INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

10 fotografías de Maya Goded del dolor y la rabia de las mujeres desaparecidas en México

21 de julio de 2018

Corina Mendoza

Ante la impunidad respecto a las mujeres desaparecidas y asesinadas en México, especialmente de Ciudad Juárez, Chihuahua, no puede hacerse otra cosa que, por medio de diversas manifestaciones artísticas, denunciar y mantener en el subconsciente las atrocidades cometidas.



Desde poco antes de 1993, empezaron a desaparecer mujeres de todas las edades —niñas de 10 años hasta mujeres de 28— en Ciudad Juárez. Tiempo después encontraban sus cuerpos abandonados en terrenos baldíos y desiertos con señales de haber sido asesinadas por estrangulamiento. Para 1999 los crímenes no habían descendido, todo lo contrario. Incluso expertos en criminalística fueron llamados para poder resolver los casos y atrapar a los culpables. Luego de las investigaciones, dictaminaron lo siguiente: los cuerpos, casi sin excepción, mostraban señales de violación y asfixia por estrangulamiento; por lo cual, concluían que se trataba no sólo de asesinatos tipo serial, si no que había dos hombres cometiendo los feminicidios. Se hicieron averiguaciones y acusaciones, pero todas fueron suspendidas y olvidadas.



Ante la impunidad respecto a las mujeres desaparecidas y asesinadas en México, especialmente de Ciudad Juárez, Chihuahua, no puede hacerse otra cosa que denunciar y mantener en el subconsciente las atrocidades cometidas. Una forma que aunque parece insignificante frente a los sucesos —y de poca o nula ayuda—, nos obliga a dejar de darle la espalda a aquella tierra herida.


-

"La flor del nopal"

Eladio Méndez


Donde tu inocencia quedó cercenada 

grito tu nombre; en el lugar exacto, 

y un clandestino eco me devuelve 

el llanto lacerado de una flor de nopal. 


Grito tu nombre en el preciso instante 

en el que un sol de ausencias 

emerge de tu pecho como un suspiro helado, 

como un rosal de dagas que te hiriera de muerte. 



Grito al cuchillo que violenta tu carne 

y a la mano asesina que silencia tu nombre 

y gritando me ahogo en tus pupilas yertas, 

en el amargo cauce que tu llanto produce 


sobre la tierra sacra que tu cuerpo amamanta, 

donde tu madre reza, donde mi voz te ausenta, 

donde nace una orquídea cada noche de luna 

en un dolor profundo, allí grito tu nombre. 






-

"Ciudad Juárez se desangra"

Maribel Bazaga


Llevas la muerte tatuada 

y te enorgulleces de ello. 

Tus herramientas de trabajo 

la pistola, el cuchillo y el fuego. 


Son tus útiles diarios 

para construir la tristeza 

dejando cientos de muertos 

por donde tus pies pasean. 


Tus manos no saben de arte, 

tus manos no queman incienso, 

tus manos manchadas de sangre, 

tus manos, con olor a muerto. 


¿Qué piensas, si tienes hijos, 

cuándo los colmas de besos? 

¿Qué haces, con esas madres 

a quienes les robas el sueño? 

TÚ 

vendedor de fantasías envenenadas 

de caballos de fuego infernales 

por mundos inertes y vacíos, 

tumba para los mortales. 



La Luna, cuando el Sol se esconde, 

va llorando de tristeza 

viendo, como un Pueblo se desangra 

y se destruyen familias enteras. 


Ya no puede salir a la calle 

la niña que antes jugaba 

porque una mano de hielo 

le puede congelar el alma. 


¡Oh!, bella tierra de ultramar 

¡Qué pena de Ciudad Juárez! 

Aunque estés tan lejos como estás. 


Me siento parte de tu gente 

como Extremeña que soy. 

Las sangres que se mezclaron antaño 

las estamos compartiendo hoy. 






-

"Silencio en Ciudad Juárez"

María del Carmen Aranda


Y la noche dejó paso al alba de la madrugada, 

cuando María, Daniela, Cristal y otras muchas más, 

abrieron sus ojos a la tímida luz de la mañana. 


Era tan difícil luchar. 

Enajenación y locura rodeaban el lugar. 

No podían, ni siquiera imaginar el miedo. 


