PUBLICIDAD

HISTORIA

Datos que te mostrarán por qué hablar sobre feminicidio no es una exageración

Los datos duros son un reflejo de la alarmante situación que empeora día con día.

No es un secreto que la violencia contra las mujeres en México y en el mundo ha aumentado; golpes, agresión sexual y psicológica, acoso callejero y laboral; asesinato... Es alarmante la manera en la que muchas personas intenta minimizar el impacto de la violencia de género con argumentos como «a los hombres también los asesinan», «también hay discriminación hacia el género masculino», etc., ; sin embargo, el feminicidio se ha tipificado de esa manera por una razón en particular: se asesina a una mujer por ser mujer, es decir, la principal y quizá una razón del asesinato es que pertenecía al género femenino.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Probablemente todos hemos escuchado hablar sobre Ciudad Juárez, conocida por haber sido durante muchos años el sitio con mayor número de asesinatos contra mujeres. Fue ahí donde en 1993, Alma Chavira Farel, de 13 años de edad, fue asesinada. Debido a este incidente, la gente comenzó a hablar sobre el término feminicidio, pero al parecer no fue suficiente para crear un cambio, ya que desde aquel entonces hasta hoy el índice de homicidios subió de 4 a 6 mujeres al día.

A continuación te presentamos datos que te mostrarán porqué hablar sobre feminicidio no es una exageración:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Entre el 2007 y el 2012 se reportaron 909 feminicidios, y entre 2012 y 2013 se reportaron 3 mil 892; si ya este número es impactante, lo es aún más saber que sólo 613 de los casos fueron investigados y solo el 1.6 % fueron sentenciados.

De acuerdo con la ONU, México ocupa el lugar 16 en cuanto a tasa de feminicidios en el mundo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En el Estado de México, del 2005 al 2013, se registraron 767 mujeres asesinadas y mil 500 desaparecidas.

En Morelos, cada cinco días una mujer es asesinada.

La "Ley"  culpa al crimen organizado, señalando que los asesinatos se deben a «ineficacia, corrupción e impunidad», minimizando el término de feminicidio, llamándolo simplemente homicidio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Mariana Lima Buendía fue  encontrada muerta el junio de 2010. Un caso con muchas irregularidades de principio a fin. Este caso es relevante porque fue dictaminado como suicidio, pero gracias a la insistencia de la madre el caso fue reabierto y llevado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y un año después se aprehendió al asesino. Este fue el primer caso de feminicidio que se llevó a la SCJN.

Nadia Alejandra Muciño Márquez fue asesinada frente a sus hijos el 12 de febrero del 2014. Al principio, las autoridades lo juzgaron como un suicidio, pero gracias a la insistencia de su madre se apresó a su asesino.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Karen Esquivel es el nombre de la víctima que destapó la cloaca del feminicidio en el Estado de México debido a su asesinato en el 2016. La gente comenzó a protestar debido a que Ciudad Juárez, el considerado "infierno de las mujeres", había sido sobrepasado por el Estado de México en número de feminicidios, que hasta esa fecha, registraba alrededor de 2 mil 837 mujeres asesinadas.

Según el INEGI:

En el 2013, 63 de cada 100 mujeres de más de 15 años declaró haber sufrido de violencia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

32% de las mujeres han padecido violencia sexual (Intimidación, acoso o abuso).

En promedio, en los años 2013 y 2014, se reportaron 7 feminicidios al día en el país.

En 2018 760 mujeres fueron asesinadas en México.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En el 2019, el número ascendió a 912, 92 de ellos fueron feminicidios de menores de edad.

Los estados que reportaron mayor incidencia en feminicidios durante el año 2019 fueron Estado de México, Veracruz, Nuevo León, Morelos y Puebla.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tan solo en lo que va del año 2020, dos casos han sacudido las redes sociales; el de Ingrid Escamilla, joven de 25 años quien fue asesinada y desollada por su pareja en su propia casa después de haber peleado, Ingrid había denunciado con anterioridad violencia por parte de su pareja. Y el penoso caso de Fátima, una niña de 7 años quién fue robada a las afueras de su escuela, días después apareció en bolsas de basura, sin órganos y con visibles signos de violencia. Estos casos nos recuerdan que tal cual como dice aquella canción de protesta «la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía».

Los casos de violencia de género son una preocupación nacional, es necesario hacer consciencia, mostrar y llamar a las cosas como son, el feminicidio no sólo es un asesinada, es un asesinato a la mujer por su condición de mujer. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es importante llamar a la reflexión y pasar de la indignación a la acción, ¿cómo? La violencia normalizada y la desconfianza han roto el tejido social en México ofrece algunas recomendaciones para comenzar con la labor. 

Este artículo fue publicado originalmente el 1 de febrero de 2017 y actualizado al 17 de febrero de 2020 por Abril Palomino. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto en portada: CNN Español

También te puede interesar:
El tabú hacia la mujer: Feminicidios (parte 1)
Cómo fue la relación tóxica entre Octavio Paz y Elena Garro
Diego y Frida: por qué nos obsesionamos con las relaciones destructivas

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD