12 fotografías de BDSM tomadas por uno de los surrealistas más importantes

Martes, 21 de noviembre de 2017 17:35

|Eduardo Limón
fotografias de man ray william seabrook

La relación Man Ray y William Seabrook nos regaló una producción fotográfica tan importante, que sin ella jamás entenderíamos el bondage y el sado como lo hacemos hoy.

El escritor norteamericano W.B. Seabrook (1884-1965) —ocultista, periodista, explorador y caníbal confeso— es uno de los personajes más extraordinarios en nuestra historia; es el hombre a quien le debemos la primera novela de zombies de la historia y uno de los sujetos que construyó nuestro vasto imaginario sexual en la fotografía.


Fue su encuentro con Man Ray el que, conjugando todo un imaginario por el que Seabrook siempre se sintió atraído a partir de misterios antiguos, ritos nebulosos y creencias escabrosas, gestó una colección de fotografías repletas de tabúes y fetiches que pocas veces se vieron con anterioridad.


Ray, uno de los artistas más importantes para el surrealismo, hizo varias fotos BDSM y de erotismo distópico durante los años 1920 y 1930, también realizó otros trabajos de diversas técnicas y soportes. Centró sus intereses estéticos en "lo primitivo" y “lo extraño”, pero no fue hasta su diálogo profesional e íntimo con el autor de The Magic Island que su producción tomó este vuelco de placeres hasta entonces ocultos.


fotografias de man ray william seabrook 1


Con una infancia plagada de castigos corporales, una adultez siempre penetrada por el ego y una creciente afición por el dolor que infringe placer, Ray estableció una fuerte conexión entre vida artística y vida íntima-masculina; entre autoridad en la cama y poderío en el machismo bohemio de la época. Éste fue el escenario para que las colaboraciones sadomasoquistas con Seabrook fueran de las más importantes y polémicas de su vida.


El interés de Man Ray por el sadomasoquismo era más teórico, mientras que el de Seabrook era práctico. En realidad, contaba con tanta notoriedad y relevancia expuesta, que él mismo fue un caso interesante para la sociedad de esa era, uno de los pocos casos bien documentados de “pervertidos” en el período post-victoriano, anterior a la Segunda Guerra Mundial.


fotografias de man ray william seabrook 2


fotografias de man ray william seabrook 3


fotografias de man ray william seabrook 4


fotografias de man ray william seabrook 5


fotografias de man ray william seabrook 6


La afición de Seabrook por la esclavitud era bien conocida, y tanto él como su exesposa, la escritora Marjorie Worthington, fueron francos en su autobiografía y sus memorias. Asimismo, dicho hombre unió esfuerzos con Man Ray y su amada Lee Miller para generar tantas imágenes fueran posibles alrededor de prácticas hasta el momento sórdidas.


Alrededor de 1929, Seabrook encargó a Man Ray una serie de fotografías femeninas en cautiverio. Al respecto y en una carta al artista, el responsable del término zombie en la cultura popular le escribió:


«Tengo algunas ideas tentativas adicionales para llevar junto con la máscara negra; una túnica de sacerdote negro y un sombrero de pala con línea recta como las que se ven en la calle; oculto debajo de él, un corsé de reloj de arena con forma de avispa acabado en una tela brillante que parezca de acero pulido, o en un material de cuero negro para que coincida con la máscara. También botas o zapatillas con tacones fantásticamente altos (…) Llevaré a la joven a tu estudio por un rato a eso de las cinco y media de la tarde».


fotografias de man ray william seabrook 7


Actualmente y en torno a estas representaciones explícitas del fetiche, se especula que de hecho no todas las fotografías fueron disparadas por Man Ray, sino por Jacques-Andre Boiffard, su asistente en cuarto oscuro. También se cree que el cese de este trabajo llegó tarde o temprano dada la fascinación por la espontaneidad en el acto por parte de Ray, en contraste con las planeaciones hipermeticulosas y fantásticas que desarrollaba Seabrook.


Al parecer, tampoco le agradable que Miller apareciera en esas fotos; aunque esto seguramente supone uno de los tantos episodios de celos que tenía el artista hacia su pareja sentimental.


fotografias de man ray william seabrook 8


fotografias de man ray william seabrook 9


fotografias de man ray william seabrook 10


fotografias de man ray william seabrook 11


fotografias de man ray william seabrook 12


En alguna ocasión Man Ray contó: «Cuando nos fuimos del lugar, [Lee Miller] me dijo que había conocido a un hombre al que le gustaba azotar mujeres, que no era nada nuevo para ella. Tampoco para mí, pensé. Yo había azotado mujeres un par de veces... » Quizá fue entonces cuando a este grande del arte le absorbió la creatividad escondida en los sádicos estallidos de la pasión; sin embargo, no fue sino hasta su romance imaginativo con Seabrook, que se adentró en el refinamiento de la perversión y nos regaló este episodio fotográfico al que debemos tanto.


**

Ahora lee:

La breve historia que debes conocer sobre la fotografía post mortem

Fotografías históricas de mujeres fumadoras de opio

Eduardo Limón

Eduardo Limón


Editor de Fotografía y Moda
  COMENTARIOS