INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

33 fotografías históricas para admirar la prostitución

2 de diciembre de 2017

Diana Garrido

Los sexoservidores no son simples cuerpos recostados recibiendo y dando placer sexual. Son personas que sienten, que lloran y que ríen; entonces, ¿por qué verles diferente?



María Magdalena fue una prostituta reformada, y ¿qué? La Biblia castiga ese detalle. Nadie quiere tocar el tema y los sacerdotes se sonrojan cuando se les habla de ello o cuando se les dice que tuvo un amorío con Jesús de Nazaret. No habría necesidad, no tiene nada de malo que haya sucedido. Al final sería una forma de humanizar a los personajes de la Biblia y darles, probablemente, más credibilidad ante los ojos de los seguidores de la religión. Además, haría más legal y aceptable el trabajo de la prostitución, misma que es vista con malos ojos desde el principio de los tiempos. No obstante, hay quien le ha dado su lugar como profesión e incluso, como una labor social, pasando por la inspiración y el deseo.


August Braquehais


Danny Fields


Pedro Slim


Jane Hilton


Bob Mizer


Christer Stromholm


Anthony Friedkin


Ellos han sabido brindarle a quien paga sus servicios el olvido de sus problemas. Es decir, mientras están juntos, no hay otra cosa en su cabeza que no sea el placer. No es sólo un momento ilícito, peligroso o sórdido. Es una conexión entre el que ofrece su cuerpo y el que lo toma. Dicha unión no es únicamente carnal, es emocional y de corta duración. Pero es gracias a ellos que se pueden rellenar los baches emocionales que nos alteran, nos estresan y no nos dejan seguir. Quizá en un placebo para el corazón, pero no es el único que sufre. Ellos tampoco son los seres emocionalmente más estables y desde luego, no son simples cuerpos recostados recibiendo y dando placer sexual. Son personas que sienten, que lloran y que ríen. Entonces, ¿por qué verles diferente?


Chris Arnade


Bob Mizer


Brassai


Leon Levinstein


Alpern


Anthony Friedkin


Amos Badertscher


Anthony Friedkin


Atget


Una foto cuenta una historia. La de un trabajador sexual no es la excepción; si hubieran existido las cámaras en los años en los que María Magdalena fue apedreada, habríamos conocido mucho mejor su historia. Sus ojos dirían, quizá, que no amaba su trabajo, pero lo hacía con empeño porque de él vivía, como una madre soltera actual, la cual no tiene más remedio que vender su cuerpo. Tal vez ha visto personas desagradables en su camino, pero pudo llevarle un pan a su hijo. Un hombre cuyo deseo es terminar una carrera universitaria y su único ingreso es la prostitución. Las historias son infinitas, y para contarlas a través de un lente se requiere más que un permiso, debe haber una conexión, confianza y afecto por sí mismo.


Belloc


Chris Arnade


Chris Arnade


Christer Stromholm


Christer Stromholm


Danny Fields


 Danny Lyon


George Awde


Jeff Cowen


Scarlet Muse es un proyecto que recopila algunas fotografías de personas cuya profesión consiste en vender su cuerpo. En ellas se puede observar como es que el mundo secreto y mal visto de la prostitución no es más que un ejercicio de confianza y de brindarle al otro un poco de su tiempo para entender porqué están ahí, quien los llevó hasta ese lugar y conocer su historia, sus anécdotas, lo bueno y lo malo. Ya que ellos, los hombres y mujeres que reciben un pago por dar su sexo a un desconocido son los que escuchan, ellos están ahí, tumbados en una cama con los ojos y los oídos alerta para escuchar al cliente, darles consejos y seguir su ritmo. Bien, esta serie fotográfica es lo contrario.


Larry Clark


Larry Clark


Leon Levinstein


Malerie Marder


Malerie Marder


Pedro Slim


Scot Sothern


Scot Sothern


En cada foto se ve la conexión y la empatía de uno con el otro, porque es bueno escuchar lo que tiene que decir y cómo lo hacen. Eso se ve reflejado en cada fotografía. La obra muestra fotos que datan de 1850 y otras mucho más actuales. Hay autorretratos, fotos de cuerpo entero, rostros, desnudos y otras más pudorosas, pero todas, sin excepción narran una historia y la exhiben de tal modo que sólo podemos verlas con mirada crítica, pero al mismo tiempo con empatía, ya que en algún momento de la vida nos hemos sentido así: cansados, eróticos, tristes, festivos o simplemente humanos. Una sensación que en algún punto sintió María Magdalena, pero la censura lo ha callado. Estas fotos son justamente eso: una contestación a la censura impuesta por la sociedad, la cual se da en todos los ámbitos, el problema es que es la sexualidad la más castigada aún en la actualidad.


**


Conoce como se vive prostitución, derechos y condición masculina en Cuba y en otras calles del Cribe.


TAGS: Erotismo fotografía de desnudo serie fotográfica
REFERENCIAS: Daza Digital Metal Magazine

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Is Blue The Warmest Color?: How "The Unsent Project" Shows The Pigments Of Closure El niño que luchó contra el VIH e inspiró una canción de Michael Jackson Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar

  TE RECOMENDAMOS