Fotografías de las personas que hicieron realidad el sueño que hoy es una pesadilla
Fotografía

Fotografías de las personas que hicieron realidad el sueño que hoy es una pesadilla

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

19 de enero, 2017

Fotografía Fotografías de las personas que hicieron realidad el sueño que hoy es una pesadilla
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

19 de enero, 2017




"Consideramos patentes estas verdades, que todos los hombres son creados iguales, que su Creador les da ciertos derechos inalienables, entre otros el de la Vida, el de la Libertad y el de la Felicidad. Que para asegurar esos derechos, se instauran gobiernos entre los hombres, derivando sus justos poderes del consentimiento de los gobernados, que cuando cualquier forma de gobierno sea destructiva respecto a estos fines, el pueblo tenga derecho a alterar o abolirla, y a constituir un nuevo gobierno…"
Declaración de Independencia de los Estados Unidos, 1776


inmigrantes nueva york

ellis island barcos

barco en altamar

Ningún lugar acogió tantos sueños en la historia como la costa este de los Estados Unidos durante la transición entre el siglo XIX y XX. En un lapso de cuarenta años, más de 12 millones de inmigrantes ingresaron a territorio norteamericano en busca de una nueva vida.

Después de un mes de travesía en altamar, los "hombres libres" de todas nacionalidades, razas y credos acostumbrados a mirar sólo crepúsculos y ocasos con el azul profundo del Atlántico, miraban atónitos cómo un haz de luz se dibujaba en el horizonte. Un par de horas más tarde, un faro dorado resplandecía frente a sus ojos con total claridad; se trataba de la Estatua de la Libertad que funcionó para guiar a los navegantes que llegaban a la bahía de Nueva York durante sus primeros años de vida.

nueva york desde lejos inmigrantes

estatua de la libertad inmigrantes

estatua de la libertad  inmigrantes

Conforme el navío se acercaba a la costa, la gente saludaba agitando sus sombreros y boinas en un movimiento completamente absurdo, pero emotivo ante la emoción de aproximarse a tierra firme de nuevo. En la cubierta, los cientos de pasajeros se arremolinaban para mirar el recién inaugurado monumento, que en aquel entonces lucía su color original reflejando la luz del Sol. Los capitanes hacían sonar las estruendosas bocinas una y otra vez en señal de llegada con tintes festivos.

Era un nuevo principio. La fama de los Estados Unidos en el mundo y el discurso de los Padres Fundadores se mantenía en pie, al menos en el imaginario colectivo de quienes arribaron a Ellis Island con valijas llenas de ilusiones, sin importar su condición social.

inmigrantes en barco

inmigrantes en un barco nueva york

barco en nueva york inmigrante

nueva york barco llegando

 Aunque la distribución en el ingreso y la riqueza marcara una línea casi imposible de superar por más "esfuerzo", "dedicación" y "trabajo" que se invirtiera en ello; tanto los adinerados, que poseían negocios en ultramar y oportunidades de amasar una fortuna mayor, como los criados y "hombres libres" que llegaron a Norteamérica con la intención de venderse a un mejor empleador y el sueño de iniciar un negocio; o los más bohemios, que buscaban inspiración en el Nuevo Mundo para seguir con su estilo de vida. Todos veían esperanza en la desembocadura del Hudson y los edificios que poco a poco, tomaban una dimensión menos humana con el paso de los años.

 inmigracion nueva york llegando

ellis island ninos

Doscientos años antes, los más de 15 millones de esclavos que poblaron el territorio que va desde los Apalaches hasta la Sierra Nevada llegaron al norte y sur de Ellis Island, al puerto de Marblehead y Jamestown, respectivamente. Sin tierra, identidad, ni familia, construyeron los cimientos de la "grandeza" que hoy pretende devolver el más reacio conservadurismo norteamericano, junto con los pueblos nativos que a sangre y fuego, fueron arreados de este a oeste y de norte a sur, hasta que el territorio que les pertenece por la fuerza de la historia, cedió paso a la "civilización" –lo que quiera que eso signifique–.

"Hermano, cuando vinimos aquí para relatar nuestras quejas sobre las tierras, esperábamos que se nos atendiera y te hemos dicho que era probable que se rompiera el Gran Acuerdo de nuestros antepasados.  Hermano, ahora nos dices que se nos reagrupará en Albany, pero los conocemos demasiado bien, no nos fiaremos de ellos, porque ellos no son personas sino diablos y... en cuanto lleguemos a casa enviaremos un Cinturón de Wampun a nuestros Hermanos de las 5 Naciones para informarles que el Gran Acuerdo entre nosotros está roto. Así que, Hermano, no esperes oír más noticias de mí y Hermano, nosotros tampoco queremos saber nada de ti".

barco de inmigrantes

Aún con las promesas rotas de Jefferson, Madison y Washington, que poco a poco se fueron desdibujando con el peso de la historia, con los Estados Confederados y el esclavismo, con los discursos que hoy se enarbolan so pretexto de la seguridad nacional y la amenaza del terrorismo, con la brutalidad policial contra la raza negra y la larga lucha contra el racismo, con el macartismo y la persecución sistemática de quienes piensan distinto a los ideales del libre mercado, con la segunda enmienda como arma y excusa, todos tienen algo en común:

Tanto iroqueses, como cheyennes, creeks, irlandeses, escoceses, italianos, africanos y latinoamericanos construyeron cada bloque de la grandeza sobre la que hoy se sustenta el país más poderoso del mundo. 



-
Conoce un lado distinto a la historia oficial de los Estados Unidos luego de leer estos "5 libros sobre la grandeza de EU que Donald Trump no quiere que leas". ¿Qué opina el presidente del país más rico del mundo sobre la ciencia? Conoce los "6 hechos científicos que niega Donald Trump".







Referencias: