PUBLICIDAD

HISTORIA

Candyman: los terribles acontecimientos que inspiraron la película

El clásico de terror vuelve a la pantalla grande de la mano de Jordan Peele, y a pesar de ser una historia ficticia, los hechos en los que se basó son igual o más trágicos que la película

Eran los años 90 cuando el mundo vio por primera vez la historia de Candyman en el cine: el espectro de un hombre con un gancho oxidado que aparecía si decías su nombre cinco veces frente a un espejo, y no descansaba hasta asesinarte.

Pero más allá de lo paranormal, Candyman esconde historias verdaderas, leyendas urbanas y una dura realidad que la comunidad afroamericana ha vivido a lo largo de la historia, y que aún está presente en la actualidad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El asesinato de Ruthie Mae McCoy

La primera víctima en el filme original de los noventa se llama Ruthie Jeane, una mujer asesinada por Candyman a través del espejo de su baño. Tanto el nombre como los detalles de la matanza son una posible referencia al caso de Ruthie Mae McCoy.

Ruthie, la de la vida real, vivía en uno de los viejos departamentos de Chicago usados como escondite de las leyes de Jim Crow por parte de la comunidad afroamericana. Una noche en 1987 escuchó ruidos detrás del espejo de su baño y decidió llamar a la policía.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Fue tachada de loca, pues una historia de alguien tratando de entrar a tu casa por el espejo del baño parecía fantasía. Pero más adelanté se descubrió que Ruthie decía la verdad: entre las paredes de los departamentos había un espacio usado por los ladrones para entrar a las casas.

Para cuando la policía decidió entrar al departamento ya era demasiado tarde. Ruthie yacía muerta con 4 disparos. De hecho, no fueron los policías quienes encontraron su cuerpo, sino el personal del edificio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A pesar de que los vecinos reportaron escuchar disparos provenientes del departamento de Ruthie, la policía no entró por temor a una demanda. De haber actuado con mayor rapidez o si le hubieran creído a Ruthie desde el principio puede que la historia tuviera otro final.

De Sansón a Bloody Mary

En la película, la verdadera identidad de Candyman es Daniel Robitaiile, un pintor que se enamora de una mujer blanca y que tuvo un final violento cuando el padre de la mujer que la había pintado.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Como “venganza” le pagó a un grupo de personas para que le cortaran la mano, lo golpearan sin piedad y lo dejaran morir cubriéndolo de miel para que cientos de abeja lo picaran.

Así murió Daniel y nació Candyman, el espíritu que le aparece a cualquiera que diga su nombre cinco veces frente a un espejo. Tanto el pasado como el modus operandi de Candyman están basados en otras leyendas urbanas e historias.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para empezar, no hace falta pensar mucho para darse cuenta que la manera de invocar a Candyman es muy parecida al ritual para que se te aparezca Bloody Mary. Quién sabe cuando empezó por primera vez esa leyenda, pero ha alcanzado renombre a nivel mundial, convirtiéndose en una prueba de valentía para los niños que la escuchan por primera vez.

Por otra parte, la elección de reemplazar la mano cortada de Daniel por un gancho proviene de la leyenda de The Hookman, una historia que empezó a circular por primera vez en los años 50 en Estados Unidos donde un asesino atacaba a parejas de enamorados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Finalmente, la inspiración puede rastrearse hasta la biblia, específicamente con la historia de Sansón. En el trágico final de Daniel él es picado por abejas hasta morir, mientras que en un pasaje de la biblia se describe cómo Sansón mata a un león que tenía abejas en su estómago.

Puede que la conexión se sienta un poco forzada, pero cobra más sentido cuando aprendemos más sobre la historia de Sansón: él se casó con una mujer filistea, lo cual rompía con las leyes raciales. ¿Recuerdan por qué en Candyman decidieron acabar con la vida de Daniel?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este paralelo nos lleva a lo más trágico de la película, pues el ataque a Daniel es un reflejo de lo que vivía la población afroamericana en el pasado.

Violencia real contra la comunidad afroamericana.

En 1911 una horda persiguió a Jack Johnson, un boxeador afroamericano, tratando de lincharlo. ¿Su crimen? Casarse con una mujer blanca. Este no era el primer incidente racista que sufría, pues gracias a su oficio muchos hombres blancos le agredían cada vez que ganaba un enfrentamiento.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En 1924 se inculpó injustamente a William Bell de haber atacado a una mujer blanca. Nunca hubo pruebas que lo declararan culpable y la misma víctima jamás le nombró como el agresor, aún así lo lincharon.

Nos gustaría decir que casos como estos son cosa del pasado, pero no es así. Apenas en 1998 James Byrd Jr. fue asesinado por tres supremacistas blancos que lo arrastraron sobre el asfalto amarrado a una camioneta.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La lista de crímenes de odio podría seguir por horas y hoy en día aún se sigue expandiendo. Lo más desgarrador de Candyman es que una historia que debería ser ficticia, fue y es la realidad de muchos hombres y mujeres afroamericanos cuyo único 'crimen' es su color de piel.

Candyman, la película

Candyman volvió a la pantalla grande el 26 de agosto de este año dirigida por Jordan Peele, el director de You y Us.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Peele está cumpliendo con una labor importante en el cine: la representación afroamericana, y a pesar de que sus películas tienen un giro más de entretenimiento que documental, la experiencia racista que viven las personas afroamericanas a lo largo de sus vidas está presente.

Acercar estas historias a través del cine y la televisión nos sensibilizan a la realidad, moviéndonos a actuar. Aunque sea ficción, el terror te puede hacer reflexionar.

*Con imágenes de: GQ, Minuto México, JW.ORG, The New York Times

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD