INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

16 fotografías del antes y después de la cirugía plástica de Michelle Salas

17 de julio de 2018

Diana Garrido

Diego Boneta salió con Michelle Salas en 2013 y nunca nos dimos cuenta.



En efecto, el encargado de darle vida a "el Sol" en su serie biográfica, Diego Boneta, fue novio de Michelle Salas. Durante un tiempo, él se fue a vivir a Los Ángeles para consolidar su incipiente carrera como actor. Sin embargo, al no conocer muchos mexicanos se encontró con Michelle, quien para entonces, no ocultaba la relación cercana que había construido con su padre.


Diego aseguraba que la rubia no le hacía caso, ni lo miraba, es más, ni siquiera estaba en su radar. No obstante, asistieron como "pareja" a la entrega de los Oscar en 2013 y se les vio muy cercanos. Ambos negaron haber tenido un romance, sólo se dijeron buenos amigos.



A pesar de todo, Boneta siempre la aduló declarando que era una mujer muy guapa y que esperaba que un día lo volteara a ver, incluso, hubo quien lo vio merodear por joyerías de prestigio en EE.UU buscando argollas de compromiso. Hasta este momento no sabemos si en verdad hubo o no algo más allá de la amistad, pero, a la joven modelo le llovieron críticas por "despreciar" al actor diciéndole que no era lo suficientemente guapa como para hacerlo.





Mentira.


Michelle es muy atractiva y lo lleva en los genes puesto que su familia materna desciende de Silvia Pinal, pero por su lado paterno goza de las ventajas de la belleza también, así que simplemente se defendió de las críticas negativas con estilo. Es decir, se convirtió en una de las modelos más asediadas de Latinoamérica y es la influencer más destacada de México. Sin embargo, las cirugías plásticas le han ayudado a mejorar físicamente.




Hay quien asegura que tuvo la suerte de contar con los mejores cirujanos, gracias a su padre y otros simplemente creen que tuvo retoques sutiles que complementa con una rutina de belleza constante. Desde niña contó con los mejores dermatólogos para tratar su piel y mantenerla limpia y suave, pero, Michelle no se sentía del todo a gusto con su físico y recurrió a la cirugía plástica.




De todos sus cambios la cirugía de nariz fue el más notorio, pero también el que más le favoreció puesto que adquirió un estilo mucho más sofisticado y estilizado, cortesía del estilo que poco a poco adquirió con las prendas de diseñador que usaba y lentamente fue formando su propio look que comenzó a compartir en las redes sociales, en especial cuando Luis Miguel reconoció su paternidad y ella se fue a vivir a Los Ángeles.




«Ya no quiero que me compadezcan por ser la hija no reconocida de Luis Miguel, cuando él sabe que existo. No le pido una vida, solo quiero que me dé cinco minutos para que me explique sus razones. Que me diga qué pasó y ¡ya!»
—Michelle Salas a Quien





Fue hasta 2007 que el cantante comenzó los trámites para darle el apellido a la chica, cuyo nombre sólo lo acompañaba con el de su madre, Stephanie Salas. De igual forma, Alejandro Asensi, representante de "el Sol" le ayudó a tener un encuentro con la niña quien en su intento por conocer a su padre, no dudó ni un minuto en someterse a las pruebas necesarias. Pero aceptémoslo, aún con las cirugías, Michelle es muy parecida a Luis Miguel




Llegó entonces, la oportunidad para que la joven brillara en las altas esferas de Hollywood como una de las musas de la casa Dolce & Gabbana, misma que la invitó a desfilar en Milán y recientemente, en México. Pero no sólo eso, Michelle tiene una severa obsesión con verse bien y dar un gran ejemplo a las mujeres del mundo. Ella nos enseña que no es necesario matarse de hambre o maltratar sobremanera el cuerpo, simplemente hay que ser constante.




Salas —o mejor dicho, Gallego—tiene el apoyo de sus padres y su familia quienes la acompañan y promocionan su trabajo. Ella no sólo luce un rostro más estilizado por las cirugías; sino que porta con orgullo prendas costosas, joyería fina y bolsos de marca que lucen realmente bien en ella.




Si, sabemos que Michelle Salas se operó la nariz, se aumentó los pómulos y recientemente se aumentó los labios. De igual manera, se sometió a un tratamiento de endodoncia y ahora luce una sonrisa espectacular. ¿¡Qué importa si se operó, si ocurrió tras ser reconocida por Luis Miguel o si salió o no con Diego Boneta!? Michelle es una de las modelos más famosas y comprometidas con su labor, así que, aunque ha cambiado bastante, no ha sido para mal y nos permite conocerla a profundidad con su cuenta de Instagram y su maravillosa presencia en el mundo de la moda.



TAGS: Datos curiosos fotografía de moda fotografía documental
REFERENCIAS: Clase Quien

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Tupac Amaru II: El líder indígena de la primera revolución latinoamericana Pedro Díaz Parada “El Cacique de Oaxaca”, el capo más violento y sigiloso del sur de México Las 10 pinturas más caras de artistas vivos Poema para recordar a los periodistas que defendieron la verdad hasta la muerte 100 consejos que hubiéramos querido escuchar cuando teníamos 15 años Bioenergética: cómo dominar la terapia que te liberará de la angustia del pasado

  TE RECOMENDAMOS