NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Jonathan Leder: Fotografías que te devolverán la libido en 69 segundos

4 de enero de 2018

Eduardo Limón

O quizá menos...

La cuenta regresiva comienza ahora. Tienes exactamente 9 segundos para tomar aire, sostener el oxígeno en tus pulmones y permitir que tu pulso sanguíneo comience a acelerarse. Para dar paso a la humedad de tu sexo. 


Ahora, un minuto de veloz scroll: 












































¿Lo ves? No necesitaste más de 69 segundos para recordar a la libido latente, aquella que se mantiene bien guardada con los pantalones arriba es viable; porque sí, es urgente, necesaria esa sexualidad que se consuma con los genitales, con las caricias, pero también es interesante abrir la oportunidad al placer que se posterga y se abriga sólo con la mirada. 


Siguiendo la teoría psicoanálitica de Freud, de hecho prestando mayor atención a sus fundamentos filosóficos y de carácter humanístico, podemos recordar a través de la fotografía de Jonathan Leder que en el desarrollo de nuestra personalidad intervienen varios factores, pero que la fuerza impulsora principal en nuestros cuerpos y psiques proviene de la libido. Entendiendo a ésta, claro, en un sentido amplio y no exclusivo de la procreación; es decir, en los actos perversos, en las fantasías que se crean a partir de las imágenes y los encauces casi infantiles que desarrollamos y guardamos desde siempre (en tanto curiosidad erótica). 


De acuerdo con el psicoanálisis de Freud, la libido se inicia desde que nacemos y pasa por tres etapas: la pregenital, la latencia y la genital. La primera sucede hasta los cinco años, aproximadamente, y se caracteriza por las tendencias sádico-anales y las ambivalencias en el objeto de nuestro placer; la segunda va de los seis años hasta la pubertad y se identifica como una pausa en el desarrollo de la vida sexual, y la tercera es el momento en que la primacía hacia los órganos genitales o encuentros sexuales toma lugar. La que ha de interesarnos aquí –como ya dijimos– es la latente, ésa que podemos apartar, aunque sea por unos segundos, de la satisfacción genital y encaminar hacia otras actividades externas; en este caso, ver fotografías sin más. Si después de ello terminas tocándote, ya es cosa distinta. 


La producción fotográfica de Leder, mediante cámaras analógicas, de 35 mm y Polaroid, nos mueve a un universo sin retoques y muy tendiente a la no-iluminación artificial y el hallazgo de peculiaridades por poco accidentales. La calidad granulada y las cualidades borrosas de estos retratos desbordan un espíritu intimista y deseo voyerista. Casi como un precum fotográfico. 


*


Puedes ver más de él en su Instagram oficial o en el sitio de sus publicaciones.


**

También te puede interesar:

30 años de sexualidad perversa y arte queer en 28 fotografías

Cómo se ve una mujer dócil según 21 fotografías eróticas

TAGS: fotografía de desnudo fotografía erótica fotografía femenina
REFERENCIAS:

Eduardo Limón


Editor de Fotografía y Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Llevaré puesto tu abrazo con la misma fuerza de tus besos Es ahora cuando percibo que heredé tu tendencia al desastre Preguntas sobre nuestro cuerpo que todos nos hemos hecho alguna vez en la vida La poesía es una total porquería cuando tengo frente a mí tu cuerpo desnudo Sé de memoria tu silueta, tu forma que se proyecta entre las sombras Robin Myers: The Poet Who Shows Us That Travel And Experience Are Our Best Teachers

  TE RECOMENDAMOS