Tepito ¡Bravo, el barrio!; recorrido a través de su gente

Jueves, 6 de noviembre de 2014 10:28

|Alex Campos


Al pensar en el enigmático Barrio Bravo de Tepito, uno, influenciado por los estigmas hacia una de las colonias populares de la ciudad, piensa irremediablemente en violencia, narcotráfico y delincuencia. Más allá de si los estereotipos están basados en una realidad juzgada desde un lente limitado, es claro que hay mucho más allá de ellos.

Tepito Francisco Mata Rosas34

Tepito, desde tiempos prehispánicos cuando solía ser un barrio que pertenecía al señorío tlatelolca, ha acogido a oleadas de inmigrantes que han buscado en la ciudad una mejor posibilidad de vida. Dadas esas circunstancias, sus habitantes han ido estableciendo lazos de cooperación y organización alternativos, basados en el intercambio, el reciclamiento y el ejercicio del comercio formal e informal.

Tepito Francisco Mata Rosas25

Por un lado, el Barrio Bravo ha fungido como una herramienta de corrupción política y económica, desde la diseminación de la fayuca y luego del narcotráfico, hasta el uso del barrio como elemento clave en el factor electoral capitalino. Estos fenómenos ocasionan un círculo vicioso que provoca que Tepito siga siendo estigmatizado tal como lo es en la actualidad y no se le brinde una oportunidad de superar situaciones tan precarias como la carencia de servicios públicos dignos. Mientras los gobernantes sigan utilizando a los tepiteños para sus propios fines, el barrio en sí, no podrá superar sus propias limitaciones. Bien vale aclarar que en ciertos sectores del barrio, existe una distinción entre tepiteños y tepiteros. Los primeros, son aquellos que han nacido y continúan viviendo en el barrio, haciendo de éste su sustento. En contraste, los tepiteros son aquellos que tienen en Tepito su principal fuente de ingreso o de provisión, e incluso, aquellos que han roto sus vínculos con el barrio y ahora se desentienden de sus raíces.

https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas9.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas4.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas38.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas3.jpg

https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas12.jpg

Por el otro lado y en sintonía con el tema que nos compete, Tepito también funge como un recurso alternativo de cultura. En sus calles, en medio de los puestos de pornografía amateur, discos de Vicente Fernández, imitaciones clon de trajes Ermenegildo Zegna y contrabando de perfumes de marca, hay mucho más.  

Existe un sentido de comunidad único, los reventones en el barrio se vuelven legendarios, es el barrio legitimador y difusor de la música guapachosa, del culto a la Santa Muerte y de la promoción de la cultura que derivó del Movimiento Tepito Arte Acá. 

https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas27.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas26.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas24.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas19.jpg


Entre los pasillos y el paso de los diablitos, está la gente, aquella que ha encontrado en Tepito un barrio de oportunidades, un hogar y una forma de seguir adelante. Cada una de ellas con historias particulares, que para bien o mal, los han llevado a hacer lo que hoy en día hacen. Algunos venderán huevos de tortuga con salsa buffalo en los pasillos, otros quizás se dediquen a comercializar y arreglar relojes. Ofertarán pornografía para saciar el morbo de los visitantes, fabricarán imitaciones de lentes y anteojos para rematarlos a precios irrisorios, otros contrabandearán mercancía de algún camión que fue robado en la carreta. Empujarán un diablito por haber dejado la escuela o quizás no. Son padres, madres, hermanos e hijos que aprovechan la oportunidad que les llega para superarse, como familia y como individuos. Con sueños, preocupaciones, problemas y anhelos. Como tú y como yo.

Por eso, en 2006 el fotógrafo Francisco Mata Rosas en conjunto con la Galería José María Velasco y Antonia Lozano Jalona, realizó un levantamiento fotográfico que buscó perfilar un enfoque diferente sobre el enigmático Barrio Bravo a través de 3 distintas aproximaciones: tomas aéreas, imágenes de objetos por su acomodo y uso resultan una especie de instalaciones involuntarias y retratos de personas que viven, trabajan y conviven en ese lugar.

https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas31.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas36.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas17.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas8.jpg

Tepito, ¡Bravo, el barrio!,
se logró trabajando en un pequeño estudio improvisado que se perdía entre los puestos ambulantes en donde Mata invitó a posar a los tepiteños, sumando alrededor de 600 retratos. Al lograr aislar a los individuos del entorno con un ciclorama blanco, consiguió extraer "su cualidad de personajes, manteniendo su vestimenta, complexión, gestos y actividad como factores que configuran su peculiaridad”.

La conclusión de su trabajo es que “Tepito es territorio común y comunitario, red de vasos comunicantes donde transitan y se desdoblan promiscuamente, variados signos y significados; de ahí la efervescente mirada de consumidores, curiosos e investigadores que deambulan por él cotidianamente”.

https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas33.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas32.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas29.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/
Tepito-Francisco-Mata-Rosas30.jpg

“Este proyecto es una especie de celebración sobre esta otra cara de Tepito, sitio donde lo transitorio y lo permanente, lo trágico y lo pintoresco, la indiferencia y la dedicación, el orden y el caos, se traslapan incesantemente”. Alfredo Matus, Galería José María Velasco.

Si no conoces Tepito, no conoces México.

https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas28.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas23.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas20.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas15.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas2.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas39.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas10.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas13.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas5.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas37.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/11/Tepito-Francisco-Mata-Rosas16.jpg

Fuente: Tepito, ¡Bravo, el barrio! Alfredo Matus, Galería José María Velasco, Barrio de Tepito, 2006
TAGS:
REFERENCIAS:
Alex Campos

Alex Campos


  COMENTARIOS