INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Fotografías de la perturbadora belleza de la vida en Japón por Aik Beng Chia

18 de abril de 2018

Diego Cera

A pesar de la ausencia de color, hay espacios en cada ciudad de que nos hacen sentir realmente como en casa.



En un enigmático movimiento de equilibrio, el primer mundo abraza la marginalidad como si ésta fuera el principio de toda la perfección humana en todo el mundo. Las ciudades se comportan como torpes monstruos megalíticos que quieren devorar todo lo que habita entre sus calles y edificios, son criaturas gigantes que no permiten que nada dentro de sí salga de control; los callejones y avenidas son las venas por las que una oscura, hedionda e inestable sangre corre sólo para recordarle al mundo que "no hay mejor lugar para vivir" más que éste.






A menudo, cuando nos preguntan por la ciudad perfecta, nos imaginamos sitios como París, Londres, Nueva York y cualquier otro sitio que tenga por lo menos un edificio o monumento que lo identifique mundialmente; no obstante de estar llenas de estos símbolos, las urbes orientales pocas veces aparecen en el imaginario colectivo como la representación de este desarrollo y poder al que la mayoría de países alrededor del globo aspira. Sin embargo, basta una mirada fugaz para percatarse de cómo este enfoque es la peor equivocación de todas.






Quien llega a una ciudad por primera vez tiende a sucumbir al asqueroso síndrome del turista emocionado, su mirada y su cámara se enfoca sólo en puntos estratégicos que aparecen marcados en las recomendaciones de Google Maps y después de ello, nada, un desierto de varillas y concreto se extiende frente a sus ojos que simplemente no quieren o no pueden asumir la posición de un transeúnte. El ejemplar más común de toda la fauna humana y que, sin embargo, es el más sabio de todos ellos.






Sin importar que su mirada parezca limitada, un transeúnte se otorga la libertad de mirar hacia el frente y descubrir toda la ciudad a través de una sola estampa que lo abarque todo. En un cruce o un edificio abandonado, las calles de países como Japón, dejan ver su verdadera identidad y eso es algo que podemos apreciar en fotografías como las de Aik Beng Chia, quien a través de extractos de un día común japonés crea una narrativa delicada, pero muy completa en donde no falta nada más que una visión crítica por parte del espectador, quien será responsable de interpretar cada luz y sombra en las imágenes para descubrir una ciudad tan misteriosa como ninguna.






A pesar de ser en blanco y negro, cada toma nos envuelve en una calidez única a la que muy pocos estamos acostumbrados. De un momento a otro se vuelve desconcertante la manera en que estas fotografías nos hacen sentir que estamos en casa, pues al verlas comenzamos a creer firmemente que no hay lugar más perfecto que ese para vivir, no importa si no hemos estado nunca en Japón, a través de cada imagen este artista nos convierte en ciudadanos y prácticamente nos obliga a asumirnos como tales.






Justo en ese momento nos percatamos de que la frase «todas las ciudades se repiten una y otra vez» es completamente cierta; los únicos que cambian y le dan color a este conjunto de lugares comunes son las propias personas que caminan a diario entre sus muros para darle un carácter y fuerza únicos que existen incluso en el más íntimo de los rincones.


* *

Para ver más fotografías de Aik Beng Chia, puedes visitar su perfil de Instagram.


TAGS: Asia fotografía en blanco y negro serie fotográfica
REFERENCIAS:

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Ejercicios de Kegel, la rutina que te ayudará a mejorar tu salud y tu vida sexual La primera secuencia de desnudo de Marilyn Monroe en el cine y otras escenas que estaban perdidas 8 razones por las que masticar chicle es bueno para la salud La isla en el Caribe donde puedes hospedarte en la villa de David Bowie Hacer mucho ejercicio puede afectar tu salud mental, según este estudio La escena de "La casa de las flores" que fue censurada durante su filmación

  TE RECOMENDAMOS