Artistas franceses que debes conocer para decir que sabes de fotografía

sábado, 9 de septiembre de 2017 14:13

|Alejandro López


Tus primeras 10 mil fotos serán tus peores fotos.

-Henri Cartier-Bresson



Se trataba de una frase que el fotógrafo francés solía repetir con frecuencia, especialmente a los aspirantes más jóvenes y principantes que se formaban de manera autodidacta en un arte que tomó forma en el último tercio del siglo XIX. Viajar a Vietnam y fotografiar a una niña ardiendo en napalm. Hacer un photoshoot a la diva más grande de la moda o inmortalizar a una pareja besándose como símbolo del amor inequívoco. ¿Qué tienen todas estas poderosas fotografías en común?


A pesar de que se trata de una cuestión difícil de responder, un buen inicio sería descubrir cuáles fueron los pioneros que ayudaron a crear una narrativa visual y dieron vida a la fotografía de lo cotidiano, el fotorreportaje que ahonda en el humanismo o la fotografía de moda que se consume en la actualidad.


Descubre a través de la lente de 6 fotógrafos franceses que dieron forma a la fotografía contemporánea las posibilidades que existen una vez que la ansiedad de tener una cámara en mano y mirar por el obturador se apodera de una persona cualquiera, cambiando su visión para siempre:


-

Marc Riboud



La fotografía de Riboud es evidencia viva de los momentos más álgidos del siglo XX. Con una visión tan contemporánea como humana que lo llevó a formar parte de la prestigiosa agencia Magnum de la mano de Henri-Cartier Bresson, la producción fotográfica de Marc explora a través del retrato la fragilidad y diversidad del hombre. Es muy probable que las primeras imágenes que llegan hoy a nuestra mente sobre la Guerra de Vietnam, los conflictos en Medio Oriente y latitudes similares se desprendan de una composición surgida a través de la lente del galo.



-

Willy Ronis



A diferencia de Doisneau, Ronis no rehuyó las expresiones más populares de su tiempo y se involucró de lleno en los movimientos sindicales y obreros del París de los años 30. En su mirada única plasmó los claroscuros de una sociedad francesa contradictoria y cambiante, que lo mismo se concentra en un grupo de niños jugando que en un desnudo artístico precursor a la fotografía del presente. Se trata de un vistazo a la humanidad más pujante, aquélla que sólo puede plasmarse en fotografías que tienen alma y aparece en un instante.



-

Guy Bourdin



La fotografía de moda contemporánea nació a través del ojo clínico de Guy Bourdin. Más allá de Helmut Newton y Richard Avedon, el artista francés sentó los cimientos más recientes de la iconografía que habría de definir a toda una industria en lo sucesivo del siglo XX. La inmediatez y ansiedad se hacen presentes en colecciones que fundaron al pop sin siquiera saberlo y que aún sirven como canon e inspiración para portadas y sesiones de moda.



-

Edouard Elias



Una voluntad inquebrantable y la firme intención de contar historias a través de la cámara no serían suficientes para internarse en las fotografías del artista más joven de este listado. Edouard Elias es la mirada comprometida de la fotografía de guerra que se deshace de todos los clichés que heredó de los conflictos bélicos mundiales con un afán monstruoso por capturar el instante culmen de cada acontecimiento, situación que le ha llevado a poner en riesgo su vida y estar secuestrado en Siria durante 10 meses.



-

Robert Doisneau



A pesar de que el propio fotógrafo tenía claro que no había nada más especial que la cotidianidad, su trabajo lo fue todo, excepto cotidiano. De fotógrafo industrial al ojo artístico de Vogue, pasando por el París vanguardista de mediados del siglo pasado. La maestría de Doisneau y el dominio de cada escena son los ingredientes de una fotografía obsesiva y pulsátil; sin embargo, la técnica representaba apenas una mínima parte del trabajo artístico del autor de “El beso”, una de las imágenes más reproducidas en la historia.



-

Henri Cartier-Bresson



La vida y obra de Cartier-Bresson está íntimamente relacionada con la historia del fotoperiodismo a través de una forma particular y original de percibir el mundo. No sólo perfeccionó el estilo ágil y agudo que caracteriza a los fotorreportajes contemporáneos –y fundó una escuela a la que todos los fotógrafos contemporáneos en mayor o menor medida, deben su formación– también dejó un legado gráfico sin el cual el siglo XX sería visualmente inentendible.



-

Descubre el trabajo de Marta Serrano dejando al desnudo el lado más oculto de la construcción de la masculinidad en "La belleza de la inocencia masculina en 14 fotografías tomadas por una mujer". Conoce la propuesta artística de Donna Trope y "Cómo mandar al carajo al estereotipo de belleza femenina en 15 fotografías".


Alejandro López

Alejandro López


Editor de Historia y Ciencia

  COMENTARIOS