INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Tortura, violencia y muerte: la realidad de los rastros de animales en 11 fotografías

7 de marzo de 2018

Julieta Sanguino

Las imágenes y condiciones de esos lugares suelen ser tan impactantes que incluso el fotógrafo pasó de sentirse aterrado a normalizar la sangre y violencia.



En un rastro municipal pueden ocurrir cosas indescriptibles; muchos de ellos, propiedad del Gobierno pero sin certificación alguna, ni siquiera tienen las herramientas suficientes o el personal adecuado para que un animal pueda ser sacrificado con dignidad. El estrés de los animales no importa, las normas de salubridad están más que abandonadas y un golpe de más simplemente es indicador de que se necesita otro y otro y otro.


«Pollo sacrificado sin aturdimiento previo en un matadero familiar de Izucar de Matamoros, México. La ley prohíbe expresamente sacrificar animales sin haber sido previamente aturdidos».


-

Decidido a mostrar lo que ocurría en los mataderos mexicanos, el fotógrafo Aitor Garmendia visitó 58 de ellos para ser testigo de las malas prácticas de estos sitios que, además de ser lugares donde el maltrato es cosa de todos los días, también se convierten en espacios idóneos para incurrir en prácticas violentas hacia los animales de crianza. En muchos de estos mataderos son palos y tubos los que acaban con la vida del animal, en otros, un golpe en la cabeza que al principio parecía certero, resulta en otros tres que aumentan el dolor y el estrés que se apodera de ellos antes de llegar a la muerte.


«Un operario se dispone a golpear a un cerdo con un garrote en un matadero propiedad del Gobierno en Arriaga, México. Con ello el animal queda inmovilizado y se facilita la tarea de desangrado, pero sigue consciente».


-

«En este matadero de Jalisco, México, insertan un cuchillo en la médula espinal de las vacas para inmovilizarlas. No siempre se logra con el primer intento y pueden recibir varias puñaladas antes de desplomarse. Al inmovilizarlas se facilita al operario la tarea de degüello, pero el animal sigue consciente».


-

Cabe aclarar que los rastros en los que Garmendia tomó las fotografías son, seguramente, aquellos que no cuentan con un sello TIF, mismo que es capaz de reglamentar estas acciones y proveer al consumidor la confianza de que los animales no sientan estrés o dolor al momento de morir en estos mataderos.


«Los cerdos aguardan en una estancia previa a la zona de sacrificio en un matadero de Atizapán, México. La ley exige que los cerdos sean conducidos al cajón de aturdimiento y allí les sea aplicada una descarga eléctrica. Sin embargo, en este matadero al igual que en otros, los cerdos son dirigidos a la zona de sacrificio sin aturdimiento previo y son degollados plenamente conscientes».


-

Los que no lo tienen, en cambio, son sitios en los que la violencia brutal se legitima y se convierte en un proceso normalizado para que millones de consumidores adquieran y se alimenten con esta carne. Las imágenes y condiciones de esos lugares suelen ser tan impactantes que incluso el fotógrafo pasó de sentirse aterrado a normalizar la sangre y violencia:


«Recuerdo un cerdo que nos encontramos en una de las organizaciones en las que estuve, que tenía media cadera abierta, donde se le veían los huesos y las moscas se lo estaban comiendo. Estaba en una zona apartado, pero ahí estaba. No me sorprende, hay animales muertos, animales tirados en contenedores, animales vivos tirados en contenedores».


«Este cerdo acaba de recibir una descarga eléctrica en un matadero de Oaxaca de Juárez, México. Si se hace de forma correcta –algo que no siempre sucede– se provoca un ataque epiléptico y, en consecuencia, la pérdida de conocimiento momentánea».


-

«Tras la matanza, las cabezas y las patas de cada animal son agrupadas para su venta».


-

«Una vaca es aturdida con una pistola de perno cautivo en un matadero de Morelos, México. Alimentada por un cartucho, la pistola de perno cautivo propulsa un tubo de acero que causa un trauma cerebral».


-

Desde 2015 y hasta 2017, el fotógrafo entró como encubierto a estos sitios para documentar lo que ocurría sin restricciones o máscaras. Llevaba su cámara y trasformó esa violencia en arte. De hecho, Aitor Garmendia tampoco es su nombre real porque para él, asociar su nombre con su rostro se convierte en un conflicto que podría impedirle seguir con su labor periodística y de denuncia.


«En este matadero en Arriaga, México, los caballos fueron aturdidos mediante descarga eléctrica durante varios días debido a una avería en la pistola de perno cautivo».


-

«Matadero de caballos en Arriaga, México. México es el tercer exportador del mundo de carne de caballo».


-

Con su trabajo, este fotógrafo pretende que las personas, más que sentir curiosidad por el morbo que las imágenes puedan provocar, las vea, observe y entienda lo que ocurre antes de que los alimentos lleguen a su mesa: «Un animal al que le quitas la vida, al que electrocutas, disparas, degüellas, inseminas forzosamente o mantienes enjaulado toda su vida, en ningún caso puede considerarse que está bien».


«Varios pollos se desangran en los conos de matanza tras haber sido sacrificados sin aturdimiento previo en un matadero de Oaxaca, México».


-

Muchos de los animales que incluye en su serie fueron sacrificados en rastros que no tenían reglas para el buen morir, por lo que sus feroces imágenes son una muestra de aquellas inconsistencias en las que la ley debe prestar atención para lograr que, igual que en esos lugares con sello TIF, estos animales reciban una muerte justa.


* Los pies de foto se tomaron de El diario.


TAGS: muerte Fotoperiodismo serie fotográfica
REFERENCIAS: El diario Público Poyi

Julieta Sanguino


Editora en Jefe

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Aquí Espantan: la leyenda del niño fantasma del Kilómetro 31 Fotografías de Maddie McGarvey del pueblo que adelantó la Navidad a septiembre para un niño con cáncer Qué pasa si un niño se come una pila por accidente Cómo funciona Pegasus, el software espía del gobierno de México que sigue activo en 2018 Fenómenos meteorológicos y astronómicos que vienen para otoño The Golden Rules For Hair Color: 9 Tips You Need To Know For A Perfect (and Healthy) Dyed Mane

  TE RECOMENDAMOS