuro


Por más que trates de hallarle un defecto, no lo consigues, lo sabemos. Pero, no existe nada ni nadie perfecto, por lo que tienes que mirar sus fotos más viejas para hallar el error. La nariz del ahora galán más cotizado de la televisión es completamente diferente a la que solía tener. Gracias a que hoy luce delgada y estilizada, su cara se ve mucho más simétrica, pero antes de eso, tal vez no habría sido —ni de cerca— el galán que ahora es.



-

Zac Efron no nació perfecto


De ser niño bonito, pasó a adueñarse el apodo de "sexy". El chico que comenzara su carrera con el pelo rubio casi platinado, también lo hizo con una nariz más ancha y menos sofisticada, sin olvidar la dentadura fuera de lugar. Ahora con 30 años, puede jactarse de tener uno de los rostros y portes más sensuales en la historia del cine. Zac jamás lo ha negado, de hecho asegura que es una de las mejores desiciones que pudo tomar.



-

Mención honorífica: Michael Jackson


En definitiva, el rey del pop tiene el récord de cambios drásticos en el físico. En el afán de mejorar sus rasgos, modificó todo su rostro al grado de —casi— desaparecer su nariz por completo. De igual forma, los ojos redondos que le daban un aire de inocencia se volvieron rasgados y el color de piel mutó de oscuro a claro. Los pómulos, los labios, los párpados, la barbilla, la frente.... todo cambió en el físico del niño talento de The Jackson 5. Aún con ello mantuvo latente su capacidad para el baile y el canto, cualidades que no fueron suficientes para tenerlo alejado del ojo amarillista.



-

Ni Mickey Rourke, ni otros de los actores o actrices de esta lista son del todo conscientes de lo que hacen. No es malo mejorar un aspecto del cuerpo con bisturí. Tampoco lo es cuando sabes que te sentirás realmente mejor con un cambio similar; no obstante, lo verdaderamente peligroso es la adicción que esto puede causar. Tanto Rourke como el resto creen que la clave del éxito es no envejecer y lucir radiantes, así que en el afán de mantenerse en el imaginario colectivo recurren a arreglos que en efecto, los mantienen vigentes, pero a costa de burlas, críticas y especulaciones.


TAGS: Datos curiosos fotografía de moda fotografía documental
REFERENCIAS: Huff Post Semana

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Qué dice realmente la nueva canción de Paul McCartney "Fuh You"? 6 datos que debes saber acerca de la pastilla del día siguiente El rasgo físico que delata que un hombre es infiel, según la ciencia 6 Reasons That'll Finally Convince You To Learn A Foreign Language Los beneficios (saludables y románticos) de dormir desnudo con tu pareja 10 canciones que no sabías inspiraron brutales asesinatos

  TE RECOMENDAMOS