Fotografía

Superando a la muerte; los tesoros de Kurt Cobain en fotografías

Fotografía Superando a la muerte; los tesoros de Kurt Cobain en fotografías


fotos kurt cobain

En distintas culturas alrededor del mundo, sobre todo aquellas de Oriente y Asia, se tiene la creencia de que guardar pertenencias de un ser querido o cercano puede interrumpir su proceso de partida a otro plano que a los simples mortales no nos compete. Si esto de verdad es así, hay quienes no dejamos descansar nunca a nuestros muertos y aferramos su presencia constante a todo lo que hacemos; esa práctica que más de uno hemos llevado a cabo al perder a alguien, guardar un objeto que le haya pertenecido y tomarlo como una de las reliquias más importantes de la humanidad, es cotidiano entre los sujetos tremendamente aprehensivos; para quienes nos cuesta deshacernos fácilmente de los hábitos o de las relaciones.

Estas líneas no tratan de juzgar ninguna práctica en lo absoluto; muy al contrario, intentan llegar a un punto. Si acaso algo que muchos guardaríamos, especialmente los que estuvimos presentes en la década de los 90, es aquello que promueva el recuerdo de una persona que marcó la diferencia en una época de importantes resonancias en la humanidad, en una juventud que se sentía tan relegada como para renunciar a todo sistema establecido: la memoria a Kurt Cobain. El fotógrafo Geoff Moore tuvo esa oportunidad por todos nosotros, fue el comisionado para retratar aquellas posesiones del músico grunge con el fin de registrar esos fragmentos que conformaron su vida y guardó con tanta dedicación y de proveer referentes suficientes para adorar a éste cabalmente.

Como si estuviéramos ante los restos de una criatura mítica, observamos estos objetos cual partes desmembradas de alguien que significó demasiado pero que nunca llegamos a comprender del todo. Como piezas de un rompecabezas que nunca hemos sabido armar, pero siempre estamos dispuestos a intentarlo. Esta fotografía postmortem es uno de los más extraordinarios proyectos artísticos alrededor de la leyenda de Seattle y es capaz de mostrar un lado más íntimo de lo que solemos estar acostumbrados a ver de él, con un tono más humano y a veces anecdótico estas imágenes dan pistas de quién fue Kurt Cobain y lo que conllevó su paso por este mundo.


  fotos kurt cobain

“A veces por muy alto que pongas la música sólo puedes oírte a ti mismo”.
K.C.

fotos kurt cobain

Geoff Moore es un fotógrafo que ha estado conectado con el mundo de la música desde prácticamente toda su vida, también es director de video y a partir de los años 80 se ha mantenido cerca de ese mundo; ha gozado del reconocimiento gracias a videoclips para Goo Goo Dolls, The Cardigans y Jewel (por mencionar algunos) y su fotografía ha servido para revistas como GQ y Elle. Nadie mejor este genio de la cámara para generar esta visión privada de lo que Cobain guardaba para sí.

fotos kurt cobain

“Prefiero que la gente me odie por ser quien soy a que me ame por lo que no soy”.
K.C.

fotos kurt cobain

Durante las tomas y con todo un equipo de profesionales asistiendo el evento, cuentan (incluido el mismo Moore) que en el iPod del artista al poner la función de shuffle comenzó una canción de Nirvana, ‘Pennyroyal tea’, y esto creó una atmósfera casi mágica durante la sesión. 

fotos kurt cobain

“El auténtico amigo es el que sabe todo sobre ti y sigue siendo tu amigo”.
K.C.

fotos kurt cobain

Las fotografías que aquí se muestran fueron el resultado de horas de dedicación y el propósito por construir un libro que hablara sobre Cobain pero no de la forma simplista y escandalosa con la que suele hacerse; el ejemplar literario que se produjo al final de todos estos procesos es "Cobain unseen" de Charles R. Cross.

fotos kurt cobain

“Todas mis letras han sido pedazos de poesía y los pedazos de poesía se toman de poemas que comúnmente no tiene significado en primer término”.
K.C.

fotos kurt cobain

Este trabajo visual representa para Moore una nueva faceta de su trabajo y un enfoque muy distinto a lo que ha hecho desde hace bastante tiempo; acostumbrado a hacer retratos convencionales de las personas, el construir uno a partir de objetos inanimados fue un reto que ahora le repercute en mayor reconocimiento y admiración. Sobre todo por parte de la Asociación Kurt Cobain que financió el proyecto y sus fans.

“Mi memoria existe, mi recuerdo vivirá siempre y mi música en la gloria será la salvación del maldito infierno donde habitamos”.
K.C.

A manera de una cápsula del tiempo los restos materiales de este cantante se guardan en cada toma de Moore, logrando un archivo irremplazable de recuerdos y mensajes dispuestos para el encuentro de almas nostálgicas y rebeldes que todavía claman por ese héroe caído.

**
Referencia:
Feature Shoot

***
Te puede interesar:
No sólo es Nirvana: 10 bandas para entender el grunge
Mad Season: la joya perdida del grunge


Referencias: