¿Quiénes viven aún en Chernobyl a pesar del peligro?

Lunes, 13 de febrero de 2017 12:26

|A Martinez

 


Hace más de treinta años, el mundo dejó de ser el mismo.

La madrugada del 26 de abril de 1986, definiría un punto en la historia que tendría consecuencias horribles y comparables con la guerra. Cientos de miles de personas sufrieron los efectos de la catástrofe. Algunos murieron a causa de la radiación, otros tuvieron cambios anatómicos que pusieron en riesgo su vida y niños nacieron con deformidades o sin pulso cardiaco, por un error que pudo evitarse.

La escritora ganadora del Nobel Svetlana Alexievich –quien era periodista cuando sucedieron los hechos– hizo una crónica en la cual relata diferentes testimonios de personas que estuvieron cerca durante el llamado accidente. El texto se llama "Voces de Chernobyl" y es un trágico recuento, que no sólo habla sobre el impacto que tuvo en las vidas humanas, sino también en la naturaleza, los animales y el riesgo que significa aún para quienes se rehúsan a irse de sus hogares a pesar de que viven con un daño latente, debido a la radiación.

catastrofe de chernobyl

Una de las historias que cuenta Svetlana se enfoca en una mujer cuyo esposo trabajaba en la planta, el cual tuvo que asistir de emergencia, después de que le informaran de problemas técnicos. El hombre fue expuesto directamente a la radiación y quedó lleno de bultos e irreconocible ante la mirada de sus familiares. La mujer hizo todo lo posible para estar a su lado y ayudar en lo que pudiera aunque estaba embarazada. Se le advirtió que si pasaba demasiado tiempo con él, su bebé correría el riesgo de nacer con alguna deformidad o muerto. Ella, histérica, se rehusó y abrazó con fuerza a su marido. El niño murió y el hombre también.

La joven es un ejemplo claro de por qué las personas no dejan Chernobyl; existe un sentimiento de unidad y hogar que les impide darse cuenta que no se encuentran seguros.

catastrofe de chernobyl horror

Las fotografías de Quintina Valero –fotógrafa documental de España– retratan los rostros de Chernobyl; recientes imágenes de los pequeños grupos que no quieren un cambio, sino morir en sus hogares con sus familias.

Algunos no creen que la radiación tenga efecto, principalmente porque el gobierno tardó en informarle a diferentes locaciones su correcta evacuación y a un paso del tiempo, causante de que las personas hayan pensado que nada sucedería. Sin embargo, se calcula que 100 mil personas fueron infectadas en Nadirichi y Pokinske, localidades al sur de la planta nuclear.

catastrofe de chernobyl consecuencias

El lugar que retrata Valero, es Narodichi, donde se ordenó evacuar, pero aunque vivían 30 mil personas, nueve mil aún viven en condiciones modestas o en completa pobreza. Se ordenó detener cualquier tipo de construcción, así que es sólo cuestión de tiempo para que sea completamente desocupada; pero mientras tanto, niños nacen con deformidades, crecen sin saber que su vida está en riesgo o incrédulos de que una enfermedad lo atacará. El problema es que si los jóvenes salen y tienen altos niveles de radiación, pueden poner en peligro a otros individuos.

catastrofe de chernobyl historia

Se afirma que pronto serán completamente evacuados, pues las líneas de comercio han bajado de manera considerable así que existen dos posibles resultados: el primero es que la falta de provisiones les hará salir y migrar hacia otro lugar o se verán orillados a consumir alimentos sembrados –lo que está prohibido, por la radiación en los suelos–. Asimismo, sus animales no pueden ser consumidos, especialmente si entran en contacto con la naturaleza. Morirán de hambre o se verán obligados a buscar diferentes alternativas. La tragedia radica en que la mayoría es pobre y cada vez pueden pagar menor cantidad de servicios.

catastrofe de chernobyl radiacion

Cinco años después de la catástrofe, la Unión Soviética se disolvió y todo un pueblo que alguna vez creía en sus líderes, se quedó sin esperanza. La crisis causó que crecieran cultos religiosos, que otra revolución política llegara y que las personas de bajos recursos quedaran absolutamente indefensas. 

La caída le añadió leña al fuego de Chernobyl, pero las familias no buscaban a un salvador, sólo quedarse con sus tierras y un patrimonio que no pudiese ser arrebatado. Hay quienes están conscientes del riesgo que significa vivir en la zonas afectadas, pero no les importa, pues es lo único que poseen.

catastrofe de chernobyl pasado

Es difícil pensar que las personas están dispuestas a vivir el horror y repetirlo al ver a sus hijos nacer. Proveerles de un daño del cual pudieron ser salvados si tan sólo sus progenitores tuvieran la fuerza suficiente para escapar, decir "basta" y no mirar atrás. El mundo mira a Chernobyl con miedo y cada vez se aleja más de él, pero no debemos olvidar el daño, especialmente cuando hay personas que están dispuestas a dar la vida siempre y cuando su tierra no sea arrebatada de ellos. Es amor puro. Uno trágico, insólito e inolvidable. Vaya que el mundo no es el mismo.

Fuentes: Lens Culture y "Voces de Chernobyl", Svetlana Alexievich, 1997

Mira más del trabajo de Quintina Valero en su sitio web.

 

REFERENCIAS:
A Martinez

A Martinez


  COMENTARIOS