Formas en las que un cuerpo desnudo muestra su vulnerabilidad en 6 fotografías

Las fotografías de Jessica Evrard muestran cómo un cuerpo desnudo expresa su vulnerabilidad.

Las fotografías de desnudos de Jessica Evrard trascienden la imagen y aportan un sentido diferente. El cuerpo humano es el templo más hermoso y transparente del universo. Es la guarida del alma y en él duermen nuestros miedos y nuestros más valiosos pensamientos. Un cuerpo desnudo puede impresionar y al mismo tiempo asustar, y en la actualidad el desnudo aún se ve como un signo de exhibición antimoralista y de impureza. Por medio de él puedes transmitir tus sentimientos y emociones, es inquietante y está lleno de incertidumbre, ya que no sabes qué descansa en cada uno de los cuerpos de los seres humanos y es una aventura saberlo. Tiene el poder de transmitir todo lo que quiera reflejar el alma, así como el poder de ocultarlo y eso es lo que vuelve a un humano tan interesante. Estar desnudo es de las maneras más sublimes de ser uno mismo, sin disfraces, sin máscaras; en donde demostramos, sobre todo a nosotros mismos, cómo somos y lo que nos forma como seres humanos. Conocemos nuestros temores, nuestros placeres y sobre todo lo que tenemos en el interior de nuestro cuerpo, nuestra alma.


Jessica Evrard


Jessica Evrard


Plasmar a un cuerpo desnudo en fotografías es verdaderamente misterioso. La carne siempre es signo de vulnerabilidad y es la manifestación de la belleza plena sin importar los estereotipos sociales ante ésta, pues la percepción de la desnudez se toma de diferente modo dependiendo de la cultura y la sociedad. Dejando atrás la idea conservadora de la revelación del cuerpo, logramos captar el sentimiento de la fotografía y lo importante es sentirnos identificados, quitarnos quizá la vergüenza y el miedo de la inseguridad que tenemos con nuestra propia piel y el rechazo que a veces mostramos hacia ella. La sensibilidad que nuestro cuerpo provoca debe ser de gran apreciación, pues es capaz siempre de revelar las emociones del alma que lleva consigo.


Jessica Evrard


Jessica Evrard


Jessica Evrard


La fotógrafa francesa Jessica Evrard realiza una sesión de autorretratos llamada En búsqueda del silencio, con la intención de hacer una búsqueda de sí misma por medio de estas fotografías. En 2014 Evrard se encontraba en una situación moralmente difícil, a causa de varios sucesos estresantes en su vida personal. El proceso fue complicado, pues lo único que deseaba era desprenderse y olvidarse de su vida para siempre. Hasta que encontró el autorretrato como medicamento para llenar el vacío, el silencio y su espera interminable. 


Jessica Evrard


En ese sentido, fe una necesidad visceral. Consideraba esta situación como un castigo y tenía miedo de hundirse en la locura y no salir de ella. La "fototerapia" es el término más apropiado para esta serie se desgracias, como ella lo considera. Evrard se expresa principalmente por medio de sus imágenes, pues tiene dificultades para manejar sus emociones diariamente y tiende a guardar silencio. Busca alguna manera de sacar todo lo que se le acumuló. De este modo nacen los autorretratos. Esta actividad la considera como instinto de supervivencia y hasta el día de hoy es la terapia más efectiva que pudo encontrar para descargarse emocionalmente y liberarse de ansiedades.


“La lluvia que caerá de nuevo en mis pensamientos… Me aíslo en mi refugio imaginario, cobijo insonorizado a las paredes invisible, sobre las cuales la violencia de la realidad se estrella, fuera del tiempo, lejos de todo, en el cual intento helar las ideas negras para evitar ahogarme allí"
—Jessica Evrard—

✵✵✵

Ahora conoce estas 16 ilustraciones eróticas de desnudos y placer femenino entre flores y a Egon Schiele, el artista que capturó la fragilidad de los cuerpos desnudos.