Historia

16 fotografías de las prisiones voluntarias en Corea para escapar de la vida real

Historia 16 fotografías de las prisiones voluntarias en Corea para escapar de la vida real

¿Hasta dónde se difumina la línea entre nuestras responsabilidades, las expectativas y lo que realmente le da sentido a la vida y nuestro bienestar?

  

Aquí los reclusos despiertan sin la necesidad de una alarma programada en algún celular o reloj, la luz solar de su ventana es suficiente para que comience el día. Sin hablar con otra persona, sin revisar correos ni presionarse por absolutamente nada en el mundo, los prisioneros de este lugar en Hongcheon, Corea del Sur, se someten voluntariamente a periodos cortos de aislamiento con un único objetivo: encontrar tranquilidad en medio de la turbulencia del mundo en el presente.

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad Corea del Sur es la tercera nación del mundo que más trabaja, tan sólo superada por México y Costa Rica, además, su entorno académico es altamente competitivo, lo que orilla a los estudiantes a largas horas de estudio y presión por tener los resultados más altos posibles con tal de conseguir un lugar en la universidad… pero la lógica de la competitividad y la presión social lleva a muchos trabajadores y estudiantes por igual al suicidio. 

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad El suicidio se ha convertido en una de las problemáticas más importantes del país, al grado que Corea del Sur figura año tras año entre las naciones dónde más gente decide quitarse la vida según la OMS. Tan sólo en el 2016, el gobierno de dicho país encontró que el 6.4 % de los coreanos tuvieron el impulso de suicidarse. 

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

Es por tal presión que tantas personas en el país deciden sacrificar un tiempo de su rutina para desconectarse del mundo moderno y sus responsabilidades. En periodos de tiempo cortos, ya sea de 24, 48 horas o hasta una semana, las personas que necesitan un descanso pagan para habitar en una celda que cuenta con un tapete de yoga, una libreta, una pluma, su uniforme azul, así como un juego de té y tres comidas al día.
fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

Al interior de esta prisión está prohibido utilizar celulares, tampoco existen relojes ni espejos, logrando que aún por un solo día, sus residentes no tengan contacto con sus agobios del exterior y experimenten lo que algunos, como Park Hye-ri, un oficinista, describe como «un sentido de libertad». Personas como él pagan aproximadamente 90 dólares para pasar un sólo día en Hongcheon. 

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

La idea detrás de esta prisión —que más de uno describiría como de primer mundo— surgió después de que Noh Ji-Hyang escuchara a su esposo decir que prefería pasar una semana en confinamiento solitario que tomarse varios días de descanso en su hogar. Tal parece que “ir a prisión” tiene un menor impacto psicológico para los coreanos, pues no se equipara con el estigma de dejar de trabajar o esforzarse por una meta en particular, llámese obtener un ascenso, conseguir un trabajo o entrar a una escuela.
fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

Esta prisión falsa, más que representar un escape de la realidad, es el momento idóneo para que sus prisioneros tomen consciencia de aquello que los ata y controla. Encontrar la libertad en un lugar que está pensado para coartarla resulta en un ejercicio contradictorio y hasta irónico, que tan sólo deja en evidencia cómo las expectativas de la sociedad pueden hacernos prisioneros de nuestra rutina. 

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad

fotos kim hong-ji prisiones voluntarias corea escape modernidad «Esto no es una prisión, la prisión real es a donde regresamos».

16 fotografías de las prisiones voluntarias en Corea para escapar de la vida real  0

16 fotografías de las prisiones voluntarias en Corea para escapar de la vida real  1


**

Encuentra más de la fotografía de Kim Hong-Ji aquí.


*

Ahora puedes leer: 

34 fotografías que revelan nuestra enferma obsesión con los smartphones

12 fotografías del reencuentro de las familias coreanas después de 65 años de no verse