NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

20 poderosas fotografías del momento más intenso y doloroso de una mujer

27 de enero de 2018

Carolina Romero

El dolor durante el parto no sólo es necesario sino beneficioso para la madre y el hijo.

«En gran manera multiplicaré tu dolor en el parto, con dolor darás a luz los hijos; y con todo, tu deseo será para tu marido, y él tendrá dominio sobre ti». ¿Qué tipo de Dios sería ese que castiga la creación de la vida con tal tortura? Según se lee en el Génesis 3:16, luego del "pecado original" las mujeres están condenadas a pasar por un suplicio para poder parir.


Pero mientras la Biblia dice que se trata de un castigo divino, la ciencia afirma que se trata de un prodigioso resultado de la naturaleza: el dolor durante el parto no sólo es necesario, sino beneficioso para madre y el hijo.






Según el doctor Denish Walsh, profesor en la Universidad de Nothingam, «es el dolor lo que provoca la producción de endorfinas naturales en el cuerpo de la madre y que llegan al hijo y ayudan con el proceso de parto». El cuerpo humano —como cualquier otro organismo natural— sabe exactamente qué hacer para garantizar que un nuevo ser humano nazca sano y salvo.


Además, el dolor es el mejor indicador de cuándo se debe actuar. Las contracciones van preparando al cuerpo para el maravilloso suceso que está por venir y que cambiará la vida de una familia completa.





 

Aunque es un suceso íntimo que sólo involucra a dos —madre e hijo— la asistencia para que esto sea posible siempre es necesaria. Es entonces cuando el dolor adquiere otra dimensión; también funciona como factor de compasión gracias a la cual se garantiza la cooperación humana.


Del mismo modo, hace que este episodio adquiera una trascendencia para el resto de la vida: la intensidad del dolor hace que se vuelca un momento imborrable por el resto de los días de la madre, quien convierte este sufrimiento en un vínculo único con su progenie.






Tener registro fotográfico de este suceso es tan importante que cada año se lleva a cabo la competencia de la Asociación Internacional de Fotógrafos de Nacimiento Profesional, donde participaron estas fotografías. En ellas encontramos instantes que condensan amor, sufrimiento, gozo y paz.

 

«La fotografía de nacimientos pretende captar las emociones en crudo, según están pasando y sin poses», dijo para la BBC, Eva Gascón, fotógrafa de parto profesional en España.






«Siempre que quieras dar a luz, tu experiencia afectará tus emociones, tu mente, tu cuerpo y tu espíritu por el resto de tu vida», dice Ina May Gaskin, la mujer partera partera que ha luchado porque más personas opten por el parto humanizado.


Como puede apreciarse, la mayoría de las mujeres fotografiadas están dando a luz en lugares no convencionales, apostando por un parto mucho menos traumático para el bebé y que logre una conexión más profunda con la madre.






La preparación, las primeras contracciones, los ejercicios de respiración, un sufrimiento severo expresado en sus rostros, lágrimas, llanto, dolor, al final, una enorme sonrisa esboza una profunda e inigualable felicidad.


Sólo la fotografía podría transmitir la difícil proeza de ser madre aleccionarnos sobre todo lo que desconocemos de la enorme responsabilidad de cuidar a otro ser humano durante el resto de su vida.


TAGS: Datos curiosos fotografía documental fotografía femenina
REFERENCIAS: BBC Daily Mail Bebés y más

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los beneficios de besar Veneno y otras cosas que comes todos los días sin que te des cuenta Jan Hendrix, el artista que hace de la botánica su inspiración 29 fotografías de la oscura y decadente vida de las gemelas Olsen La historia real del accidente que sufrió Luis Miguel en Acapulco InstaPAP, el aparato que detecta el cáncer cervicouterino antes de que aparezca

  TE RECOMENDAMOS