‘El ponchis’, la historia del “niño sicario” que sacudió a la sociedad mexicana
Historia

‘El ponchis’, la historia del “niño sicario” que sacudió a la sociedad mexicana

Avatar of Alicia Molina

Por: Alicia Molina

27 de diciembre, 2018

Historia ‘El ponchis’, la historia del “niño sicario” que sacudió a la sociedad mexicana
Avatar of Alicia Molina

Por: Alicia Molina

27 de diciembre, 2018

'El niño sicario' fue acusado por al menos 4 asesinatos, los cuales llevó a cabo antes de cumplir 14 años de edad.


¿En qué momento un niño decide cambiar los juguetes por las armas? ¿Cuándo la inocencia se ve perdida y se convierte en un asesino?, estas son algunas de las preguntas que nos vienen a la mente cuando escuchamos que un niño es detenido por asesinato, tal es el caso de Edgar Jiménez Lugo, alias “El Ponchis”, o mejor conocido en los medios de comunicación como “el niño sicario”.

LEE: “El mata novias”, la historia del hombre que enamoraba a sus víctimas para luego asesinarlas

Quién es ‘El ponchis’, el niño sicario

Edgar Jiménez Lugo, nació en San Diego, California (1996); su sangre estaba llena de cocaína, ya que sus padres eran adictos, y ambos estaban en prisión por los delitos de adicción y posesión de drogas. Un año más tarde, la Corte de San Diego, decide darle la custodia de Edgar a su abuela, Carmen Solís Gil, quien llegó al país para hacerse cargo de seis nietos, a quienes llevaría con ella de regreso a México, a un pueblo pequeño ubicado en Tejalpa, Morelos. 

Carmen Solís Gil -de entonces 71 años de edad-, fue considerada como una heroína por el gobierno de Estados Unidos -según la información recabada por Milenio-, quien mandaría un apoyo económico mensual a la abuela para ayudar en los gastos de sus nuevos 6 hijos. Sin embargo, Carmen falleció en 2004 a causa de la diabetes, por los que sus nietos quedaron de nueva cuenta a la deriva; pero Edgar fue llevado por una de sus tías a su casa en Cuernavaca, en donde pronto se metió en problemas, pues antes de terminar el año, fue expulsado por cuarta ocasión de la escuela, por lo que decidió volver a Tejalpa.

‘El ponchis’, la historia del “niño sicario” que sacudió a la sociedad mexicana 1

Edgar sólo logró completar hasta tercero de primaria, pues según sus propias declaraciones “ya no le gustó estudiar”. Su primer crimen lo cometió a los 11 años, cuando fue detenido por el asalto a un negocio, pero al tratarse de un menor de edad logró salir rápidamente. ‘El ponchis’ o ‘el niño sicario’, llamó la atención de la policía en 2010, luego de que se dieran a conocer diversas grabaciones en las que “mostraba” todo lo aprendido, y torturaba a sus víctimas para luego asesinarlas. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:  Los más crueles asesinos seriales mexicanos

Edgar fue detenido junto a dos de sus hermanas el 3 de diciembre de 2010 en el aeropuerto “Mariano Matamoros” de Cuernavaca, cuando intentaban abordar un avión hacia Tijuana, para después dirigirse a San Diego. Tras su detención, Edgar de 14 años de edad, contó que a los 12 años de edad fue “levantado” por Julio de Jesús Hernández Radilla, alias “El Negro”, líder de sicarios del Cártel del Pacífico Sur (CPS) -preso por el asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia-. 

“Me detuvieron ahí, en el aeropuerto. Iba a San Diego, California. Iba a cambiar, a ver a mi madrastra, iba con mi hermana. El dinero para viajar me lo dio mi mamá”, aseguró, Edgar Jiménez Lugo.

‘El ponchis’, la historia del “niño sicario” que sacudió a la sociedad mexicana 2

En este entonces, “El Negro”, trabajaba bajo el mando de Héctor Beltrán Leyva, quien a la muerte de su hermano, Arturo Beltrán Leyva, creó el Cártel del Pacífico Sur (CPS), ya que se encontraba en disputa con Edgar Valdez Villareal, alias “La Barbie” -entonces líder de sicarios del Cártel de los Beltrán Leyva-, por el liderazgo de la organización criminal familiar.

‘El niño sicario’, detalló que “El Negro” fue quien lo amenazó, drogó y obligó a entrar en el mundo del narcotráfico, quien además le asignaba los trabajos para degollar y cortar los órganos genitales de sus rivales. Su “entrenamiento” fue bajo un régimen militar, y por cada “trabajo” realizado, se le daba un pago de 2 mil 500 (dólares o pesos).

“He matado a cuatro personas, los degollaba, sentía feo, pero me obligaban con la amenaza de matarme si no lo hacía. Yo nada más los degollaba pero nunca fui a colgar los cuerpos a los puentes”, confesó “El Ponchis” tras ser capturado por elementos del Ejército Mexicano.

‘El ponchis’, la historia del “niño sicario” que sacudió a la sociedad mexicana 3

Edgar Jiménez Lugo, también señaló que el viaje que realizaría a Tijuana, y después a San Diego, fue ordenado por el mismo Hernández Radilla, quien le habría dicho advertido que mejor se fuera del país, pues aquí “estaba muy feo, te van a agarrar. Cuídate mucho”. Pero la historia criminal de “el niño sicario” no termina ahí, pues su hermana con la que pretendía realizar el viaje fuera del país, fue identificada como Isabel de 19 años de edad, y pareja sentimental de “El Negro”, quien además, fue señalada como miembro de las llamadas “Chabelas” -en “honor a Isabel”-, quienes eran las encargadas de deshacerse de los cadáveres. 

Edgar Jiménez Lugo “El Ponchis” o “el niño sicario”, tuvo que pasar tres años recluido en un centro penitenciario para menores, en donde aprendió a leer y escribir, además de recibir a atención psicológica necesaria. Pero en 2013, después de cumplir con su sentencia, fue liberado por ser considerado como una víctima más del crimen organizado, y trasladado a Estados Unidos, en donde fue entregado a su madre, quien fue identificada como Yolanda, pese a que el menor declarara que sus padres estaban muertos. 

Hasta la fecha, aún queda latente el historial criminal de “El Ponchis”, y la duda de si en algún momento vuelva a resurgir la idea de continuar los pasos del crimen organizado. 

TE PODRÍA INTERESAR:

10 asesinos que grabaron sus crímenes en video

5 cosas absurdas que debes dejar de creer sobre los asesinos seriales