El arte de viajar en metro y 10 fotografías para olvidar su sufrimiento

lunes, 18 de septiembre de 2017 19:10

|Carolina Romero


«Antes de entrar, permita salir», sentencia el gigante gusano naranja en cada uno de sus vagones. Además de una exhortación para el orden, nos hace reflexionar sobre cómo procedemos en nuestra vida. En el ámbito amoroso, por ejemplo, es preciso primero "sacar" todo el recuerdo que dejó quien se fue para, entonces si, "permite entrar" algo nuevo.



Además de esas especulaciones, un viaje en metro puede implicar otras experiencias, por ejemplo, la danza. La serie #instantesubterráneo (expuesta aquí) es también una manera de manifestarse contra la violencia sufrida en el metro de la Ciudad de México. Sin embargo, nos da la oportunidad de replantearnos el espacio público como un lugar de exploración estética e incluso política.


La danza no necesita muchas explicaciones; se expresa por sí misma, ella misma es su propia finalidad.





-


A nadie le importa si no puedes bailar bien. Levántate y baila. Los grandes bailarines son muy buenos por su pasión.

—Martha Graham


Bailar es estar fuera de sí mismo, más grande, más hermoso, más potente.

—Agnes de Mille






Belleza, poder, conciencia expresados en el cuerpo colgante lleno de fuerza y potencia radical.


Baila primero. Piensa después. Es el orden natural.

—Samuel Beckett


Bailar es como soñar con tus pies.

—Constanze






La integración de la música y la danza entremezcladas en un accidental y afortunado diálogo estético.


El baile puede revelar todo el misterio que la música concede.

—Charles Baudelaire


Te he enseñado a bailar. Te he enseñado todo lo que vale la pena de saber en este mundo.

—Carmen Laforet






Ante miradas curiosas, la expansión de un cuerpo elástico que transforma lo cotidiano en un momento memorable.


Yo solo creería en un Dios que supiera bailar.

—Friedrich Nietzsche


Tocar, moverse, inspirar. Ese es el verdadero regalo de la danza.

—Aubrey Lynch






Visibilidad de lo femenino como elemento de transgresión de espacios e insinuación la cotidiana violencia de género.


Todo en el Universo tiene ritmo. Todo baila.

—Maya Angelou


Si pudiese decir lo que quería decir, no habría razón para bailarlo.

—Isadora Duncan






Una tarde cualquiera, puede suceder casi cualquier cosa a la mitad de un transborde.


Bailar es alcanzar una palabra que no existe. Cantar una canción de mil generaciones. Sentir el significado de un momento.

—Beth Jones


Bailemos en el Sol, vistiendo flores silvestres en el pelo.

—Susan Polis Schutz






Coincidencias estéticas que logran ser mucho más que meros accidentes.


Baila como si nadie mirase. Ama como si nunca fueses a ser dañado. Canta como si nadie escuchase. Vive como si el cielo estuviese en la tierra.

William W. Purkey


La vida es corta y siempre habrá platos sucios, así que bailemos.

—James Howe






Luz, libertad, poder y vida, sostenidos por la fuerza femenina en el momento exacto.


Veo la danza como una comunicación entre cuerpo y alma para expresar lo que esta demasiado profundo para encontrar palabras.

—Ruth St. Denis


La danza es la metáfora favorita del mundo.

—Kristy Nilsson






Un tutú rojo acompaña el camino de personas cansadas, una mirada insípida y agotada atestigua el final de un día complicado.


Las expresiones más auténticas de la gente están en su baile y en su música. El cuerpo nunca miente.

—Agnes de Mille


Leamos y bailemos. Estas dos diversiones no harán nunca daño al mundo.

—Voltaire






Ante las miradas apagadas, una señal de luz y fe se vuelve presente.


Hay atajos para la felicidad, y el baile es uno de ellos.

—Vicki Baum


Mientras bailo no puedo juzgar. No puedo odiar, no puedo separarme de la vida. Solo puedo estar alegre y entero. Es por ello que bailo.

—Hans Bos






La relegada sensibilidad de lo masculino, se vuelve presente y dota de nuevos significados.


Baila la vida, tú eres la música.

—Anónimo 





**


Todas estas fotografías son creación de Edgar Olguín. Este joven fotógrafo, ha expuesto en All Rise Gallery, y en Moka Gallery for Contemporary en Chicago, Illinois; en el Museo Archivo Fotográfico; el Centro Fotográfico El Casetón; en el Museo Soumaya y también realizó el diseño del contenido multimedia para el disco circular colectivo de Maldita Vecindad en 2010.


Su trabajo se ha destacado como fotógrafo profesional de bodas, pero también ha retratado la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en su proyecto Poner el cuerpo: sacar la voz. Sigue su trabajo en Instagram y en Facebook para que no te pierdas ningunas de sus instantáneas. 





-


Si quieres conocer más series fotográficas impactantes, no puedes perderte las que retratan qué hay detrás de la monstruosidad de 25 fenómenos y éstas de "Los últimos ángeles" : la vida trasngénero en los años 80.


Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS