¿Quién tomaba las fotografías en los campos de concentración?
Fotografía

¿Quién tomaba las fotografías en los campos de concentración?

Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

2 de junio, 2017

Fotografía ¿Quién tomaba las fotografías en los campos de concentración?
Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

2 de junio, 2017




Imagina que no tuvieras ninguna fotografía de cuando eras niño. Piensa qué pasaría si tus padres no se hubieran encargado de resguardar esas instantáneas en un álbum familiar. ¿Cómo te imaginas que recordarías tu infancia?, ¿no sería una lástima no tener ni un sólo registro de lo que un día fuiste y jamás volverás a ser?

La fotografía no tiene sólo un carácter meramente anecdótico. Es el registro de momentos precisos e irrepetibles, manifiesta su aspecto más crucial; permite recordarnos el pasado. La fotografía impide que el olvido borre para siempre lo que ha existido alguna vez.

No todo son buenos recuerdos. Algunas veces su intención es mostrarnos todo su horror. En el mejor de los casos, estos registros lumínicos servirán para un propósito: ver el dolor a la cara y evitar su repetición. En este aspecto, pocos ejemplos son tan conmovedores e icónicos como el holocausto.

fotografia campo de concentracion-h600

Seguro has escuchado o leído millones de palabras referentes a este ignominioso capítulos de la humanidad pero, sin duda, lo que te ha impactado más, son las imágenes que has podido observar sobre este acontecimiento. ¿Cómo te imaginarías que fue la matanza de millones de personas si no hubiera imágenes que lo mostraran?, ¿sentirías lo mismo respecto a este suceso?

Muy probablemente no. Las fotografías obtenidas desde los campos de concentración han hecho evidente a los ojos de todo el mundo el alcance de la maldad humana y los límites del dolor. ¿Alguna vez te preguntaste quién tomó esas fotografías en esas horribles circunstancias?

Uno de ellos fue el polaco Wilhelm Brasse, quien murió apenas en 2012 con 95 años de edad. Prisionero en 1940 en los campos de concentración nazi,  fue obligado a retratar el infierno vivido en Auschwitz por sus conocimientos con la cámara. No tenía idea de que eso le salvaría la vida.

fotografias en los campos de concentracion blanca-h600
Más que respuestas ─porque para este hecho no existe ninguna válida─ al mirar estas fotografías nos asaltan preguntas dolorosas pero muy humanas. 

¿Quiénes son las personas aquí retratadas?, ¿en qué están pensando?, ¿qué es lo que han perdido?, ¿de qué modo murieron?

fotografias en los campos de concentracion raya-h600
¿Es acaso humano la provocación de un dolor tan intenso? 

fotografias en los campos de concentracion miedo-h600


¿Cuáles son las indicaciones del fotógrafo al momento de disparar la cámara?

fotografias en los campos de concentracion perfil-h600


¿Qué historia dejó atrás esta mujer?, ¿está pensando en alguien que ha perdido?

fotografias en los campos de concentracion reyas-h600


¿Cuántas cosas no habrán mirado esos ojos?

fotografias en los campos de concentracion mujer-h600

¿La esperanza aún será accesible?

fotografias en los campos de concentracion negro-h600


¿Dónde está su familia?

fotografias en los campos de concentracion blanco-h600



¿Qué pasó después de esta fotografía?

fotografias en los campos de concentracion a-h600

¿Será este el límite del miedo?

fotografia campo de concentracion miedo-h600

¿Qué emociones sentiste al deslizar estas imágenes?

Estas desgarradoras fotografías no son todo. Existen otras  más desoladoras; se trata de  los retratos de niños sometidos al horror de ser víctimas de un médico sádico: Josef Mengele, quien experimentaba con los pequeños para, según él, perfeccionar la raza aria.

Sus crueldades eran tales, que se dice que una vez cosió a dos niños de cuatro años por la espalda, el dolor que vivieron era inimaginable, hasta que murieron por la gangrena ocasionada por la costura.

fotografia campo de concentracion ninos-h600

Brasse fue uno de los fotógrafos más importantes, no sólo porque capturó casi 50 mil fotografías, sino porque dentro de este infierno, capturó la esencia misma de el horror y sus instantáneas son capaces de movernos profundamente pese al transcurrir de los años. 

**
El mundo de la fotografía es tan extenso que abarca desde estos oscuros y lastimosos temas, hasta fotografía de moda cuestionada por su presunta banalidad; pero también es un punto de partida para repensar conceptos establecidos que creíamos inamovibles, como la masculinidad y sus manifestaciones.



*
Referencias

El País
The New York Times





Referencias: