5 fotógrafos que hicieron de la depravación arte y cultura

viernes, 28 de abril de 2017 17:58

|Cultura Colectiva





El sexo entre hombre y mujer es bueno, aunque hay que aceptarlo, el homoerotismo es 10 veces mejor.

Si no lo has probado puedes leer algunas novelas eróticas. Está por ejemplo "Dos hijas ninfómanas", donde bellas féminas internan sus dedos y lenguas en sus rincones secretos. Sudor, saliva y otros fluidos comienzan a emanar del libro, seguido de un tierno aroma a flores. También está "Las once mil vergas" de Guillaume de Apollinaire, la historia de una prostituta y hombre que se juntan para llenar sus orificios con el primer órgano u objeto que se les ponga en frente. El plato fuerte del bacanal son los encuentros con miembros del mismo sexo. Por último, y porque Sade no puede faltar, en "La filosofía del tocador" una adolescente es instruida  en las artes amatorias y el tutor, el señor Dolmance, le demuestra las ventajas del sexo anal.

Con estos tres relatos se demuestra dos cosas: la perversión también es arte y el homoerotismo es parte de la cultura desde siglos atrás. En ese entonces el mensaje se plasmó sobre un papel, pero qué es un libro sino uno de tantos medios para transmitir sentimientos. Lo que sí mutó fue la forma en concebir las temáticas. En ese entonces, hablamos del siglo XVII, las personas calificaban a estos actos como pecaminosos o antinaturales, a pesar de existir cientos de hechos que mostraban que de hecho era natural.

fotógrafos cultura queer

Con el tiempo aquello que era extraño se nutrió de valores, posturas culturales y de género, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como queer. Para los investigadores Carlos Fonseca y María Luisa Quintero, quienes publicaron el artículo "La teoría queer: la de-construcción de las sexualidades periféricas" en la revista científica Sociológica, el concepto es "la disidencia sexual y la de-construcción de las identidades estigmatizadas, que a través de la resignificación del insulto consigue reafirmar que la opción sexual distinta es un derecho humano".


Todos los artistas que mencionamos en el texto, están resignificando el derecho humano a través de múltiples prácticas sexuales. Por consiguiente de-construyen y construyen una cultura y como lo hace bajo ciertas reglas estéticas lo que hacen es arte.

fotógrafos cultura queer

Llegando a tiempos recientes, existen otros artistas que generan contenido crítico queer. Ellos utilizan la fotografía como medio. El resultado son imágenes transgresoras que, si no estás acostumbrado a la realidad, sentirás que estás siendo insultado. Pero no te enojes, de eso se trata su trabajo, de expresar de manera libre todo lo tú en un momento insultaste.

-

Robert Mapplethorpe

fotógrafos cultura queer

El fotógrafo estadounidense Robert Mapplethorpe está en el centro de la controversia con imágenes de homoerotismo y desnudos masculinos. En los años 60 y 70, Mapplethorpe fotografió la esclavitud subterránea y la escena de S&M en Nueva York.

Según The Guardian “las oscuras y decadentes imágenes de Mapplethorpe recuerdan a los grandes maestros que perturbaban el cerebro”.

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

-

George Platt Lynes

fotógrafos cultura queer

Lynes entra en la fila de los mejores fotógrafos del siglo XX. Inició su carrera en la fotografía publicitaria, trabajando para la magna firma Vogue. Más adelante se dedicó a retratar hombres desnudos, aunque este trabajo lo mantuvo oculto durante muchos años. Su interés por la sexualidad lo llevó  a colaborar con el investigador Alfred Kinsey.

Hoy su trabajo es venerado como arte.

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

-

James Bidgood

fotógrafos cultura queer

A la edad de 18 años, Bidgood viajó de Wisconsin (su ciudad natal) a Nueva York a cumplir su sueño artístico. En esa época trabajó en el legendario Club 82 de Manhattan. En sus tiempos libres era fotógrafo freelance y diseñador de vestuario. Esta combinación le permitió afinar sus encuadres y a construir conceptos y escenarios fantásticos. Cuando reunió la experiencia necesaria realizó sus propios trabajos fotográficos de corte homoerótico.

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

-

Del LaGrace Volcano

fotógrafos cultura queer

"Me llamo a mí mismo. Un abolicionista de género. Un terrorista a tiempo parcial de género... Creo en cruzar la línea tantas veces como sea necesario para construir un puente al que todos podamos cruzar", así se definió Volcano, pionero de la fotografía moderna LGBT y queer. Él llevó a un siguiente nivel la crítica de géneros al representar la masculinidad lesbiana o como el le llama "Lesbian Boyz".

fotógrafos cultura queer fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer fotógrafos cultura queer

-

Rotimi Fani-Kayode

fotógrafos cultura queer

"En tres aspectos soy un forastero: en materia de sexualidad, en términos de dislocación geográfica y cultural. Y en el sentido de no haberse convertido en el tipo de profesionalmente casado que mis padres pudieron haber esperado. Tal posición me da la sensación de tener muy poco que perder". Así dijo Fani-Koyade, cuyo trabajo exploró constantemente las tensiones entre su propia sexualidad y el deseo homoerótico y los de su educación tradicional, utilizando el cuerpo masculino negro como algo para interpretar la espiritualidad y fantasía erótica

Rotimi nació en 1955 y murió en 1989 a los 34 años, debido a un ataque al corazón

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

fotógrafos cultura queer

**

Te puede interesar:

La intimidad del cuerpo masculino en 13 fotografías de sexualidad desafiante

Fotografías donde la sexualidad sólo se ve en colores neón



TAGS: Desnudo
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS