Sensualidad femenina hecha ciudad en las fotografías de autoexploración

miércoles, 17 de mayo de 2017 12:00

|Vanessa Sanchez



Según Susan Sontag, "hoy todo existe para terminar en una fotografía". Estamos en la era de la imagen como forma más habitual de comunicación, más eficaz y rápida que un mensaje codificado en un lenguaje más complejo y abstracto. De ahí que en las redes se aprecie más a cabalidad el trabajo de quienes las capturan o las crean y que  en en Instagram abunden perfiles de fotógrafos que debes seguir. Pero más allá de eso, ¿qué sería de los conceptos sin un referente visual nítido y vívido? ¿Cómo podría, por ejemplo, entenderse visualmente la masculinidad sin el ojo de la lente? Por eso es preciso confiar en quienes saben hundir el obturador a tiempo para capturar las mejores imágenes, esas que dejan una huella en la sensibilidad de quienes las observan, incluso después de haber sido admiradas.


alejandro coutinho


Alejandro Coutinho nació en Barquisimeto el 23 de mayo de 1977. Desde pequeño corrió por sus venas el veneno de las artes, ese que hace que se vean siempre las cosas de una forma distinta. Un gran apasionado por la música, especialmente por el rock, los boleros, la música venezolana y música de la etapa del romanticismo, también estuvo involucrado con el teatro. Todo esto sirvió para nutrir su sensibilidad y personalidad artística. Es abogado de formación y ejerció durante un tiempo el derecho civil, mercantil y tributario, pero actualmente se dedica por completo a la fotografía, lo que le ha permitido amalgamar todo lo anteriormente vivido y aprendido. En ese sentido, Coutinho se ha convertido en un cazador y creador de imágenes.


alejandro coutinho
alejandro coutinho

Aunque dejó de ejercer su carrera, Alejandro Coutinho asegura que nunca dejará de ser abogado: "Cuando se estudia el Derecho con pasión, siempre se anda pensando como abogado; es decir, se busca equilibrar lo que ves con la lógica, con la comparación y así tratar de concluir algo que se parezca a la verdad".

Asimismo sostiene que dejó la abogacía porque le absorbía totalmente y no le permitía practicar la fotografía. Fue una especie de decisión paulatina, profunda e involuntaria. La corriente fue cada vez más fuerte y cada vez se sentía más cómodo, maravillado y enamorado de ir nadando en ese sentido; descubriendo, estudiando, haciendo, compartiendo todo en torno a la fotografía como medio de autoexploración y comunicación. Sencillamente se enamoró, y como todo enamorado sólo quieres estar con quien ama.


alejandro coutinho
alejandro coutinho


De su pasión nace su gran proyecto, titulado Postales de Barquisimeto, una serie con la cual pretende rendir tributo a su ciudad natal y reencontrarse con ella al capturar sus lugares icónicos y sitios que han sido olvidados y descuidados por el afán diario de la población y de los turistas. Esto se conjuga con un homenaje al arte del ballet, del que siempre ha sido admirador. Para él las bailarinas son un recurso del llamado de atención en el espacio público, espacio que a su vez no les es natural, pues son figuras descontextualizadas, extraídas de sus espacios habituales, como el teatro y los salones de ensayo, para inmortalizarlas en imagen, en plena interacción con la ciudad.


alejandro coutinho


"Busco transmitir un reencuentro como ciudadanos, conocernos empezando por nuestros espacios, nuestra historia e idiosincrasia y así ir fomentando el amor por lo que somos, tenemos y debemos seguir construyendo", afirma. Su propósito es comunicar su amor por la ciudad, admiración por el valor y dejar registro de lo que en este tiempo somos, en sintonía con la imagen del ballet, que representa la exaltación de la feminidad, la sensualidad llevada a su estado más sublime y delicado.


alejandro coutinho


Su proyecto fotográfico demuestra que la ciudad de Barquisimeto tiene bases sólidas de organización, pensada por sus fundadores para habitarla cómodamente, en armonía con muchos de sus espacios. Además, la capital del estado Lara es sin duda una de las ciudades que más talento e interés artístico posee. Considerada la ciudad musical de Venezuela, existen genios en ella que aún no se descubren, ni por ellos mismos ni por sus conciudadanos. Barquisimeto está llamado a demostrar que el arte es la forma de expresión que puede crear y cambiar conciencia, salvar vidas y sobre todo hacer cultura, esa que tanto se necesita en tiempo de crisis.

Puedes ver más del trabajo de Alejandro Coutinho y contactarlo por medio de su página de Facebook o su perfil de Instagram.

***

Cada fotógrafo es responsable de acatar el mandato de su mirada obsesiva y capturar el material que el tiempo y el espacio le otorgan. En aras de ese rol, cada artista asume una postura. La de esta fotógrafa es retratar cada una de las vergüenzas y alegrías de una mujer.

REFERENCIAS:
Vanessa Sanchez

Vanessa Sanchez


  COMENTARIOS