Por qué el Día de la Mujer debe ser una fecha de conmemoración y lucha

Por qué el Día de la Mujer debe ser una fecha de conmemoración y lucha

Por: Chris Aguilar -

Checa un breve resumen de los momentos más importantes del feminismo, que te harán reflexionar sobre esta lucha y por qué aún es necesario conmemorar el Día de la Mujer.


Cada 8 de marzo, en México y otras latitudes, corren las flores, se entonan canciones y los abrazos se multiplican; pero parece que la realidad nos obliga a comprender que este día no es una celebración por el simple hecho de ser mujer, sino para invitar a la reflexión y la lucha de género, pues queda mucho por delante para conseguir el empoderamiento definitivo.

Checa también: 11 razones por las que el mundo aún necesita del feminismo

¿Festejo o conmemoración?

El octavo día del tercer mes de cada año, lejos de festejar a las mujeres, es una fecha donde se conmemora una de las tragedias más tristes de la historia de la humanidad donde como hoy, otras buscaban ya igualdad de derechos. Ese día, pero de 1908 en la ciudad de Nueva York, más de 100 mujeres murieron calcinadas dentro de una fábrica textil. El dueño de dicha fábrica, enfurecido porque las trabajadoras habían decidido ir a huelga para exigir mejores condiciones laborales, mandó a quemar el edificio con las mujeres dentro de ella. 

Así, como aún ocurre, la desgracia de otras mujeres se convirtió en uno de los hitos de la lucha por la igualdad de derechos en todo el planeta.

Por qué el Día de la Mujer debe ser una fecha de conmemoración y lucha 1

Momentos importantes de la liberación femenina 

En 1929, Virginia Wolfe dice en su obra Cuarto propio “No necesito un hombre que me mantenga”, defendiendo en derecho laboral de las mujeres. Cuando la Primera Guerra Mundial (1914 - 1918) llegó, llevándose a todos los hombres en edad productiva al frente, las mujeres tomaron el poder convirtiéndose en cabeza de familia, ocupando los empleos que hasta entonces eran considerados sólo para ellos.

Esto, por supuesto, provocó que, dado que las mujeres aportaban de manera más obvia a la economía del hogar, podían tomar también parte en decisiones electorales. Así, en 1918 el Parlamento del Reino Unido publicó la Ley de representación del pueblo de 1918, en la que los hombres mayores de 21 años y las mujeres mayores de 30 que tuvieran propiedades a su nombre obtenían el derecho al voto, aunque fue hasta diez años después que se extendió este derecho a las mujeres menores de 30 años.

Descubre también: 5 estereotipos que debemos dejar de creer para entender el feminismo

Por qué el Día de la Mujer debe ser una fecha de conmemoración y lucha 2

El derecho de decidir sobre su cuerpo 

Además del posicionamiento como miembros de la sociedad merecedoras al derecho de elegir a sus representantes, las mujeres se ocuparon en ir mucho más allá, exigiendo también el derecho a tener decisiones absolutas y categóricas sobre lo que sucede sobre y en torno a su cuerpo. Con ayuda de innovaciones como la del mexicano Luis Miramontes, al crear en 1951 la píldora anticonceptiva, se concentraron esfuerzos para ser ellas quienes decidieran si querían o no ser madres, más allá de un cuerpo receptor; o peor, en caso de ser víctimas de algún crimen sexual.

De la mano, dos prendas marcaron la época, por un lado el uso del pantalón como acceso al mundo laboral, y el de la minifalda, que se traduce como el derecho de elección sobre su propia sexualidad. Y en una lucha que persiste hasta al fecha, en la década de los 70 comienza la batalla legal y social sobre el derecho al aborto voluntario como decisión que involucra al cuerpo de la mujer. 

El gobierno Francés fue, en 1975, el primero en dar este poder a la mujer, proceso que en el resto del mundo se han detenido por distintos motivos; tristemente uno de esos obstáculos es parte de la sociedad con ideas religiosas fundamentalistas. 

Por qué el Día de la Mujer debe ser una fecha de conmemoración y lucha 3

Feminismo en México

En nuestro país la lucha no es nueva, y aunque se ha pausado ligeramente por los rezagos sociales históricos, queda fresca la memoria de Sor Juana Inés de la Cruz quien en 1691 escribe su respuesta a Sor Filotea de la Cruz manifestándose a favor de la educación de las mujeres; el mito dice que tomó la decisión en un acto valiente, de disfrazarse de hombre para poder entrar a un instituto y saciar su hambre de aprender. Más recientemente, Esperanza Brito y otras 23 feministas constituyeron legalmente el Movimiento Nacional de Mujeres, en 1972, de los primeros grupos en revisar y proponer cambios a la legislación mexicana a favor de la igualdad de género.

Puede interesarte: 5 poderosas razones por las que todos deberíamos ser feministas

De ese modo, dado que el movimiento por la igualdad sigue buscando que los derechos de la mujer sean reconocidos, el Día Internacional de la Mujer aún es una invitación a la reflexión sobre el combate histórico de un género que no reconocido por su capacidad intelectual y su condición de iguales.

Es momento de conmemorar en lugar de celebrar, claro, si así ellas lo desean.

Por qué el Día de la Mujer debe ser una fecha de conmemoración y lucha 4

Ahora que conoces este breve resumen de los momentos más importantes del feminismo, descubre también:
Labor invisible, la razón por la que muchas mujeres trabajan el doble que los hombres
Esto es lo que piensan 7 hombres sobre el feminismo
5 ciudades más seguras que debes visitar si viajas sola