Cartas de Dalí a Picasso
Historia

Cartas de Dalí a Picasso

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

5 de julio, 2015

Historia Cartas de Dalí a Picasso
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

5 de julio, 2015


Durante su fructífera vida, Salvador Dalí mantuvo amplias relaciones epistolares con sus amigos y con otros artistas. El hombre que algunos consideran sinónimo de surrealismo se mantuvo en contacto con grandes pensadores de su época. Un ejemplo es la correspondencia entre Dalí y Federico García Lorca, que muestra una relación más allá de la común amistad entre dos artistas. Pero, hay una serie epistolar que el genio tuvo que crear sin recibir respuesta alguna; estas cartas fueron las que envió a Pablo Picasso.

Riwkin NEG 002 

Dalí y Picasso, dos de los grandes artistas del siglo XX, sostuvieron una relación a través de correspondencia. Las cartas escritas por el surrealista y dirigidas al genio malagueño, muestran que Dalí admiraba a Picasso, a quien le escribió cerca de 70 cartas a lo largo de su vida. Este registro permite aclarar que sí existió una relación entre ambos artistas, la cual parece que se vio afectada por la Guerra Civil Española debido a las posturas políticas de ambos, pero anteriormente, Picasso fue quien patrocinó el primer viaje de Dalí a Nueva York, lo presentó con Gertrude Stein e incluso fungió como su mecenas.

 2

El primer encuentro que se tiene de ambos artistas fue en 1926, cuando Dalí se dirigió al Louvre en París. A pesar de que Picasso se distanció de Dalí, siempre fueron admiradores del trabajo del otro; como dijo Picasso en alguna ocasión, de todos los artistas posteriores a su generación, Dalí era el que más le interesaba.

3 
Collage realizado por Dalí para Picasso incluido en el libro Picasso y yo de victor Fernandez, que recopila la serie de cartas que Dalí envió a Picaso


Fue la admiración de quien ve a un hombre como su padre, la que llevó a Dalí a escribir todas esas cartas sin respuesta. Las palabras vacías de Picasso pueden reflejar que su amor a la pintura era tal que casi no escribía, aun después de una amistad que duró varios años, el silencio continuó, pero el esfuerzo de Dalí por comunicarse con su ídolo nunca cesó. Incluso, se cuenta que existieron intentos fallidos por reconciliarse, y que tras el funeral de Pablo Picasso, la viuda del artista lanzó por la ventana la corona de flores que Dalí envió.

 4

“¡Gracias, Pablo! Tus últimas pinturas ignominiosas han matado el arte moderno. Sin ti, con el gusto y la mesura característicos de la prudencia francesa, habríamos tenido pintura cada vez más fea durante al menos cien años, hasta llegar a tus sublimes adefesios esperpentos. Tú, con toda la violencia de tu anarquismo ibérico, has llegado al limite y a las ultimas consecuencias de lo abominable. Y lo has hecho, como Nietzsche había deseado, marcándolo todo con tu propia sangre. Ahora solo nos queda volver de nuevo la mirada a Rafael. ¡Que Dios te bendiga!".

–Salvador Dalí


La relación fue realmente íntima. Gala también escribió a Pablo, e incluso mostró su agradecimiento por el viaje a Nueva York.

"Un verdadero ¡gracias! afectuosamente a ustedes dos de su Gala".

"Me ha prometido pasar algún tiempo con nosotros dos. Venga a Turín donde podría ir a buscarle... De todo corazón con usted".

"Con todo afecto, afecto, afecto de Gala".

"Le beso, hasta pronto. Su Gala".

 5 


Referencias: