Instrucciones para fotografiar de acuerdo a la proporción áurea

viernes, 14 de octubre de 2016 12:06

|Olympia Villagran




La proporción áurea o Número de Oro ha sido objeto de estudio a lo largo de la historia. Pues desde los griegos y egipcios, hasta la actualidad, esta razón numérica ha guardado una absoluta asociación con la naturaleza. Misma que para el hombre  ha representado siempre un gran misterio; y aunque el término sigue siendo algo abstracto, hoy se conocen algunas de las imágenes que describen con inmensa perfección esta proporción. Por ejemplo, la de una caracola que mantiene exactamente la secuencia numérica de la razón dorada.

proporcion aurea

La divina proporción está basada en la espiral de Fibonacci, la cual se forma a partir de los valores consecutivos de un vínculo existente entre dos segmentos que pertenecen a una misma recta.

Pero ¿por qué esta figura resultante de la suma de puntos específicos es tan importante? Todo lo que pertenezca a esta proporción se le considera la condición más bella de la estética, por ello la proporción áurea ha tomado lugar, desde siempre, en el campo de las artes.

La fotografía es una de las ramas artísticas que se basan en el Número de Oro para orientar la composición de una imagen de manera impecable. Leonardo Pisano, también conocido como Fibonacci, fue el famoso matemático italiano que sin saberlo difundió por Europa el sistema de numeración con base decimal (1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55...) que siglos después daría lugar a la mejor guía para fotografía. 

proporcion aurea fibonacci

medida aurea

-

Origen

Para aplicar la proporción áurea en el mundo visual debemos conocer un criterio básico: la regla de los tres tercios. Ésta es la base de todo lo que a partir del número dorado se puede lograr con la estructura de una fotografía. Para entender la regla tendríamos que trazar un rectángulo cuyos lados midieran dos de los números de la serie de Fibonacci, después debemos dividirlo siguiendo esta serie infinita de números consecutivos (1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55...)

rectangulo regla de los tercios   rectangulo regla de los tercios dividido

Una vez con la figura segmentada, si uniéramos todos los puntos a través de una línea que cruce por la mitad de los pequeños recuadros dentro del rectángulo, nos quedaría una espiral exactamente igual a la de Fibonacci. Misma que está presente en toda la belleza y perfección de la naturaleza; desde las semillas de un girasol, hasta las conchas marinas.

rectangulo espira fibonacci
-

Regla de los tercios

Si la sabiduría de la naturaleza está conformada de esa manera, sólo podemos concluir que no existe algo más estético que una fotografía con la mismas proporciones. Es decir, ordenada y capturada a través de la regla de los tercios, la cual nace de trazar en el mismo rectángulo 4 espirales dorados, en los que habrá un punto de equilibrio delimitado por el centro de cada uno. Justo donde éstos se interceptan por 4 líneas rectas, 2 verticales y 2 horizontales. Estos 4 puntos serán el lugar en donde debemos centrar el foco de atención de nuestra composición. 

espirales regla de los tercios puntos regla de los tercios
-

Posicionamiento

Antes de tomar nuestra fotografía debemos imaginar esa "cuadrícula", que surge a partir de las cuatro espirales que explicamos anteriormente. Una vez que tengamos en mente los puntos fuertes de nuestra imagen debemos elegir sólo uno en el que queramos que pose la parte más importante de nuestra fotografía. Ya sea un sujeto u objeto, éste debe cruzar exactamente uno de los cuatro focos de atención de la regla de los tercios.

proporcion aurea tercios 

tercios

-

Aire

Al espacio que habrá arriba, debajo y a los lados del personaje o elemento principal de nuestra fotografía se le llama aire. Es necesario para que una foto tenga movilidad y equilibrio. Pues si una disposición es muy abierta, es decir, si el aire en algún punto es demasiado, el objeto y el resto de la imagen se verán desproporcionados. En cambio, si el sujeto se encuentra limitado por un espacio muy reducido, el dinamismo de nuestra captura se perderá en la poca libertad con la que el elemento principal se aprecia.

proporcion aurea

regla de los tercios

-

Líneas de lectura

Aunque este elemento estético no deriva exclusivamente de la regla de los tercios, sí es parte importante de lo que la estructura de una fotografía transmite. Las líneas dentro de una captura ayudan al espectador a tener una lectura más amena o sencilla de la imagen. De hecho, líneas diagonales brindan más belleza a una fotografía; pues en el mundo occidental, el ojo está acostumbrado a leer empezando por la esquina superior izquierda y terminar por la inferior derecha.

Por ello, una imagen que en su configuración contenga líneas en esa dirección (cuesta abajo) será de fácil y rápida de comprender. En cambio, si utilizamos líneas diagonales ascendentes, de la esquina inferior izquierda a la superior derecha, la lectura será más pesada.

lineas de lectura

lineas de lectura proporcion

La proporción áurea y la regla de los tercios son sólo una guía para que el fotógrafo se oriente y encuentre la mejor posición para su objeto o sujeto. Sin embargo, la creatividad será la primera que nos sugerirá que estas instrucciones son opcionales. Las fotos simétricas, por mencionar un caso específico, tienden a elegir el centro como el mejor lugar para posar su elemento principal. No obstante, la belleza con la que la espiral de Fibonnacci se presenta en numerosos elementos de la naturaleza es inminente, por lo que creemos que no existe una mejor dirección para comenzar a retratar como un profesional que a partir de la proporción áurea.









REFERENCIAS:
Olympia Villagran

Olympia Villagran


  COMENTARIOS