Fotografía

Fran Úbeda Llorente, el artista que demuestra que la fotografía es la amante más esquiva que existe

Fotografía Fran Úbeda Llorente, el artista que demuestra que la fotografía es la amante más esquiva que existe

Hablamos del arte de un fotógrafo español que nos deja ver algo más allá de lo que dicen sus imágenes.



Hay que preguntarse muchas cosas antes de hacerle una entrevista a un fotógrafo, sobre todo si sólo lo conoces por su obra. Aunque esto pase, el amor a este género artístico siempre te hace seguir la pista del creador y conseguir lo que nunca te hubieras imaginado poder tener: sus palabras. Fran Úbeda Llorente —un fotógrafo almeriense que vive en Madrid y que se dedica a trabajar de noche en un sitio muy curioso— tiene una relación con la fotografía “muy esquiva” y que ha durado ya mucho tiempo. No vive de ella pero vive con ella. A veces es mejor así. De esta manera, si la dejas puedes seguir viviendo contigo mismo. Gracias a Instagram, podemos conocerle más a fondo fotográficamente. Este artista no se dedica a poner fotos de su comida, su familia o cualquier cosa para ganar fans o aburrimiento opresivo de sus seguidores. Fran pone fotos hechas por él y cargadas de una sensibilidad y delicadeza que rozan en lo banal. Una banalidad que nos habla de historias normales, sin importancia; pero que están ahí cada día ¿Quién no tiene una? Todo el mundo. ¿Pero le damos la importancia que se merecen? Tal vez no.



post-image



En una serie de preguntas al azar, Fran Úbeda Llorente se define así: "Jamás podría definirme de forma objetiva, nadie puede. Me hace mucha gracia cuando la gente dice: soy buena persona. Esas cosas tienen que juzgarlas los demás. La subjetividad nos hace vivir en una mentira continua. Mis amigos —de diferentes ciudades, edades y condiciones— siempre han coincidido en que soy una persona rara y muy sensible. Esto es lo que más he escuchado a lo largo de mi vida". El fotógrafo asegura que le teme, de forma global, al egoísmo. "El egoísmo es lo que lleva a las personas a hacer daño a los demás. Creerte moralmente o físicamente superior a otro como para destrozarlo de forma física o psicológica".



post-image



En la obra de Fran podemos observar su fascinación por los portales de Madrid. "Creo que todos tenemos historias en los portales, desde sexo fugaz a otras experiencias más desagradables. Son unos espacios neutros en los que la vida se cruza. Siempre me han llamado potentemente la atención esos portales decorados como un salón. Pienso que es por la necesidad de hacerlo sentir más 'humano', algo que todos reconocemos, pero es un error absoluto. Es absurdo tener un sofá que nadie usa o un cuadro que nadie mira. La mayoría no se han tocado en años y, cuando los ves desde fuera, es como si estuvieras en uno de esos museos de ciencias naturales que se ven en las películas americanas con dioramas gigantes o un zoo. La gente se ha sentido muy identificada con este proyecto y he recibido muchas respuestas positivas. Algunos me recomendaban portales en los que se habían fijado y otros me contaban sus historias. No me esperaba tanto y ha sido muy agradable conectar así con la gente".



post-image



El artista se ha movido entre Madrid y Almería. Al respecto, nos cuenta que desde los 15 años Madrid fue su primer punto de evasión y fuga. "Mi primera novia vivió aquí y empecé a viajar con asiduidad. En cada viaje aprovechaba para ir a algún concierto y ver alguna exposición. Eso se convirtió en algo constante hasta que por fin me mudé. Siempre dije que acabaría aquí viviendo. También predije que trabajaría en un turno de noche y así ha sido". Sobre Almería, Fran prefiere visitarla por periodos cortos. "Desde luego que siempre he fantaseado con poder vivir una época en mitad del desierto —sin tener que trabajar. Pero yo necesito ir a conciertos y exposiciones con más asiduidad de lo que Almería ofrece. Es por eso que desde muy pequeño siempre estuve viajando a Madrid". Ambas son fotográficamente distintas, y esto se ha visto reflejado en el trabajo de Úbeda. "Siempre han dicho que Almería tiene muy buena luz. Bueno, para mí eso no es correcto, tiene un exceso de luz. Si hablamos de fotografía, todo depende de lo que quieras hacer. Para fotografía de calle me gusta mucho más Madrid, hay muchísima gente y lo que te ayuda a pasar desapercibido. Si quieres hacer fotografía de autor, creo que Almería te da más libertad para crear por todos los espacios vírgenes que encuentras, al igual que el clima te permite estar una mañana de febrero en manga corta sin el menor problema, lo que es muy agradable a la hora de hacer un shooting en exteriores".



post-image



Finalmente, como fotógrafo, Fran asegura que cualquier sitio le viene bien. "A veces mi novia me propone viajes y yo le digo: mientras pueda llevar la cámara al cuello está todo bien. Siempre he tenido esa curiosidad y ganas de moverme. A lo largo de mi vida he estado en Rusia, Japón, México, Estonia... suficientes sitios, más de los que imaginé". En todos estos sitios, la fotografía ha sido la amante esquiva de Fran. Su relación se explica como una lucha constante. "Es la relación más larga que he tenido en mi vida, ninguna novia ni trabajo me ha durado tanto como mi amor hacía la fotografía —18 años desde que empecé. Nunca me he esforzado demasiado en promocionarme o intentar profesionalizar esto. A veces me llegan trabajos y los acepto encantado, pienso, ojalá pudiera vivir siempre de esto. Pero por otro lado, me da pánico desgastar la libertad que tengo para hacer fotos cuando realmente me apetece. Cómo he dicho al principio, soy todo contradicción".



post-image


post-image



Fran Úbeda Llorente estudió fotografía en la Escuela de Artes de Almería, cuando la fotografía digital aún no estaba al alcance de todos. "Ahí aprendí lo básico del manejo de la cámara, revelado, laboratorio. De quien más he aprendido fotografía ha sido de todos las demás ramas del arte. No hay nada mejor que leer un libro, ver un cuadro o una película para tomar inspiración". Finalmente, Fran aconseja que cualquiera que sienta pasión por la fotografía es precisamente eso, inspirarse con todas las posibilidades artísticas. "Creo que la mejor formación e inspiración que puedes adquirir es la que te da el arte en general. No perder nunca la curiosidad por nada, aprender de todo, investigar todo. De la cosa que menos te imaginas puede salir la idea para un proyecto".



post-image



Si quieres conocer más sobre el trabajo de Fran, te recomendamos que le eches un vistazo a su página de Instragram para que descubras su proyectos sobre Portales de Madrid, sus Certidumbres, retratos y fotos callejeras con mucho estilo, conocimiento y pavor.



post-image



**


Para conocer más sobre el arte fotográfico, descubre qué significa la fotografía más machista de nuestra historia y conoce las fotografías que hacen una oda a las líneas y pliegues de tu cuerpo imperfecto.




Referencias: