INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Los momentos más decadentes de Amanda Bynes

13 de julio de 2018

Diana Garrido

Amanda Bynes tenía todo para triunfar: talento, fama y langostas bailarinas, ¿qué falló?

Cuando terminó el juicio, la talentosa y divertida niña que llamaba a las langostas bailarinas, se quedó en el olvido, y como hemos visto con otras estrellas infantiles, se apagó en una montaña de drogas, alcohol, perdición y descuido. Ya nada queda de la Amanda Bynes que protagonizó El Show de Amanda.



Amanda se hizo popular por tener su propio programa en Nickelodeon, de hecho ella le dio vida al spin off más querido de todos: Drake & Josh y además permitió que muchos otros niños desearan ser actores, cantantes y hasta comediantes. Es más, ella fue la inspiración de Miley Cyrus o hasta Hilary Duff. Amanda tenía todo para triunfar, pero las drogas se interpusieron. Ella, como como toda joven quería experimentar y conocer, pero llegó al límite a partir de 2010, justo unos años después de que su carrera fuera en declive.



Antes de las drogas, protagonizó varias películas de renombre como Hairspray, Easy A y She's the Man en las que demostró ser mucho más que una chiquilla sumida en problemas. Amanda es mucho más que sus escándalos, los cuales mermaron su carrera y su vida, pero aún hay un hilo de esperanza en ella y en todos los que crecimos con sus personajes.


-

2010: Desnudos


En este momento, Amanda comenzó su transición de niña a mujer. A pesar de tener 24 años, no dejaba la imagen de niña buena atrás, así que decidió acabar con ella de la manera más sencilla y práctica que encontró: posando semidesnuda. Nadie vio mal el hecho de que la dulce Amanda lo hiciera y de hecho, ella lo celebró sosteniendo que era su cuerpo y podía hacer lo que quisiera; no obstante, la revelación verdadera se dio cuando anunció que se retiraría de la actuación. Pero al cabo de un mes, se retractó en Twitter «Ya no me retiro», lo cual hizo sospechar a propios y extraños.



-

2012: La cárcel


Amanda parecía seguir fielmente el ejemplo de Lindsay Lohan y Paris Hilton, ya que se le veía conducir sin precaución en las calles de Los Ángeles a altas horas de la madrugada bajo los efectos del alcohol. En 2012, tras salir de una fiesta, condujo su auto apresuradamente, provocando un accidente leve, pero que alarmó a los autos aledaños. La metieron a la cárcel unas horas. Más tarde provocó otros accidentes similares de los que huía de la escena del crimen y lastimaba personas. Bynes estaba realmente mal.



-

2013: Cambio de look


Amanda tuvo un intenso cambio en su apariencia que incluía un aumento de peso, piercings en las mejillas, cabello de color y ropa escasa. Rápidamente, su actitud también lo hizo y la revistas y periódicos la captaban en momentos vergonzosos, por lo que aseguró que iba demandar a todos los periodistas e incluso amenazó a algunos de ellos vía Twitter. Sin embargo, también se enfrentó a otras celebridades como Rihanna culpando a la cantante de la agresión que sufrió por parte de su novio Chris Brown.



-

2013: Otra vez, la cárcel


Amanda fue detenida en varias ocasiones por poseer drogas e intentar manipular las evidencias. Fue sometida a pruebas de sangre y psicológicas para determinar si estaba en un mal momento, en especial después de haber demandado a su familia tras alegar que vivían a costa de su dinero, por lo que «preferiría verlos en la calle a que vivan con lo que yo gané». Luego de eso, determinaron que, en efecto, tenía un desajuste psiquiátrico.



-

2013: Más y más cárcel


Bynes estaba realmente pedida. Así que condujo por California con el afán de encontrar algo que hacer. Así llegó a la casa de un desconocido y encendió fuego en la acera. Bailaba, cantaba y se regocijaba a un lado de la fogata, por lo que el hombre llamó a la policía y el resto de los vecinos se unieron a su causa. Ella quería ser rapera, así que intentó detener el fuego mientras cantaba a todo volumen. Pero al cabo de un rato en la cárcel, sus padres acudieron por ella pidiendo la custodia legal de la joven, quien accedió con tal de ir a rehabilitación



2014: ¿Recuperación?


Amanda Bynes borró todos sus tuits negativos e intentó tener una vida libre de drogas. Lo estaba logrando. Incluso se inscribió en el Fashion Institute of Design and Merchandising en Los Ángeles. Sin embargo, en septiembre, Amanda fue detenida nuevamente marcando ese año como el de su recaída.


-

2015: Desnudez... otra vez


Amanda estaba libre, pero seguía mostrando signos de desequilibrio emocional, especialmente en redes sociales. Acostumbraba subir fotografías en las que no temía mostrar su cuerpo. Sin embargo, nunca se veía contenta, sino cansada. Amanda se dejó ver en topless, en ropa interior y cubriendo con sus manos alguna parte de su cuerpo, pero lo cierto es que sus rostro lucía diferente. No tenía un brillo propio ni esas mejillas sonrojadas que caracterizaban a la joven Bynes, sus ojos se veían cansados y tenía cierta desolación en sus capturas. Nada estaba bien en la vida de la actriz.




2016: Amenaza a sus padres


Luego de esto, arremetió en contra de sus padres asegurando que ellos la maltrataban y la explotaban dede niña. Ella quería cortarles las venas. No era una exageración, en realidad detestaba a sus progenitores. Para ella, su papá era la peor persona del mundo y se filtró un audio de ella diciéndolo. Su mamá intentó calmarla, pero ella sólo arremetió en contra de su madre. Desde entonces, se mantuvo lejos de ellos.


-

2017: Abuso sexual


A lo largo del año se sometió a estudios diversos y fue diagnosticada con bipolaridad y trastorno depresivo. Se introdujo a un tratamiento en el que se introdujo a un hospital psiquiátrico de Los Ángeles. Esto fue después de que dijera en Twitter que su padre se masturbaba frente a ella y que varias ocasiones, abusó sexualmente de ella. Luego de salir del lugar, no pidió disculpas ni desmintió nada, pero se ha mantenido fuera de foco desde entonces reapareciendo con un notable aumento de peso.



-

Amanda supo hacer de su vida un completo desastre (y nadie puede culparla, considerando sus declaraciones) pero quizá fue la presión de ser una chica ejemplar aquella que la hizo ser mucho más susceptible a los peligros. Aún con ello, logró hacer de su nombre uno de los más reconocidos e importantes en el mundo de las series cómicas e infantiles. En la actualidad, Amanda está lejos de los reflectores, incluso de sus redes sociales, pero a pesar de todo, la tenemos en el corazón y en la memoria como la jueza que llama a las langostas bailarinas al terminar el show.

TAGS: Datos curiosos fotografía de moda cine
REFERENCIAS: Kien y Ke CNN Ew

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los hashtags que tienes que usar para ganar más seguidores Tupac Amaru II: El líder indígena de la primera revolución latinoamericana Pedro Díaz Parada “El Cacique de Oaxaca”, el capo más violento y sigiloso del sur de México Las 10 pinturas más caras de artistas vivos Poema para recordar a los periodistas que defendieron la verdad hasta la muerte 100 consejos que hubiéramos querido escuchar cuando teníamos 15 años

  TE RECOMENDAMOS