Jacquelyn Martin: la tribu de los fantasmas

Jacquelyn Martin: la tribu de los fantasmas

Por: Luz Espinosa -

Una situación provocada por el aumento de un siniestro comercio en el que las mercancías son diferentes partes de sus pálidos cuerpos: extremidades, piel, huesos, pelo e incluso la sangre de personas albinas son utilizadas por los brujos de Tanzania como ingredientes para hacer pociones a las que atribuyen poderes mágicos como dar suerte o atraer la riqueza. El problema es especialmente preocupante en ese país, pues la población de albinos se estima en unas 170 mil personas.

albin


El albinismo es una condición genética en la que hay ausencia congénita de pigmentación. Sin embargo, lo que poca gente conoce es que existen diferentes tipos de albinismo: oculocutáneo y completo. En algunas regiones de África se han encontrado casos en los que los albinos tienen tez oscura, pero cabello blanco o amarillento, mismo que con el paso del tiempo se oscurece.

En África, uno de los grandes enemigos de los albinos es el Sol y, especialmente, la falta de medios para proteger de éste los delicados ojos y piel que caracterizan a estas personas. En Tanzania la palabra cáncer es mejor no mencionarla frente a ellos, ¿para qué lo van a saber si no pueden tratarse?

jacquelyn_martin_albino


Esta población se encuentra perseguida, sufren violencia continua y discriminación, ya que se ha extendido la creencia entre los brujos de que poseer una parte del cuerpo de una persona albina y hacer con ella pociones mágicas, atrae la fortuna. De esta forma se ha generado un tráfico ilegal por todo el país, llegando a pagar hasta 3 mil dólares por un brazo o una pierna.

Tribu de los fantasmas es un proyecto profundo y revelador del fotoperiodista Jacquelyn Martin, quien presenta retratos de albinos maltratados y a menudo abandonados. Personas que cuentan sus historias y revelan su belleza poco apreciada.

Photo Copyright Jacquelyn Martin http://jacquelynmartin.com May not be used in any capacity without express permission of the photographer.


Tanzania es una nación conocida por tener uno de los más altos índices de mutación genética, un albino por cada 4 mil nacimientos. Martin enfocó su lente sobre las personas que habitan el Centro Kabanga, un refugio donde las personas con esta condición genética reciben tratamiento y apoyo no sólo psicológico, sino pedagógico.

Algunos residentes del centro de Kabanga fueron dejados allí por sus padres, mientras que otros fueron enviados por el gobierno para su propia protección, incluso de sus familiares. Hay algo de esperanza con las generaciones más jóvenes, las que han mostrado interés en convertirse en maestros, abogados y políticos en un esfuerzo para ayudar y proteger a otras personas con albinismo.

Photo Copyright Jacquelyn Martin http://jacquelynmartin.com May not be used in any capacity without express permission of the photographer.
Martin comparte la luz que brilla desde el interior de cada albino, a pesar de su alienación social. El alto índice de esta mutación genética en Tanzania (170 mil personas) desató una alarma en la comunidad internacional y se presionó para que el gobierno tanzano apoyara, primero, al nombramiento de una parlamentaria albina para después suspender las licencias de todos los curanderos, a los que se calcula recurre más del 40 por ciento de la población de aquel país.

https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/albinos.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/tanzania.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/jmtanzania012.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/jmtanzania036.jpg

Referencias: