Encuentros sexuales en un baño público en 13 fotografías

Jueves, 21 de diciembre de 2017 10:49

|Eduardo Limón
fotografias de marc martin

Los baños públicos no son necesariamente para orinar, también son espacios de libertad sexual y descubrimiento homoerótico.

Con un intenso aroma a cloro, humedad, baratos artículos de limpieza y orina, los baños públicos siguen siendo –y probablemente serán en un futuro– un espacio de encuentros si no homosexuales, por lo menos homoeróticos. Obedeciendo a una larga tradición de políticas heterosexuales y actitudes machistas que pretenden enaltecer al hombre enclaustrándolo en eventos del mismo sexo, que une fraternalmente a los miembros de la virilidad, los mingitorios y los urinales son también los habitáculos perfectos para el hallazgo del placer, la curiosidad, el desparpajo y la erotizac­­ión de los cuerpos.


fotografias de marc martin 1


Con una historia bastante tórrida de encuentros violentos, abusos, grupos underground y propagación de enfermedades sexuales, los baños públicos, especialmente aquellas áreas dispuestas para el orinar masculino, gozan de una reputación muy dudosa en la cultura popular. Todos sabemos que el hombre mea parado y frente a otros más que por una razón anatómica o natural, por motivos de comunión entre lo que nos mantiene como animales territorialistas y sujetos orgullosos de su sexo. Sin embargo, ese mismo acto que nos define como machos y dueños del aire que nos rodea, también es el escenario perfecto para que los varones calculemos nuestras ventajas o desventajas con los congéneres, para que el varón común descubra las otras molduras de la masculinidad y para que averigüe cómo la sexualidad es una colección de espectros muy fácil de moldear.


fotografias de marc martin 2


fotografias de marc martin 3


En este contexto se sitúa la producción del fotógrafo francés, Marc Martin; un artista que ha explorado la historia y encuentros dentro de los baños públicos en Europa. Entendiendo a estos últimos, sí, como santuarios de la hombría y la desfachatez de un miembro expuesto para orinar, pero también como cuevas rituales donde hay hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.


Durante generaciones así ha sucedido, por largos años el propósito de los baños públicos se ha extendido más allá de las necesidades fisiológicas del varón, hay mucho que se encuentra en esos sitios; algunas veces considerándose esta evolución como vergüenza para la comunidad gay, en otras ocasiones, simplemente como un suceso incontrolable que siempre se ha dado en los sanitarios o regaderas públicas. Basta con revisar la historia del Europa u Oriente para saberlo.


fotografias de marc martin 4


fotografias de marc martin 5


Quizás, y para agilizar el entendimiento de lo que aquí describimos, los baños públicos eran –son todavía– el Grindr más sincero y efectivo de la sexualidad humana; por lo menos así sucede con aquellos destinados al sexo masculino. Especialmente los que aún se encuentran en barrios marginados o zonas desprovistas, donde una penumbra de insultos racistas, bromas que se convierten en delito y costumbres extremadamente convencionales, fuerzan a la construcción espacial (y virtual) de un habitáculo para la intimidad o las siluetas del amor.


fotografias de marc martin 6


fotografias de marc martin 7


Existe así, toda una cultura recóndita de los urinarios urbanos; hay reglas, performáticas y códigos que permiten el encuentro ya sea de otro cuerpo en su totalidad, como de la simple idea en torno a los demás hombres. Los baños públicos son un episodio sórdido en la sexualidad humana –y considerada diversa– que poco a poco se desvanece, pero que sigue vigente en ciertos rincones y debe revisarse con mayor cuidado que un simple calificativo de desagrado.


fotografias de marc martin 8


fotografias de marc martin 9


Los relatos perdidos y la narrativa casi oculta de los baños públicos –no sólo en Europa sino en todo el mundo– guardan en su interior las aventuras de muchos homosexuales, trans, escorts y libertinos, no sólo en claves de placer, sino de derechos, problemas sociales y discusiones humanísticas.


Es gracias a la fotografía de Martin y los acontecimientos frente a un urinal, aún silenciados, obligados a situarse en la falsa privacidad y sin ser debidamente documentados por nadie, que podemos entender cómo estos encuentros carnales, transitorios, inusualmente sociales y ocultos a plena luz del baño popular, se convirtieron en centros de reunión donde la clase social y las diferencias entre culturas u otro tipo de antecedentes… para gestar grupos de identidad, acción política y juegos de seducción.


fotografias de marc martin 10


Entre miedo y riesgos sociales o de salud, muchos hombres homosexuales o no, guiados por la libido o la curiosidad de su propio sexo, encontraron refugio en estos sórdidos espacios que ofrecían sexo inmediato y acercamiento a un erotismo que su heterosexualidad no les permitía. El baño underground –muchas veces satanizado y degradado por la misma comunidad LGBT+ y en varias ocasiones denunciado e incendiado por la sociedad conservadora– se convirtió sin saberlo en lo que Martin fotografía hoy: la visibilidad de “lo otro” y la urgencia de una política más tolerante para frenar el VIH, crímenes de odio y demás catástrofes.


fotografias de marc martin 11


Martin ha pasado años recopilando miles de objetos históricos y fotografías, además de una compleja investigación documental para su proyecto Public toilets & Private affairs; el resultado son dramatizaciones del cruising como una utopía de la libertad sexual, la visibilidad digna y un revisionismo histórico contado desde la supuesta ilegalidad del “sexo sucio”. La fotografía de este artista nos hace repensar esa idea de que los urinales públicos son merodeados por hombres perversos y nos presenta un contra-estereotipo donde jóvenes como Marcel Proust, Jean Genet, Henry Miller, Paul Verlaine y Arthur Rimbaud –de quienes se sabe que frecuentaban dichos sitios–, son la felicidad de la autonomía. Goce que, de hecho, es rastreable aún, si tomamos en cuenta su necesidad en lugares donde ser gay continúa en la ilegalidad.


*


Todas las fotografías le pertenecen a Marc Martin y puedes ver su trabajo completo dando click aquí o visitando su Instagram.


**

Ahora lee:

16 fotografías para dejar de ser un ingenuo en la cama

Incómodas fotografías de desnudo que te harán dudar sobre lo que significa la belleza

Eduardo Limón

Eduardo Limón


Editor de Fotografía y Moda
  COMENTARIOS