Postmodern Problemas, es una serie de fotografías sobre la crisis existencial que vives gracias a las redes sociales; esta serie de imagen documental, nos muestra las oscuridad del vacío existencial del siglo XXI desde una perspectiva tragicómica.



“Los relatos han muerto”, plantea Lyotard. Han muerto las historias tal como se concebían, vivimos en una época antidualista, buscamos hallar un punto medio, decimos interesarnos por “todas las personas”. Tendemos a cuestionar lo que se considera como “verdad”. Comprendimos que los textos reflejan prejuicios y posturas personales de los autores y que no se trata de cuestiones absolutas o neutrales sobre los hechos del pasado; además, consideramos la verdad como una perspectiva, ya que podemos acceder a una realidad individual donde se tienen en cuenta las características subjetivas de cada persona, aunado a un giro lingüístico con el que se argumenta que no existe ningún pensamiento sin lenguaje, pues éste es el que crea realidades.





Postmodern Problemas es una serie fotográfica documental y colectiva que nos muestra las oscuridad del vacío existencial del siglo XXI desde una perspectiva tragicómica. Vivimos una era marcada por el exceso de información proveniente de los medios de comunicación de masa, desdibujando la realidad porque ha convertido la información en algo subjetivo, donde se aleja mucho más al emisor del receptor.







Con respecto al contenido y los mensajes, en relación a la imagen, ésta cobra fuerza y pierde fortaleza la escritura. Se presenta el rendir culto al cuerpo por sobre todas las cosas. Fuerte inclinación por pensar sólo en el presente y la búsqueda es individual e interna.







Estamos en una sociedad donde la razón y la ciencia han perdido fuerzas, pero se enaltece a la tecnología, que se deriva en un distanciamiento desde el punto de vista físico, ya que permite el dialogo a kilómetros, produciendo aislamiento y falta de comunicación face to face, la cual se sigue incrementando por la comunicación mediada por los avances tecnológicos.







De este boom de los medios y la tecnología ha derivado el desdibujamiento de los límites de la concepción de lo privado y lo público, donde la vida privada ha adquirido un carácter de show, lo que también ha generado un cambio en la economía, una pulsión al consumo, donde se pasa de la economía de producción a la de consumo de tipo compulsivo, donde ya no solo se consume productos y servicios, sino espacios, ídolos, cuerpos, ideas. Así es nuestra vida postmoderna, una sátira.





**


Fotografías de Daniela Clarke, Duane Michals, Diane Arbus, Lee Friedlander, Lisette Model, Sophie Calle, Francesca Woodman. Inspirada en Barbara Kruger.


**




El texto anterior fue escrito por Daniela Clarke.


**


Existen más artistas que exploran y combinan otras técnicas para darle un nuevo significado a la realidad; por ello, conoce los collages eróticos de Naro Pinosa que harán cuestiones tu sensualidad más íntima.


Referencias: