8 fotógrafos que retratan la locura que se vive en los hospitales psiquiátricos

sábado, 17 de junio de 2017 9:02

|Carolina Romero



La antipsiquiatría sostiene que el concepto de "enfermedad mental" es arbitrario y perjudicial. Confinar a una persona contra su voluntad dentro de un hospital psiquiátrico, ¿no es una especie de tortura? Suministrar medicamento que adormece la actividad cerebral y con el tiempo va disminuyendo las capacidades cognitivas, ¿no es una manera de matar poco a poco a alguien?

Thomas Stephen Szasz,  autor de "La fabricación de la locura: un estudio comparativo de la inquisición con el movimiento de salud mental", fue un psiquiatra especialmente crítico sobre los métodos utilizados. Entre otras cosas, sostenía que el Estado no tendría por qué estar facultado para encerrar a alguien a la fuerza ni obligar el consumo de un tratamiento médico, además, fue precursor del derecho a procurarse la muerte; esto es, cuándo un paciente decide terminar con su vida. Como pocos, advirtió la arbitrariedad que existe desde el momento en que se diagnostica una enfermedad mental hasta la segregación social de la que son víctimas los pacientes. 

No habría manera de entender esta realidad si no tuviéramos registro sobre los rostros que protagonizan esta agonizante situación; sin ver las condiciones en las que se encuentran, el dolor que emite inevitablemente de sus rostros,  las condiciones infrahumanas que persisten en este tipo de lugares. Afortunadamente, existen fotógrafos preocupados por esta espeluznante realidad que sólo haciendo visible, podría llegar a cambiar algún día. Aquí te presentamos algunos:


1

Laura Hospes 

 
fotos de hospitales psiquiatricos universidad-h600

Esta fotógrafa retrató su propio enfrentamiento con la locura dentro de cuatro paredes donde estuvo recluida debido a su fuertes desórdenes alimenticios, de ansiedad y depresión. Su serie UCP-UMCG —llamada así por la University Centre for Psychiatry in Groningen, instituto de tratamiento psiquiátrico en Holanda— la realizó primero con su teléfono celular, posteriormente lo profesionalizó con una cámara que le llevó su familia.

-

2

Raymond Depardon

fotos de hospitales psiquiatricos italia-h600

Raymond Depardon es autor de “Manicomio”, un libro de fotografías donde condensa sus registros fotográficos tomados en 70 distintos centros psiquiátricos de Italia. Olvidados y aislados, los pacientes de el hospital Trieste vivían en condiciones infrahumanas. Su lente pudo capturar todo el dolor que estas personas sufrían en la marginalidad. Acercándose a precursores de la antipsiquiatría, Depardon pudo ponerle rostro a estas víctimas de la segregación de la “razón”.

-


 3

José Manuel Bahamonde

fotos de hospitales psiquiatricos sanrafael-h600


Este joven fotógrafo mexicano logró instantáneas reveladoras de la ahora abandonada clínica San Rafael, de la Ciudad de México demolida —sin explicación— en el 2013. Las incontables irregularidades de este lugar fueron objeto de polémica  desde su apertura en la década de los 40 hasta que cerró sus puertas 

Ubicado en Insurgentes Sur 4177, este lugar fue un lugar de tortura. Debido a su origen religioso, se presume que incluso se llevaban a cabo una especie de exorcismos. Lo que es una realidad es el sufrimiento que se vivió en esas paredes retratadas de manera postrera por Bahamonde.

-


4
Andrea Star

fotos de hospitales psiquiatricos andrea star-h600


Hace unos años, esta fotógrafa, radicada en Nueva York, realizó  “Disorder”, un proyecto fotográfico donde retrató las horribles prácticas psiquiátricas. Por medio de “terapia espiritual”, encadenados, los pacientes son obligados a pasar por situaciones que disminuyen su dignidad hasta los suelos. En el lugar también hay niños recluidos que permanecen inmovilizados y encerrados

-

5

David Nebreda

fotos de hospitales psiquiatricos nebrada-h600


El infierno desde la carne propia. A comienzos de la década de los 50, cuando aún no rebasaba los 20 años, fue diagnosticado con esquizofrenia paranoide crónica irreversible. En ese entonces, estudiaba en el instituto de Bellas Artes, por lo que su producción artística se vio totalmente influida por su su actividad creativa. «Poco antes de la primera presentación pública de mis fotografías, una persona recomendó, de forma sincera, destruirlas; después, otras dos personas han llorado ante ellas. Llorar ante una imagen, llorar en una exposición de fotografía. ¿Me comprende usted?»

-

6

H. Clarke 

fotos de hospitales psiquiatricos darwin-h600

Como si se tratara de un catálogo de enfermedades mentales, H. Clarke  llevó a cabo un proyecto para retratar a los pacientes del manicomio dirigido por Sir Browne a principios del siglo XIX.  Todas ellas se condensarían en el libro «The Expression of the Emotions in Man and Animals» de Charles Darwin. La psiquiatría aún estaba dando sus primeros pasos y pese a las incipientes vistas de “humanizar” esta disciplina, aún faltaba mucho para comprender todas sus implicaciones.

-


7

Jon Crispin

fotos de hospitales psiquiatricos maleta-h600

Jon Crispin retrató los baúles de cientos de expacientes de Willard, un hospital psiquiátrico en Estados Unidos. Cuando estuvo en funcionamiento —durante los años cincuenta—este lugar llegó a albergar a 4000 pacientes. Pese a su voluntad y con un diagnóstico completamente parcial, estas persona eran encerradas y sus pertenencias les eran privadas. Fue luego de su cierre cuando se hallaron las maletas, la cantidad de objetos nos muestran que eran personas con historia y vida.

-

8
Gordon Charles Montgomery

fotos de hospitales psiquiatricos mujer-h600

Esta serie tomada alrededor de los años 80, retrata la experiencia del  hospital de Prestwich, el recinto psiquiátrico que, en su momento, era considerado el más grande de Europa.

En esos momentos, Gordon Charles Montgomery trabajaba como plomero en este lugar donde personas de la tercera edad eran recluidas. Sin tener formación como fotógrafo, comenzó a tomar instantáneas que dejó en el olvido, hasta que años más tarde recordó e hizo públicas y asombraron a todos.

-

El infierno está dentro de uno mismo. No importa dónde vayas, ni con quién estés. Tampoco es trascendente si el día está especialmente hermoso o si el orden del mundo va marchando bien. Los remolinos emocionales sacuden de manera implacable el interior de uno mismo, sin que nada ni nadie puede ayudar a evitarlo.  Sólo los fármacos pueden apaciguar ese intenso dolor, una marea de confusión e incertidumbre. 

Sobre la locura hay muchas más dudas que respuestas. ¿Este confinamiento realmente sirve para su recuperación?, ¿qué tan objetivos son los diagnósticos?, ¿dónde está la libertad de elección de los enfermos?, ¿pueden realmente decidir y son un peligro para la sociedad?  Los tratos que reciben, las torturas de las que son objeto, ¿no indicaría, en todo caso, una enfermedad más bien de quienes ofrecen este tipo de tratamientos'?

**
Si quieres conocer más series fotográficas, no te pierdas la sexualidad libre de estereotipos en  estas 15 fotografías y descubre cómo aceptar la belleza del estrés y el caos en 12 instantáneas. 


*

Referencias

La polémica en torno a los manicomios
Psyciencia



TAGS: Depresión
REFERENCIAS:
Carolina Romero

Carolina Romero


  COMENTARIOS