INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Belleza e identidad en 13 fotografías de Carlos Álvarez Montero

15 de diciembre de 2017

Carolina Romero

¿Por qué lo juzgas sin conocer?, ¿es la ropa?, ¿son los tatuajes?, ¿el ceño fruncido?

No sabes su nombre. Jamás has hablado con él. No sabes quienes son sus padres, cómo fueron sus condiciones al nacer, ni de qué manera ha sido educado. «No importa», dices, «para mí, él es así» intentando justificar tus prejuicios y dejando de lado la realidad de las personas que juzgas.


 

Pero en el fondo, lo que sientes es miedo; miedo a que la realidad salga de tu esquema. Temes que el mundo no sea como lo piensas. Te da pavor el hecho de que las categorías que has impuesto no sean como has decidido que sean. ¿Es la ropa?, ¿son los tatuajes?, ¿el ceño fruncido? Probablemente no podrías responderlo y eso tiene una respuesta: porque no lo sabes. Simplemente, es un deseo egoísta de cerrar los ojos a otro tipo de realidad.


 

Pero si te atreves, y miras más de cerca, podrás ver que no son diferentes a ti. Son personas que sienten y sueñan como tú, que tienen esperanza, gozan de la alegría e intentan sobrevivir a esta ajetreada y confusa vida. 



Los hombres retratados en estas instantáneas fueron retratados por Carlos Álvarez Montero, un fotógrafo originario de la Ciudad de México y cuyo trabajo se centra en la relación entre la apariencia y la creación de identidad. M de Michoacán, es el título de esta serie. A diferencia de otros registros visuales, el trabajo de Álvarez no busca juzgar. La tarea de la fotografía se centra en mirar; descubrir las peculiaridades de una identidad propia que se ha construido a base de dinámicas propias del entorno.



En entrevista con CLTRA CLCTVA, el fotógrafo narra que los hombres que aquí aparecen pertenecen a pandillas de Zamora, Michoacán. Muchos de ellos regresaron a México después de una larga estadía en Estados Unidos. En la convivencia en un país que no era el suyo, se vieron empujados por la necesidad de crear una identidad propia que los diferenciara del resto.

 

Mucho más allá de una mirada que se pretenda antropológica, política o social, estas fotografías están interesadas en mostrar los elementos estéticos de una subcultura que se maneja bajo sus propios términos. En ese orden, el sentido de belleza se redefine por sí mismo; se nos presenta bajo elementos bien definidos donde podemos encontrar fuerza y dignidad. 



Algunas personas toman por automático el término “pandilla” como sinónimo de “delincuente”, esto no es así. Por lo menos, no es la intención del fotógrafo mostrar una interpretación tal. Sus imágenes nos encaran con eso que sentimos “otro” y que de costumbre se margina y segrega, pero que contiene elementos con los que es fácil identificarnos.

  

Se dio a la tarea de entablar charlas que comenzaran a generar lazos de confianza; dejó de ser un intruso para volverse una especie de cómplice que, a través de la lente, puede transmitir la existencia de la identidad pandillera en ese estado mexicano. 



Hombres como tú que se ven inmersos en un mundo ante el que tienen que defenderse; que buscan una manera de crear su vida, que crean lazos de unión y lealtad y que, sin conocer, son juzgados sólo porque sí.



Conoce más sobre este fotógrafo visitando su sitio oficial y síguelo en Instagram y Facebook para no perderte ninguna novedad.


**


Si te quedaste con ganas de más, conoce más fotografías de Carlos Álvarez Montero y descubre estos 8 sencillos trucos para mejorar tus fotografías instantáneas.

TAGS: Fotoperiodismo fotografía documental fotógrafos mexicanos
REFERENCIAS:

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Qué relación hay entre tus productos de belleza y el cuidado del medio ambiente? Aliens, fanáticos religiosos y el mal mismo: los 10 personajes más aterradores de Stephen King Julius Dein: El hombre que resucitó la magia callejera Dirección Federal de Seguridad, el cuerpo de seguridad élite en México que encubrió al narco A ti, que aunque te di todo mi amor preferiste romperme el corazón Ella es la “Reina del Pacífico”, en Narcos, la serie de Netflix

  TE RECOMENDAMOS