Stephan Ach: paisajes para reflexionar y fotografía zen

Lunes, 13 de noviembre de 2017 21:33

|Eduardo Limón

Como dijo Bernard Shaw, “Los espejos se usan para verse la cara; el arte, para mirarse el alma.” ONESELF se presenta en Galería Licenciado hasta el 20 de noviembre de 2017.



Stephan Ach es reconocido en todo el mundo por su trabajo en las esferas del fashion, por haber inmortalizado campañas internacionales con modelos hipertrascendentes como Claudia Schiffer y, también, por su producción artística. En esta ocasión, Ach regresa a México para presentar una serie de fotografía monumental que escapa de esos imaginarios glamurosos para explorar la intimidad del alma humana.


Habitualmente trabaja en grandes formatos y este show titulado Oneself no es la excepción; con las cuatro piezas que ahora expone en Galería Licenciado, provenientes a su vez de una serie más grande y compleja, el artista explora diversos horizontes en busca de lo desconocido.



Cuatro representaciones de la naturaleza que no necesariamente son una imagen documental, sino simbólica, ocupan hoy los muros de este espacio. El peligro que se esconde y aparenta estar bien delimitado, que parece ser ligero e incapaz de infringir dolor es el panorama primordial de esta producción que intenta unir a espectador con idea.


Stephan Ach, al proponer fotografías de una naturaleza no necesariamente verde, más tendiente al color blanco, de formas ligeras, sin ninguna pretensión de mantenerse al centro de la toma, sin intenciones de parecer estático, más a manera de una bestia liberada, logra fotografías que luchan por acaparar los muros y sumergir al público tanto en una sensación de vulnerabilidad como de compenetración.


Tomadas en Oaxaca y Colombia, las imágenes de esta serie no persiguen otra cosa más que el puente de realidades entre el hombre y la naturaleza; es decir, buscan el vínculo entre diferentes experiencias del estar aquí, de lo que consideramos real y cercano.


En dos de sus imágenes se puede advertir una intención más contemplativa y que, paulatinamente, resulta la esencia misma de su trabajo; incluso con ellas podemos hablar de una mayor reflexión y apuesta entre los seres vivos que observamos y los que son observados.


Casi como si se tratara de un díptico, dos de sus fotografías discuten sobre lo masculino y lo femenino, sobre lo que es rígido y potente, acerca de lo que es suave y sutil. Ambas imágenes monumentales invitan a la introspección y al análisis profundo del dónde-estamos.



Contrario a la idea de domesticar la naturaleza, Stephan muestra imágenes en su estado de libertad y que inspiran miedo, que resultan apabullantes por sostener reglas alejadas del hombre citadino o lejos de lo brutal.


Con estas fotografías se da el pretexto perfecto para hablar sobre uno mismo, para hallarse adentro de todas esas formas y arriesgarse a identificar lo que hay de común con el afuera si es que constantemente se piensa –como ser humano– en un adentro.


La intención, incluso, de los tamaños en que están impresas estas tomas es que el visitante comparta o inaugure experiencias y no se satisfaga sólo con una visión de la realidad que propone Ach.


Esta exposición se mantendrá abierta al público hasta el 20 de noviembre de 2017 en Galería Licenciado, ubicada en la Calle de Tabasco 216, colonia Roma Norte de la CDMX. Visita su página oficial para más información.

Eduardo Limón

Eduardo Limón


Editor de Fotografía y Moda
  COMENTARIOS