Fotografías posporno de vampiros, queers y la escena under

Miércoles, 8 de marzo de 2017 10:52

|Rodrigo Ayala

 

 

Los seres de la noche han cobrado variadas formas. Ya no son únicamente aquellos que poseen largos colmillos, capas oscuras, ojos diabólicos y un amenazador aspecto fantasmagórico. Otros nuevos habitantes han venido a reclamar un sitio importante en la inmortalidad de la noche: vampiros del siglo XXI, los queers, criaturas que buscan en el erotismo una vía de expresión sombría para saciar sus instintos. Sus besos son ácidos y sus lenguas ardientes. No temen mostrar sus cuerpos, eso sí, lo hacen bajo el cobijo de luces tenues que les aseguren un grado de anonimato.

Las tinieblas también cambian constantemente de amantes y han abierto sus brazos para recibir bajo su cobijo a estas criaturas que aman el misterio del sexo y la noche.

fotografias posporno hombre

fotografias posporno rostro mujer


Siempre hay una cara oculta de la realidad ye esta la retrata el artista español Helio León, quien ha recorrido diversas ciudades del mundo en busca de los sitios donde moran los nuevos amantes de la noche.  

Este oculto y casi esotérico peregrinaje ha hecho de las ciudades de Barcelona y Estambul los sitios de donde se nutre la mayor parte de su material. Así es como ha dado al mundo las colecciones tituladas “Lepanto” y "The Purple Room", a través de las cuales describe y captura la filosofía del posporno y sus protagonistas. Un movimiento que surgió a mediados de los 80 en los Estados Unidos y que llegó a España hasta la década de 1990.

fotografias posporno red

fotografias posporno mujer cama

El posporno fue conceptualizado por el fotógrafo Wink van Kempen y recibió un importante empuje por parte de Annie Sprinkle, Verónica Vera, Candida Royalle, vinculadas al la escena pornográfica como ex-estrellas. Además del artista del performance, Frank Moore. Todos ellos fueron los principales impulsores de una modalidad artística nacida dentro de las tendencias queer y transfeminista, que busca revolucionar lo que conocemos como pornografía desde una perspectiva feminista. El posporno quiere la dignidad del cuerpo femenino, contrario a lo que hace la pornografía tradicional.

fotografias posporno besos

fotografias posporno ventana

Si embargo, esta revolución sexual da un paso más allá y reivindica también el rol de toda persona sexual: heterosexuales, homosexuales, transexuales, jóvenes. Ancianos, delgados, gordos y más… el sexo es una carta abierta para la inclusión de toda esa fauna urbana que desea explorar la cara oculta del erotismo, sin ataduras física ni morales.

Los artistas del posporno reivindican la libertad individual para seleccionar el tipo de placer que más acomode a los instintos de cada persona.

fotografias posporno tunel

fotografias posporno red room

Universos sexuales de todo tipo se abren ante la mirada de quien desee explorar experiencias distintas a las convencionales. El posporno es ese atajo para dejar atrás las tradiciones eróticas señaladas como “correctas” y comenzar a expandir la mente, transgrediendo las leyes caducas del cuerpo erótico.

La nueva sexualidad es la que no se adapta a lo establecido, sino que explora por placeres paralelos sin que eso signifique denigrar a nadie en el camino. Por lo contrario, se trata de admirara la diversidad física y mental de los actores sexuales y gozar de ella para un mutuo placer. Recuerda que el feminismo forma parte importante de este movimiento.

fotografias posporno verde

fotografias posporno foto

El posporno propone el derrumbe de reglas en los actos del amor. Todos pueden acariciar la piel de todos, todos pueden espiar en los orificios de todos, todos pueden unirse a la orgía sexual de la noche sin temor al rechazo; la única regla es que el placer sea compartido. Los vampiros que roban besos y fluidos de sus víctimas se preocupan por llevar el pacer a sus últimas consecuencias.  

Los sótanos donde se suscitan estos encuentros son lugares misteriosos y fétidos, bellos y sexualmente difusos. Una mezcla de criptas y templos religiosos donde las luces rojas sustituyen a las cursis velas que vemos en las mesas de los restaurantes. Para los adeptos al posporno, la única luz es la que enciende sus instintos y permite un tenue vislumbre de otro.

fotografias posporno negro y rojo

-
El mundo y los misterios del arte se componen, en gran medida, de todas las fantasías que rondan nuestras mentes desde el amanecer hasta la caída de la noche. Ese cúmulo de deseos se sacian por medio de diversos artilugios: desde lo más aceptados por la sociedad, hasta los más bajos, que pocos conocen por no explorar los secretos de la noche. 

¿Misterios sexuales claman por tu mente para ser resueltos? Conoce la extraña relación que hay entre la menstruación y un vampiro dentro de una película pornográfica.

-

Todas las imágenes fueron extraídas del Sitio Oficial del artista y del blog Mutant Space.

Fuentes:

El Periódico

Helio León

 
TAGS: adulto
REFERENCIAS:
Rodrigo Ayala

Rodrigo Ayala


  COMENTARIOS