Fotografías que demuestran la realidad de ser un bipolar
Fotografía

Fotografías que demuestran la realidad de ser un bipolar

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

18 de febrero, 2017

Fotografía Fotografías que demuestran la realidad de ser un bipolar
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

18 de febrero, 2017



Depresión, miedo, ansiedad, euforia, éxtasis o manía. Da igual para quien sufre de trastorno bipolar. Al final, todos los caminos conducen a un estado depresivo permanente. El día perfecto puede cambiar en un instante y tornarse oscuro, insuperable. Una tensa calma invade el ambiente y un grito sordo resuena en la mente. Nada es más desesperante que perder la razón en silencio, mientras el resto del mundo parece comportarse normalmente.

Un sinfín de dudas bombardean la mente una y otra vez hasta destruir lo que minutos antes lucía infranqueable. No sólo se trata de pasar inesperadamente de la euforia absoluta al más profundo abismo; ni de momentos llenos de euforia para después caer en un letargo pasmoso, sino de la incapacidad para disfrutar de todos los matices de la vida sin caer en uno u otro extremo. 

ser bipolar carro

ser bipolar besos

ser bipolar arbol

ser bipolar desnudo

En el pensamiento griego clásico el cosmos es el concepto armónico por excelencia. Se trata de un conjunto ordenado que responde según lo esperado, en el cual no hay espacio para fenómenos casuales. El Universo es el mejor ejemplo: su contemplación a través del tránsito repetido de estrellas, planetas y otros cuerpos celestes a lo largo de una vida, trae consigo una sensación de calma. Encontrar lógica y patrones genera certidumbre y tranquilidad.

Lo opuesto al cosmos es el caos, que designa a todo lo impredecible, que escapa de la comprensión humana y no responde a un comportamiento ordenado. La falta de control del hombre de algunos fenómenos causa desconfianza, frustración y miedo ante lo desconocido. 

ser bipolar herida

ser bipolar pockey

ser bipolar dientes

ser bipolar pastillas

ser bipolar seniora

Este binomio es similar a lo que pasa por la mente de un bipolar. Su vida gira en torno al cosmos y de pronto, el mundo se pone de cabeza y nada tiene sentido. Los pensamientos se agolpan sin encontrar un orden aparente y el caos toma el control de su vida mientras todo lo que solía ser se desmorona por dentro. Una incertidumbre se apodera del presente y un espiral decadente amenaza con llevar al límite cada situación hasta la locura.


Las fotografías de Jonas Larsson Folkeson evocan el sutil caos que se apodera de quien alguna vez ha experimentado episodios bipolares. El blanco y negro crean composiciones contrastadas que aparecen en formas aleatorias tan comunes como aterradoras para quien sufre del trastorno. A través de objetos cotidianos, personas, animales y escenas típicas, el fotógrafo sueco crea una atmósfera densa de la que es imposible escapar que remite una y otra vez a la cruel realidad; todo esto sin aludir demasiado a la estética, creando un trabajo honesto y desafiante.

ser bipolar retrato

ser bipolar viejo

ser bipolar camino

ser bipolar perro

ser bipolar final

Larsson fue diagnosticado con trastorno bipolar hace un par de años. A pesar de caer en una severa depresión, el artista encontró una vía de expresión en la fotografía y transformó los abruptos cambios en fuerza creativa. Para el sueco, la serie "Polarity" es mucho más que un trabajo artístico basado en su condición: es una forma de reunir la vulnerabilidad y la omnipotencia, la euforia y el pánico, la luz y la oscuridad y todo cuanto acecha su mente en una serie fotográfica, fiel reflejo de la psique del artista.

Conoce la propuesta artística de Svetlana Alexievich, una fotógrafa que se encargó de recorrer las áreas aún pobladas cerca de la zona de exclusión en torno al sitio donde ocurrió la mayor catástrofe radiactiva protagonizada por la humanidad. Mira el artículo y responde "¿Quiénes viven aún en Chernobyl a pesar del peligro?".  Descubre cuáles son las "100 mejores fotografías de la historia que debes conocer según TIME".




Referencias: