La historia del agua milagrosa de Tlacote, el fraude que lucró con miles de enfermos terminales

Miércoles, 26 de septiembre de 2018 10:02

|Beatriz Esquivel
agua milagrosa de tlacote un fraude cura todo

El agua de Tlacote se caracterizaba por sus propiedades curativas, pero la realidad es que se trató de un fraude que lucró con miles de personas enfermas.


Tlacote es un pueblo ubicado en el noroeste de Querétaro, que si no fuera por la historia del agua milagrosa, probablemente no tendría mucho que contar. Hace varios años, en la década de los 90, este lugar se convirtió en un sitio de interés público cuando un poblador descubrió que el pozo en su terreno tenía propiedades curativas… o eso alegaron él y los medios.


agua milagrosa de tlacote un fraude cura todo 1


Su historia comienza con la curación de un par de sus animales. Originalmente el pozo lo había hecho para poder darles de beber, y cuando trascendió la noticia de que una de sus vacas enfermas se recuperó y uno de sus perros se curó de sarna tras bañarlo en el agua milagrosa, Jesús Chahín Simón tuvo la gran idea de publicitarlo.


-

El "milagro"


Bajo el mito de que un hombre se había curado de cáncer, cientos de personas que después se convirtieron en filas interminables que podían alargarse según la disponibilidad de agua, acudieron al rancho de Jesús Chahín para hacerse del agua y curar sus enfermedades.


agua milagrosa de tlacote un fraude cura todo 2


Entre esas miles de personas se encontraban celebridades de la talla del basquetbolista de los Lakers, Magic Johnson, así como personalidades importantes de la música en español como José José, Julio Iglesias y Juan Gabriel. La visita de estas personas, así como el asedio mediático del lugar por prensa internacional, hizo que la mentira se esparciera aún más.


agua milagrosa de tlacote un fraude cura todo 3


Por si fuera poco, aunque no había ni un solo caso confirmado de personas que se hubieran curado, la realidad es que el agua de Tlacote funcionaba como un gran placebo para aquellos que visitaban el lugar en busca de una cura. En varias ocasiones se alegó que hervir el agua para hacerla potable haría que se perdieran sus propiedades curativas, lo cual también se convirtió en un problema sanitario.

-

El impulso económico y comercial


Fue entonces cuando Tlacote comenzó a prosperar. Así como Jesús Chahín, otros pobladores comerciaron con el agua, alegando que provenía del mismo manantial y por lo tanto, tenía las mismas propiedades curativas. Abrieron negocios de comida, por ejemplo y aprovecharon al máximo el tránsito de hasta 4 mil personas al día. El flujo de dinero ayudó a que los pobladores pudieran pavimentar su avenida principal, hacer mejoras a sus hogares y que el pueblo se beneficiara; todo esto a un alto costo que probablemente ninguno de ellos pudo vislumbrar.


agua milagrosa de tlacote un fraude cura todo 4





-

El declive de los milagros


Conforme pasó el tiempo, ante la falta de casos comprobables y la pérdida de interés de los medios, así como la presión de científicos que argumentaron que el agua no era distinta a la de otros lugares —y que incluso contenía partículas fecales—, los milagros de Tlacote se terminaron. Algunos pobladores entrevistados por El Universal, afirman que el punto final coincidió con que Jesús Chahín no abrió su rancho durante dos semanas en 1993, provocando que poco a poco menos personas hicieran la travesía a Tlacote. Asimismo, su precio cayó dramáticamente ante la ausencia de compradores:


«En México, el delirio del agua milagrosa -que alcanzó su punto caliente en septiembre de 1991- descendió de 125 a 3,50 pesos nuevos la botella de 1 litro».

-

Milagros sí: agua no


agua milagrosa de tlacote un fraude cura todo 5


La búsqueda y consecuente explotación del pozo provocó que las reservas del manto acuífero se terminaran con rapidez y una vez que el furor del agua milagrosa se acabó y la gente dejó de visitar su pueblo, los pobladores de Tlacote se dieron cuenta que no quedaba suficiente del líquido vital para sus propias necesidades.


La economía del lugar desaceleró, la mayoría de sus pobladores comenzaron a emplearse como obreros en las zonas industriales de Querétaro y el campo —que solía ser una de las actividades económicas principales del lugar— quedó abandonado.


Actualmente, el pueblo necesita de la ayuda del municipio para que lleguen pipas de agua de otros lugares para llenar los tinacos, siendo ésta la única fuente de agua que la gente de Tlacote tiene.


-

El otro problema: abandono de los tratamientos eficaces


Más de una década después del auge de Tlacote, Jesús Chahín falleció víctima del cáncer en 2004, mismo que su agua milagrosa no curó. No sabemos si Chahín desconocía de su condición o prefirió creer en el agua de su pozo, lo cierto es que muchas otras personas, con las cuales lucró, optaron por creer en el supuesto milagro y tratarse con el agua, en lugar de confiar en la medicina y los expertos.


Ese es el principal peligro de este tipo de remedios. En muchas ocasiones los enfermos abandonan sus tratamientos médicos, que han sido comprobados por la medicina, para darle prioridad a la posibilidad del milagro que cure su malestar pare de inmediato. Sin embargo, la realidad es que por más esperanzas y fe que se tenga en productos como el agua de Tlacote, abandonar un tratamiento resulta en la peor decisión posible para la salud de individuos que enfrentan una enfermedad crónica.


agua milagrosa de tlacote un fraude cura todo 6


En aquel entonces y ahora, sigue pendiente resolver la responsabilidad que los estafadores tienen frente a la salud y bienestar de la población, en especial en aquella que se encuentra falta de opciones, padece de enfermedades degenerativas sin cura o cuyo tratamiento le resulta lento y poco efectivo.


Existe un registro del número de personas que acudieron en los primeros años de los 90, pero por desgracia no existe una cifra de cuántas personas pudieron haber fallecido o visto su salud afectada dada la creencia en el agua de Tlacote y su milagro. Se trata de una cuenta pendiente, tanto de los pobladores que comerciaron con el agua, como de la irresponsabilidad de los medios que difundieron la mentira.


*

También te puede interesar:


La mexicana que intentó engañar al mundo inventando una cura contra el cáncer

Pseudociencia y desinformación masiva: la mentira detrás del hombre que asegura predecir sismos


Beatriz Esquivel

Beatriz Esquivel


Articulista
  COMENTARIOS