INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Drogas y muerte en 12 fotografías de las calles más peligrosas de Filipinas

27 de marzo de 2018

Julieta Sanguino

Todos ustedes que tienen relación con las drogas, hijos de puta, de verdad los voy a matar. –Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas



Mientras los niños juegan alrededor del lodo, con apenas una camiseta y un calzón que los cubra de bacterias y parásitos, se oyen balazos que cada vez se acercan más. Están a la vuelta de la esquina pero nadie huye. Entonces llega una motocicleta con encapuchados a bordo y todos corren a esconderse en cualquier agujero que avisten a su alrededor. Ahora sí hay gritos, llanto y empujones que no permiten avanzar hacia ningún sitio.


Jocelyn De La Cruz, esposa embarazada de una víctima en Navotas, Nov. 28


-

Los balazos suenan donde aquel niño jugaba hace sólo unos minutos. Los infantes ya no están, logran huir; pero no todos tuvieron la misma suerte. La violencia ha cobrado víctimas en todo el lugar, algunos cuerpos yacen inertes en el suelo y otros hombres son sometidos sin poder moverse, ya no pueden dar explicaciones. Terminan los violentos golpeteos del arma de fuego y la noche se hace silencio... Otros diez muertos y muchos detenidos acompañan a esta hazaña que para algunos es sinónimo de cambio y para otros de dictadura.


Los ataúdes de Domingo Mañosca y su hijo Francis de 5 años, diciembre 14. Ambos fueron asesinados a balazos que traspasaron la madera de su pequeño hogar en Manila. Elisabeth Navarro, con nueve meses de embarazo, sobrevivió con Erika, su hija con menos de un año de edad.



"Las drogas destrozan vidas y familias pero Duterte no debería matarlos. Son sólo gente humilde que intenta salir adelante en sus duras vidas y cometen un pequeño error", declaró Jocelyn Bellarmino para DW.


Procesión funeraria de Alex Hongco de 31 años. Dejó una esposa y seis niños


-

Rodrigo Duterte, conocido como Rody o Digong, es presidente del país asiático desde el 30 de junio de 2016. Tan sólo siete meses más tarde, su mandato era responsable del asesinato de al menos 7 mil personas según cifras del periódico El mundo, entre estos, 4 mil drogadictos y traficantes, 2 mil personas que estuvieron involucrados en crímenes relacionados a la droga y mil en circunstancias poco claras. Su lucha contra el crimen organizado, al margen de la ley, se ha caracterizado por una política de mano dura que ahora es el común denominador de todo Filipinas.


Residentes de Payatas mirando una escena del crimen.


-

La mayoría de los reclusos en la prisión Las Piñas ya tienen condena o están acusados por delitos sobre drogas. Las cárceles están sobrepobladas.


-

Duterte siempre mantuvo su posición firme y castigadora contra el narcotráfico, "si gano, abran funerarias. Estarán llenas. Va a ser una guerra sucia y sangrienta", avisó durante su campaña y así, paulatinamente sus palabras se han hecho más reales. En lugar de tranquilizar, se han convertido en sinónimo de miedo y venganza. Porque cualquiera puede decir que otra persona es narcotraficante y aprovechar las circunstancias para matarlo. La mayoría de las personas que han muerto fueron asesinadas en sus casas, por la noche y aunque el gobierno asume que se trata de vendedores o que son sospechosos por consumir drogas, no hay certeza de que esto sea así.


El cuerpo de Melanie Abata debajo del puente de Caloocan.


-

Residentes de Payatas miran la escena de un asesinato mientras los forenses hacen su trabajo el 1 de diciembre.


-

Amnistía Internacional ha denunciado los crímenes de Duterte en un documento de 60 cuartillas titulado Si eres pobre, te matan: ejecuciones extrajudiciales en Filipinas, en el cual aseguran, las estrategias del político filipino son una violación contra los derechos humanos. "Las víctimas son mayoritariamente de clase baja, seleccionados mediante listas negras a menudo redactadas sin criterio donde se dirimen venganzas personales, y son abatidas incluso si se rinden, dado que, según desvela el informe, los policías cobran incentivos por cada asesinato, como lo hacen los sicarios a sueldo de los agentes. Algunos oficiales estarían incluso confabulados con funerarias para recibir una suma por cada cliente, y son muchas las denuncias de robos en los domicilios de las víctimas que caen en oídos sordos, dado que los policías actúan con total impunidad", asegura el diario El Mundo con respecto a los crímenes cometidos.


Familiares de Ronnie Arroyo en la ciudad de Quezon el 6 de diciembre. Arroyo, de 36 años, era drogadicto y fue asesinado por la policía en una casa abandonada, los policías dijeron que él disparó primero.


-

Tanto la seguridad pública como algunos vigilantes, escuadrones de la muerte y mercenarios se dan a la tarea de "cazar a los criminales" para limpiar la ciudad. La policía asegura que sólo en caso de que los criminales se resistan al arresto, utilizan la fuerza y las armas; sin embargo, todos en la ciudad saben que los tratos de los judiciales distan de ser así, Gener Rondina, un consumidor de drogas, gritaba para rendirse, así lo señalan diversos testigos; pero no fue escuchado, su cuerpo, como el de muchos otros, fue dispuesto cerca de las coladeras después de morir y su casa fue saqueada. De hecho, muchos argumentan que las políticas de Duterte son crímenes contra la humanidad; Zeid Ra'ad al-Hussein, comisionado de los derechos humanos, dijo que el presidente debía ser investigado por los asesinatos cometidos.


Una víctima no identificada en Manila el 26 de noviembre.


-

Duterte había hecho políticas similares en Davao cuando era alcalde. La ciudad estuvo bajo su cuidado durante 20 años en los que buscó restaurar el orden. Aquellos supuestos vigilantes podían asesinar de manera extrajudicial a aquellos que creyeran criminales, e incluso Duterte admitió haber asesinado a algunos durante sus días como alcalde.


Aviel, de un año, es hijo de Christian Nufable, de 34 años, duerme en el velorio de su padre el 26 de noviembre. Nufable dejó a su esposa, Melanie, y otro hijo de ocho años, Alex.


-

En un país que había sido azotado por el narcotráfico en años anteriores, la sociedad y la opinión pública se divide entre aquellos que ven a la violencia como un mal necesario y aquellos que ruegan porque el régimen opresor termine. Su sensata popularidad legitima su gobierno. Los ciudadanos perdonan la violencia cuando está lejos de ellos, pero las cosas cambian cuando se convierten en víctimas.


Una celda sobrepoblada en la cárcel de Malate el 10 de diciembre.


-

El fotógrafo James Nachtwey realizó esta serie para TIME. En ella, muestra el horror de vivir en Filipinas con fotografías en blanco y negro que juegan con las sombras y la oscuridad de una ciudad que se hunde en las tinieblas. Esta serie fotográfica, como muchas en su haber, se convierte en un testimonio de los estragos de una lucha interna que se ha transformado en la guerra más dura por la que ha pasado Filipinas.


La escena del crimen bajo un puente de Manila el 6 de diciembre.


-

Nachtwey es un fotógrafo documental estadounidense que se ha internado en conflictos alrededor del mundo como el de El Salvador, Cisjordania, Tailandia, Sudáfrica, Rumania, etcétera. Con sus fotografías busca hacer énfasis en la guerra contra los pobres, latente en todo el mundo. "He sido testigo, y estas fotos son mi testimonio. Los acontecimientos que he grabado no deben ser olvidados y no deben repetirse".

TAGS: Asia fotografía documental fotografía en blanco y negro
REFERENCIAS: TIME DW El Mundo El Mundo

Julieta Sanguino


Editora en Jefe

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 apps y sitios web que debes usar para evitar que Google robe tus datos Looks de Ezra Miller para aprender sobre estilo y nuevas masculinidades El reto de 30 días con el que tu mejor amiga y tú conseguirán el abdomen perfecto La brutal película que muestra realmente cómo es una posesión satánica La clave para asegurar el éxito en la vida, según un chavorruco La artista que convivió con muertos y retrató la violencia en su forma más cruda

  TE RECOMENDAMOS