Fotografía

12 fotografías para entender el dolor de quienes perdieron al amor de su vida por el VIH

Fotografía 12 fotografías para entender el dolor de quienes perdieron al amor de su vida por el VIH

Un dolor que, en realidad, fue retratado con el mejor gesto de todos: el de una sonrisa amorosa frente a las negligencias y discriminaciones propiciadas por los gobiernos.



Imagina que la persona a quien más amas en este Universo puede, de un segundo a otro, cerrar sus ojos para jamás volver a abrirlos. Que poco a poco la vida en su rostro se esfume. Pues, bueno. Eso puede suceder. ¿Y no querrías –por lo menos– que sus labios no dejaran de sonreír hasta el último momento? ¿No harías lo imposible para que su último recuerdo fuese tu mano sobre la suya?  


Ahora imagina que alguien le hiciera sentir mal en esos momentos. ¿No seguirías luchando –incluso con más rabia– por demostrarle que éste fue su mejor lugar para estar y el mejor tiempo para ser compartido? Seguramente sí. Sin dudarlo en lo absoluto. Justo como lo hacen los VIH positivos y quienes les acompañan en su camino. 


No hay pacientes más atacados por el prejuicio que aquellos que portan VIH en sus cuerpos. Sobre todo si a estos les entendemos en la década de los 90 y como herederos actuales de los vestigios de la desinformación popular. Más de veinte años después, las víctimas de este virus siguen en batalla de salud, pero también en conflicto con las políticas y las representaciones que se han generado en torno a su padecimiento. Vivimos en pleno y resplandeciente Siglo XXI y aún existen personas con el raciocinio más arcaico sobre la enfermedad, que no se suman ni a campañas preventivas ni a labores sociales que a todos nos deberían competer. 


post-image


Originario de Sudáfrica, Gideon Mendel es un fotógrafo que ha marcado una gran diferencia con respecto a la calidad de compromiso que aquí mencionamos. Gran parte de las últimas décadas ha generado una vasta cantidad de imágenes capaces de crear conciencia sobre la crisis mundial que representa el VIH / SIDA. En los últimos años, él ha sido responsable de reconfigurar la visibilidad de estas condiciones. 


post-image


post-image


En 1993, Mendel invirtió su producción visual de semanas documentando la vida en las salas de Broderip y Charles Bell en el Hospital Middlesex de Londres. La mayoría de los pacientes hasta ese entonces eran hombres homosexuales jóvenes que enfrentaban la perspectiva de una muerte temprana por SIDA. Claro, hoy sabemos que la enfermedad no es exclusiva de la comunidad gay, pero eran los únicos convocados, detectados y preocupados por el tema. 


post-image


post-image


En blanco y negro, este trabajo se centra en cuatro pacientes y los amigos, familiares y médicos que se preocuparon por ellos. El rápido crecimiento de la epidemia generó que muchos hospitales en los años 90 contaran con unidades dedicadas exclusivamente a las personas que padecían la enfermedad; es por ello que el desarrollo de estas vidas en foto cuenta con una ligera sensación de familiaridad con el espacio y cierto carácter hogareño. Gideon fue uno de los pocos fotógrafos que pudo y se atrevió a acceder a las mencionadas salas y emprender la documentación del tabú. 


post-image


post-image


Las presentes fotografías –mismas que componen una colección llamada The Ward– muestran un peculiar "detrás" del profundo estigma de la enfermedad, una historia oculta pero en realidad a la luz de todos los ojos. Amor, cuidados y cariñosas atenciones se posibilitan ante una falta de medicamentos y actitudes hostiles, que a su vez retan a esa predisposición que tenemos ante el tema por verle desolador y lúgubre. 


post-image


post-image


Gideon se aproximó a los pacientes, estudió sus vínculos emocionales e, incluso, generó algunos con ellos, abrió las puertas de lo que parecía que siempre estaría "apestado", exploró las inexactitudes de la cultura global sobre el tema e invitó para hacer el cambio. 

El artista pudo haberse decidido por los retratos de un cuerpo moribundo, de los familiares sollozantes... pero no fue así. Hizo algo mejor. Fotografió el amor. La paciencia. La compañía. La esperanza. Capturó en film cómo se siente tomar de la mano a la persona más especial de tu vida sabiendo que deben aprovechar cada segundo del día. Nos hizo evidente el significado de "valentía" y cómo es que tenemos que hacerle efectivo cuando no queda más que celebrar el estar juntos y aquí. 


post-image


post-image


* 

Todas las fotografías pertenecen a Gideon Mendel. Para conocer su trabajo completo puedes visitar su página oficial. 


** 

Si deseas explorar otras fotografías sobre el VIH, el Sida y sus diversos momentos en nuestra historia, lee sobre éstas que capturaron el recuerdo final de una generación y algunos Mitos y cuidados que debes saber si tu pareja es VIH+.