Los tormentos oníricos de un fotógrafo que no se cansa de viajar por México

martes, 12 de abril de 2016 9:50

|Julieta S




Cuatro imaginarios se cruzan, se afrontan, se deforman. Ante el objetivo soy a la vez: aquél que creo ser, aquél que quisiera que crean, aquél que el fotógrafo cree que soy y aquél de quien se sirve para exhibir su arte.
 Roland Barthes


Tal vez la vida simplemente sea sólo un sueño del que a veces nos desilusionamos con angustia hasta que por fin aprender a despertar. Un mundo que no sabemos que controlamos, creemos que todo marcha conforme a la regla y dos segundos después, nos encontramos en un iceberg sin saber a dónde virar. Nosotros hacemos las reglas, pensamos, pero tal vez nos dejamos guiar por el inconsciente, probablemente seamos una mezcla de sentimientos que nos deshacen sin menoscabo hasta no ser nada, simples migajas de irrealidad.

La Quema de Toritos
¿Cómo considerar que es posible sentir tal dolor?, ¿ver seres extraños, amorfos, con máscaras que caminan por la niebla entre rayos cósmicos de luz que resuenan al estallar y no creer que esto sea tan surreal como los poemas de Paz o los cuentos de Rulfo? Un mundo onírico llamado México en el que lo más ambiguo es posible: conviven serpientes emplumadas, vírgenes cuyos hijos ahora son dioses, ruinas arqueológicas que aún veneramos y hacemos bailes a su alrededor para cargarnos de energía, hombres y mujeres de piedra gigantes que a veces expulsan un humo ardiente para compartirnos su alegría y la fiesta entorno a la muerte que nos hace dejar de tenerle miedo.

Entre Hielo y Fuego
agua antonio sampayo

Un país lleno de extrañas maneras de acercarse al mundo. Con el símbolo de un sombrero de ala ancha hecho de milpa y miles de nopales y magueyes que pintan la tierra de un verde tan acabado, como la esperanza que muchas veces ya no tenemos.


La Ronda

El fotógrafo Antonio Sampayo se acerca a la fotografía desde una mirada antropológica para ver otras realidades de nuestro país. Unir la realidad indígena con la urbana, con las tradiciones para descifrar el clima y la tecnología que ahora nos hace presos. Su obra es un ritual y se compone de los mismos. Con una capacidad de asombro que muy pocos poseen, ha logrado asombrarse y respetar las diferentes realidades culturales, las montañas y el paisaje onírico que enriquecen México.


Ofrenda a Corazón del Monte

Parece que todo está vivo, todo se mueve y brinda algo a nosotros que muchas veces descuidamos nuestro estado más natural para centrarnos en cosas completamente materiales. Pero la reflexión interior se observa en nuestras acciones, y, por supuesto, en las fotografías de este antropólogo que ha logrado la unión perfecta entre su profesión con su pasión: la fotografía ahora es su válvula de escape y la antropología le permite ver latitudes que la mayoría de nosotros ni siquiera imaginamos.


Ofrendar

El silencio se ha convertido en su mejor aliado para lidiar con el bullicio interior; esos espacios naturales y abandonados le dan todo lo que necesita: el simple anhelo de vivir y mostrarlo en imágenes que están listas para gritar.

Algunas gritan depresión; unas más sensualidad; las otras se desgarran de dolor por quedar casi en el olvido y las que sobran se convierten en una fantasía idílica que nos llena de satisfacción al ver a ese país que pensamos que no existe pero que está llena de emociones tan comunes como humanas.


Sendero de Lluvia

El fotógrafo mexicano que ha recorrido todos los caminos, que no teme la soledad y el mismo que, sin duda, sueña despierto al retratar su nación, estudió su licenciatura en Antropología en la Escuela Nacional de Antropología e Historia y ahora estudia su maestría en la UNAM. Ha ganado reconocimientos como Mejor Investigación Documental por Allende los Volcanes: Iztaccíhuatl-Popocatépetl. Sueño y Ritual en el Culto a la Montaña y el Premio Especial al guion Lenguaje Poético, Amor por la Naturaleza y Nuestras Tradiciones.

Nenunfares antonio sampayo

Exhalación

maria blanca antonio sampayo

Popocatzin

Linderos

La Visita de los Ausentes

Disyuntiva

golgota antonio sampayo

Antonio Sampayo paisaje


La fotografía es la memoria
hacinada en archivos, en un recuerdo que no permanece a nuestro lado pero que la vista nos ayuda a hacerla presente. Muchos autores hacen de su trabajo un relato, una historia y, por supuesto, dejan su huella en el mundo, como este artista mexicano, Antonio Sampayo.

Sigue a Antonio Sampayo:

www.atonaltzin-photo.org

https://www.facebook.com/atonaltzin.imagen/?ref=hl

***

Te puede interesar:

20 fotografías históricas que definieron México y cuya historia no conocías

50 fotografías que revelan lo prohibido de la sensualidad femenina






TAGS: reciente
REFERENCIAS:
Julieta S

Julieta S


  COMENTARIOS