El sádico castigo de la Antigua Roma para quienes asesinaban a sus padres
Historia

El sádico castigo de la Antigua Roma para quienes asesinaban a sus padres

Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

4 de abril, 2017

Historia El sádico castigo de la Antigua Roma para quienes asesinaban a sus padres
Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

4 de abril, 2017



Antes de que The Doors fuera una de las bandas más influyentes en la historia del rock, sus integrantes –como muchas bandas que recién inician su carrera– fueron echados de varios establecimientos incluso antes de poder llegar a la mitad de su performance. El descontento no era provocado por el estruendoso sonido de su canciones, la gente estaba ya muy acostumbrada a los acordes fuertes y la banda liderada por Jim Morrison no parecía del todo nueva; lo que causaba esa sensación de rechazo y asco era la actitud que asumía el cantante.

father jim castigos de la antigua roma

Desde eructarle al micrófono hasta bajarse los pantalones para mostrarle su trasero a la audiencia, aunque a los asistentes nada parecía impresionarles tanto como lo que ocurría a la mitad de la canción 'The End' donde "el Rey Lagarto" insinuaba que quería matar a su padre para acostarse con su madre: el comentario «Father. Yes, son? I want to kill you. Mother, I want to f...» era seguido por un estruendoso grito casi parecido a un orgasmo.

Tras la transgresora declaración del cantante, los dueños del lugar no tenían otra opción que sacarlo a patadas junto con sus compañeros. Tal vez estas edípicas declaraciones tenían que ver con la formación literaria de Morrison, las cuales seguramente le hicieron entender que para atrapar al público por medio de una obra había que tocar con ella sus fibras más sensibles. No obstante, el comentario de este artista no hubiese sido reprendido con simples patadas en otra época, por ejemplo, en la Antigua Roma.

roma sociedad castigos de la antigua roma

Para esta cultura la figura del padre era tan fuerte que incluso tenía el poder de elegir sobre la vida de sus hijos; es decir, si él decidía que alguno de sus descendientes, por cualquier razón, no debía vivir, estaba en todo su derecho de asesinarle. Por otro lado, cualquier atentado que alguien intentara en contra de su progenitor era fuertemente castigado.

Es de suponer que una cultura como la romana, que se tomaba tan en serio el derramamiento de sangre, idearía un castigo ejemplar para aquél que actuara en contra de su padre. Tenía que ser un suplicio único, aunque al mismo tiempo era necesario que careciera de toda gloria o elegancia; no debía ser algo heroico como en el caso de los gladiadores o los soldados. Alguien que a través de su falta había renunciado a su condición humana no tenía derecho a morir como hombre, ni siquiera como bestia.

 senado castigos de la antigua roma

La única forma de ejecución reservada para estos infractores recibía el nombre de "Poena Cullei" (pena del saco) y consistía en arrojar al condenado al mar encerrado en un saco junto a un mono, perro, una serpiente y un gallo. Aunque al final todos cumplían con la función de torturar al pecador hasta que muriesen ahogados, cada uno de ellos tenía una razón para estar en la bolsa. La serpiente estaba ahí por considerarse un animal parricida; el mono por ser una caricatura del hombre; el gallo por ser bravo, tanto que era capaz de enfrentarse a los leones, y el perro porque los romanos le consideraban inmundo.

castigos de la antigua roma

-

Según el escritor latino Valerio Máximo, fue el rey Lucio Tarquinio quien implementó este castigo con la intensión de que, al descomponerse, los restos del hombre no pudiesen ser distinguidos de los animales que le acompañaban. Así, el infractor quedaba reducido a la calidad de bestia durante toda la eternidad debido a su terrible falta, no sólo en contra de su padre, sino de todos los dioses. De ahí que la crueldad de este suplicio no fuera sólo física sino también espiritual, impidiendo que su alma pudiese trascender de la misma forma como lo hubiese hecho de haber llevado una vida de rectitud.


*
Referencias:

ABC

History Buff




Referencias: