Fotografías de los orfanatos en la India donde los niños mueren lentamente

jueves, 15 de septiembre de 2016 8:06

|Julieta S



Nacieron como una mercancía y viven peor que si sólo fueran objetos. No son huérfanos pero sus familias los venden o son arrebatados de su lado para hacer un negocio gigante. Más que amados, queridos o cuidados por sus padres, los niños de la India han sido trasladados a orfanatos en condiciones paupérrimas que son similares a cárceles o auspicios sin la mínima posibilidad de progresar. La alimentación e higiene apropiada se ha convertido en un placer inexistente que probablemente se materialice pocas ocasiones durante una semana.


golpes-orfanatos-en-la-India

[Te puede interesar: Retratos de las niñas que escaparon del terror y la muerte de Boko Haram.]


dar-orfanatos-en-la-India.jpg

Son golpeados y no reciben tratamiento médico si es que enferman. Sus padres, en un intento fácil para salir de la miseria, decidieron que sería mejor enviarlos con esos hombres carismáticos que un día acudieron a su pueblo para prometerles los tesoros más preciados a cambio de la vida y dignidad de ese niño que ahora ni siquiera los recuerda.



Como si se tratara de la renta de un cuarto de motel o de un auto, estos niños son utilizados y expuestos por unos cuantos pesos, mientras donaciones de hombres poderosos y extranjeros sólo se ven reflejadas en las estratosféricas cuentas de los dueños de estos sitios.


cuidador-orfanatos-en-la-India.
[ Te puede interesar: Fotografías de todo lo que una mujer menstruando no puede tocar en Nepal.]

desnudo-orfanatos-en-la-India.jpg


Aquellos familiares que ofrecieron a sus hijos suelen creen que se encuentran bien, sin ningún tipo de carencia. En otros orfanatos, asegura la UNICEF, los niños son secuestrados para nunca más ver su hogar. Si se trata de un orfanato más o menos legal, los niños pueden visitar a sus padres en vacaciones... sólo algunos. Los más grandes se quedan en el auspicio para nunca ver la luz ni tener una vida plena.  


En el pueblo de Mamamllapuram, estado indio de Tamil Nadu, se distingue por sus múltiples orfanatos llenos de niños de pequeñas comunidades que viven ahí con la promesa de una mejor calidad de vida. Las instalaciones no cumplen con las mínimas normas de seguridad pero las mantienen de ese modo para que los turistas sientan compasión y se comprometan a ayudarlos.  Conviviendo con ratas, insectos, basura y enfermedades e infecciones, los niños arriesgan la vida.

 

cocina-orfanatos-en-la-India

Su vida carece de sentido y emociones. Se divierten con lo poco que tienen a su alcance… una bola de papel, algún juguete desgastado, los palos que ya no soportan esa cama desvencijada en la que un día se recostaron. Han ganado cuatro palos para jugar y algunos resortes pero el colchón ya no está, en cambio, deben dormir en el suelo, amontonados, dispuestos a luchar por un espacio de suelo que les permita apoyar su espalda por algunas horas, esperando conciliar el sueño mientras las patadas de los compañeros de habitación se hacen cada vez menos notorias cuando el cansancio los vence.


juguetes-orfanatos-en-la-India

Este es el hogar de los niños que juegan en el suelo. No tienen juguetes, aunque los turistas donan mucho. Los juguetes que recibieron se vendieron inmediatamente por el director.

Éste es el hogar de los niños que juegan en el suelo. No tienen juguetes, aunque los turistas donan mucho. Los que recibieron se vendieron inmediatamente por el director.


Si ya no hay espacio, un rincón superior de un mueble, les permite tener una plática tranquila mientras todos los demás se dedican a hacer lo que les plazca, escapando por un instante entre los sueños de un futuro mejor en el que son actores, artistas, músicos o sultanes de algún lugar lejano.
Das Gemuebles-orfanatos-en-la-India

Los hombres que administran la entrada, gordos de tanto comer, preparados para dar una cantaleta que convenza a los extranjeros de desembolsar cuantiosas sumas económicas, se sientan a trabajar a diario desensibilizados por lo que ocurren: lo único que les preocupa es ganar más. La salud, felicidad y condiciones de vida de los menores son efectos secundarios que sólo se interponen en su camino a la posibilidad de adquirir una casa o comprar lo que alguna vez soñaron.

cuentas-orfanatos-en-la-India

Humanos al fin, los pocos escrúpulos sólo nos hablan de lo que alguien está dispuesto a hacer para evitar vivir en las mismas condiciones por un instante más.

caricias-orfanatos-en-la-India.

Los niños viven con miedo. Un apretón de manos, un guiño, la caricia que nunca han recibido de sus padres, los hacen desconfiar de los cuidadores del lugar. “Nunca son tan buenos”, “algo querrán”, “seguro me espera una golpiza” y otras imágenes que se dibujan en su mente después del falso que reciben en cantidades mínimas.

En cada orfanato existe el libro de visitas con tres casillas: uno para el nombre del visitante, otro para la nacionalidad y el tercero, con un enorme texto que dice “CONTRIBUCIÓN”, para aquél que desee ayudar a los niños. Las puertas, abiertas a todas horas, no restringen el paso a ningún visitante. No hay control en el acceso y considerando el peligro que los infantes corren debido a la pederastia, el destino de los niños es aun más incierto.

 

Cualquiera puede ser voluntario, no es necesario tener experiencia con menores y mucho menos tener estudios de Pedagogía. Si eres extranjero, el único requisito es la donación, dinero que más tarde nadie ve, sin gestión ni supervisión, sólo enriquecen las manos de unos cuantos.

desaparecidos-orfanatos-india.

orfanatos-en-la-India-sandra-hoyn
escuela-orfanatos-en-la-India.

Si alguien se queja sobre desapariciones de niños apadrinados, se hace caso omiso de lo que ocurre y la vida en la India sigue su curso. Los niños que permanecen, están completamente desnutridos y, evidentemente, tenían heridas de los abusos que sufrían a diario.

 

 

orfanatos-en-la-India-clases.

 

 

Sandra Hoyn intenta demostrar con sus fotos la miseria de los orfanatos sólo abiertos para turistas, para seguir manteniendo una farsa que nos perturba cuando nos damos cuenta de la realidad. Si quieres conocer más de su trabajo, puedes ver Fotografías de los burdeles de Bangladesh, donde la prostitución es legal y las mujeres no tienen derechos”.







REFERENCIAS:
Julieta S

Julieta S


  COMENTARIOS