Fotografía

Sacha Goldberger: El antes y el después en una carrera de atletismo

Fotografía Sacha Goldberger: El antes y el después en una carrera de atletismo

Me detengo agitado, atrás dejé mis energías en cada km recorrido. El sudor abrillanta mi rostro cansado y se deja notar en mi ropa, definitivamente no es mi mejor aspecto. Sigo corriendo sin ver el fin, empiezo a sentir esa sensación que me quema las piernas. Me siento cansado, pero ya puedo ver la meta, mis ojos las traen de frente justo hasta mis manos. Lo logré, de pronto siento un flash en mi cara, seguro no será mi mejor toma. 

 

 

Sacha Goldberger es un fotógrafo francés con una serie de retratos muy particular: fotografías de hombres y mujeres después de haber concluido una carrera de atletismo. El artista, conocido también por su serie Mamika (en la que representa a su abuela como heroína), decidió llevar su trabajo fuera del estudio. Reunió un equipo en el Bois de Boulogne, un parque cercano a París, en donde pidió a los corredores posar para su lente inmediatamente después de terminar su carrera, el resultado: personas sin aliento, con fatiga en el rostro y aspecto desaliñado. 

 

 

Una semana después, Goldberger pidió a los mismos participantes presentarse en su estudio vestidos de forma similar al día de la carrera para tomar fotografías de los corredores bajo la asesoría de estilistas y maquillistas profesionales. Con la misma luz y fondo, el fotógrafo pidió a los asistentes adoptar la misma pose con la que habían sido retratados anteriormente, la diferencia fue sorprendente.

 

 

“Sudorosos, con la cara roja, sin aliento y con miradas encantadas en sus ojos, esta gente parecía como si hubiera pasado por una experiencia traumática […] Quería mostrar la diferencia entre nuestro lado natural y la fuerza bruta frente a cómo nos representan en la sociedad", señala Goldberger.

 

 

La serie de Goldberger es una representación fiel de lo que somos detrás del tiempo que invertimos en nuestro arreglo personal. Son retratos libres de ataduras del compromiso con los demás, ese que implica estar “presentables” a toda hora del día. Con su trabajo, este fotógrafo deja ver la naturalidad de nuestras formas; rostros limpios de poses, de posturas ensayadas para cada situación vivida. Corramos, entonces, para sudar máscaras. 

 
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/1381.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/2224.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/3169.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/5133.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/6109.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/790.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/975.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/1065.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/11123.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/1382.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/1443.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/1535.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/1634.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/4138.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/878.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/12110.jpeg

Referencias: