Paco: la cocaína de los pobres y sus terribles consecuencias en 14 fotografías

Martes, 20 de marzo de 2018 11:44

|Carolina Romero
fotografias de valerio bispuri

La droga más adictiva que la heroína a través de las desgarradoras fotos de Valerio Bispuri.



Nadie nace adicto. Las personas que se encuentran en situación de calle, abandonados por sus familias y al borde de la locura, fueron alguna vez seres humanos capaces de controlar el consumo de alcohol y drogas. Los escenarios pudieron ser muchos: una fiesta de graduación, la curiosidad de sus primeros años de secundaria o el doloroso sentimiento de soledad que acompañó sus vidas.


Al final no importa porque ya está hecho: ellos no pueden dar vuelta atrás. Han entrado a una ruta sin regreso donde el "hubiera" se canceló para siempre. Historias como éstas se cuentan por miles de millones en el mundo. Pero en Argentina se ha escrito una de las más dolorosas: la adicción al paco.


El infierno comenzó en el 2001 tras la dura crisis financiera por la que atravesó el país sudamericano. Si bien la droga siempre ha existido ahí; antes de ese año sólo era una zona de tránsito para la cocaína que venía de Bolivia y viajaba hasta Europa o Estados Unidos.


fotografias de valerio bispuri 1


fotografias de valerio bispuri 2


fotografias de valerio bispuri 3


Con el desastre, la cocaína comenzó a quedarse dentro de las fronteras, los casos de adicciones se dispararon súbitamente. Los consumidores conocidos como los “paqueros” comenzaron a ver en esta especie de pasta blanca la única manera de sobrevivir a su ansiedad por narcóticos.


Una dosis cuesta aproximadamente medio dólar. Puede parecer una droga barata pero, aun así, muchos hombres y mujeres terminan en la calle al vender todas su pertenencias para una próxima dosis. Cuando esto ya no es suficiente, el robo se vuelve la única opción.


Desprovistos de toda voluntad y autocontrol, se ven inmersos en un oscuro universo de necesidad, y aunque es considerada la “droga de los pobres” —por ser más barata que la cocaína—, el problema del consumo se hace cada vez más grande y ha llegado hasta los sectores más privilegiados de la población.


fotografias de valerio bispuri 4


fotografias de valerio bispuri 5


fotografias de valerio bispuri 6


Esta droga tiene un efecto extremadamente corto y produce adicción desde la primera ingesta. Incluso, llega a ser mucho más adictiva que la heroína. Lo peor del caso es que el efecto dura sólo de cinco a diez minutos.


Valerio Bispuri, autor de estas fotografías, explica la condición retratada en estas imágenes:


«Los niños de doce a diecisiete años que viven en guetos urbanos se encuentran entre los más afectados por esta adicción. Este fenómeno crea un ejército joven de "muertos vivientes" que hará cualquier cosa para obtener su dosis, con devastadores efectos humanos, sanitarios y sociales para comunidades enteras».


fotografias de valerio bispuri 7


fotografias de valerio bispuri 8


fotografias de valerio bispuri 9


¿Cuántas personas están muriendo ahora mismo por el consumo de paco?, ¿cuántas familias están llorando por la pérdida de uno de sus integrantes que ahora está en las calles intentando conseguir una dosis?, ¿cuántos niños están cancelando todas las posibilidades de sus vidas para convertirse para siempre en adictos? No lo sabemos. Pero en 2007, los usuarios de Paco ascendían a 85 mil. Hasta ahora, no hay cifras contundentes al respecto.


Esta variación de droga está compuesta por elementos altamente nocivos: veneno para ratas, queroseno, polvo de vidrio, bicarbonato, agua y muy, muy poca cocaína. Quienes las “cocinan” para luego venderla, también le agregan virulana metálica para que encienda. También es conocida como “basuco”, “bicha”, “base” o “carro” y es sumamente fácil encontrarla en las villas del Rosario.


fotografias de valerio bispuri 10


fotografias de valerio bispuri 11


fotografias de valerio bispuri 12


Tan rápido y tan desastroso fue su efecto que las madres de los adictos han formado comités de prevención y rehabilitación. Al principio se creyó que se trataba de una droga de exterminio que el propio gobierno había creado para destruir a los adolescentes más vulnerables. Probablemente esto esté lejos de la realidad; no obstante, es un problema que se ha salido de las manos y ha traspasado las fronteras hacia algunos países europeos.


Las fotografías de esta serie son desgarradoras. De detenerse a verlas, es evidente el grado de sufrimiento que estos sujetos viven; que no se trata de su elección, que ellos no están decidiendo estar en esas condiciones, que es algo que los ha consumido por completo y que sus almas ya están en otra parte.


fotografias de valerio bispuri 13


fotografias de valerio bispuri 14


El fotógrafo siguió los pasos de los adictos por varios meses para conseguir estas crueles instantáneas. Una labor indispensable para ponerle rostro a las víctimas del consumo de sustancias. Sin ellas, este problema se reduce a cifras y a estadísticas cualesquiera. La imagen funciona como un elemento no sólo de registro, sino también de denuncia y concientización.


-

Valerio Bispuri es un fotógrafo que nació en Roma. Más tarde estudió Literatura y se graduó, pero el curso de la vida lo llevó hacia la fotografía. Gracias a ello se decantó por el periodismo, lo que le dio la oportunidad de colaborar en revistas italianas y del resto del mundo.


Su interés estriba en retratar las condiciones reales de América Latina, esas que el mundo normal se niega a ver. Mira más de su trabajo desde su página oficial y síguelo en Instagram para no perderte ninguna novedad más.


REFERENCIAS:
Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista
  COMENTARIOS