Fue, un simple cromosoma lo que las sentenció, 

siendo maltratadas de por vida, 

ávidas al fino chuchillo de la ira y cobardía. 

Hombres impotentes, vestidos de hiel, protegidos por capas de hielo, fríos e inertes. 



-Y ellas gritaban-: 

¡Señores del mundo, ustedes que pueden, hagan algo, paren esto! 


Sus gritos rasgaron la noche surgiendo finos girones de silencio. 

El alba se había marchado y la noche se adueñó del miedo. 


Mañana, María ya no abrirá sus ojos a la tímida luz de un fugaz lucero. María, ya no será acariciada por el suave beso del cálido viento. 


Mañana, sólo quedará su recuerdo custodiado por un nombre: 

“el del silencio”






-

"No sé escribir poemas"

Purificación Claver García


En Ciudad Juárez los poetas escriben sonetos de paz, 

de amor y de muerte. 

La inocencia y la belleza han sido masacradas. 

El poeta llora su impotencia a luz de una lámpara cómplice, 

mientras un poema se derrama clamando justicia. 

JUSTICIA para las jóvenes víctimas juarenses. 


Yo no sé escribir poemas, pero no quiero olvidarlas. 

¡Qué puedo decir de ellas! Tanto se ha dicho, 

tanto se ha escrito, tanto se ha denunciado… 


Las Lomas están repletas de cruces rosadas, 

cruces para no olvidarlas. 

Cruces y más cruces y la maldad sin cerco, 

sin cadenas y sin alma. 



Quiero escribir de paz y se me cruza una sombra oscura, 

Una sombra macilenta que ronda cerca de la frontera. 

No sé endulzar el tormento de esas madres apenadas. 

Solo me sale un grito, un suspiro y una pregunta. 

¿Porqué? 


Ciudad Juárez me gusta, cuando no hay sombras malvadas. 

Juárez de corridos y mariachis, el de Negrete y Acebes. 

El de Chavela y la Granda. 


No sé escribir un poema de la zona machacada. 

¡La pena vive en Las Lomas! La justicia está lejana. 

No, no sé escribir poemas solo este grito que clama… 






-

"Mujeres desechables"

Julia Cortés


Como pañuelos usados 

tras sonarse la violencia 

y eyaculado el infierno, 

el beso de la muerte torna 

el color juventud en ceniciento. 


Pájaros que huyeron de la jaula del hambre 

encandilados por inciertos espejismos, 

no contaron con la sinrazón 

de cazadores furtivos. 



Arrancaron los ojos a la justicia, 

taponaron sus oídos, 

la oscuridad y el silencio 

son los únicos testigos. 


Ni una muerta más, Susana, 

y acabaron contigo 

mas no podrán con todas 

acabaremos con el machismo.


-

Una vez que los depredadores sexuales se dieron cuenta de que podían desatar sus bajos instintos sin consecuencia alguna, empezó el efecto copycat; la imitación de los crímenes en cuanto a tipo de víctimas y modus operandi —casi todas las mujeres son de complexión menuda, tez morena, cabello largo y bajos recursos— y los feminicidios fueron en aumento.


Artistas como la fotógrafa mexicana Maya Goded intentan, por medio de su trabajo, que todo esto no caiga en el olvido, con la esperanza de justicia, verdad y que los culpables sean castigados. Si quieres conocer más de su trabajo visita su página oficial, Maya Goded.


**Todos los poemas pertenecen al Blog: Poemas por Ciudad Juárez


*

Te puede interesar:


15 fotografías de Betty Laura Zapata sobre la vida de las mujeres colombianas después de sufrir un ataque de ácido

17 fotografías de Maya Goded sobre el misticismo y magia de las brujas en México


TAGS: Fotoperiodismo fotografía documental serie fotográfica
REFERENCIAS: Maya Goded Letras Libres

Corina Mendoza


Correctora de estilo / Articulista de Entretenimiento

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Por qué creían que la sangre de la menstruación era venenosa en la Edad Media La razón por la que Friendly Fires escapó unas horas del Corona Capital 2008 Cómo descubrí que mi abuelo fue un nazi How To Choose The Right Partner, According To Psychology Robbie, indie y amor: 25 fotos de cómo se vivió el primer día en el Corona Capital 2018 La extraña razón por la que están naciendo bebés sin extremidades en Europa

  TE RECOMENDAMOS