¿Por qué los indígenas americanos eran vistos como bestias por los conquistadores?
Historia

¿Por qué los indígenas americanos eran vistos como bestias por los conquistadores?

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

16 de diciembre, 2016

Historia ¿Por qué los indígenas americanos eran vistos como bestias por los conquistadores?
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

16 de diciembre, 2016


Las versiones sobre lo que ocurrió cuando los europeos llegaron a América son tan distintas como el lugar donde se cuentan. En España, el 12 de octubre es celebrado como fiesta nacional que celebra la hispanidad a partir de "la pluralidad cultural y política, además de la integración de los reinos en una misma monarquía". 

En la versión oficial de la mayoría de países latinoamericanos que se enseña durante la educación básica, aquel proceso histórico se conmemora el día de la Raza en alusión al instante en que se unieron dos mundos que forjaron la cultura de la que somos producto. Sin embargo, a más de 500 años de distancia, el llamado "Descubrimiento de América" luce completamente distinto del ideal hispánico o de principios de una raza que se celebra oficialmente.

codice de conquista

Para concretar una invasión como la que ocurrió en América, no sólo se requiere de la imposición a sangre y fuego de una fuerza, también es necesaria una justificación ideológica lo suficientemente poderosa que sirva de legitimación a la causa. El barbarismo, la inferioridad cultural o racial son algunos de los principios más utilizados a través de la historia por los conquistadores. No obstante, en las colonias dominadas de América Latina, la justificación primigenia alimentó un discurso que no sólo apuntaba a la inferioridad racial, también a la animalidad; para los conquistadores y misioneros, los indígenas nativos respondían a un estado infrahumano.

Los pueblos prehispánicos, su cultura y tradiciones correspondían a las de criaturas bestiales, de modo que el derecho natural y divino guiado por el ascenso de la civilización ante la barbarie, encontró en esta debilidad una causa suficiente para acreditar la conquista y sus horrores.

Los misioneros de las distintas órdenes religiosas jugaron un papel apenas más importante que el de los conquistadores que con pólvora y hierro eliminaron la resistencia indígena a perecer bajo un nuevo orden. Los frailes se encargaron de instruir las costumbres, el pensamiento y sobre todas las cosas, la religión en el "Nuevo Mundo", desapareciendo todo lo que conocían los antiguos pobladores.

valle de mexico conquista

Las crónicas y relaciones de la época corrían a cargo de los hombres de fe y como tal, son los testimonios más directos de lo que aconteció en todo el siglo XVI en América. La caracterización de los indígenas de Fray Ginés de Sepúlveda explica la inferioridad americana ante la "civilización" europea:

"Con perfecto derecho los españoles ejercen su dominio sobre estos bárbaros del Nuevo Mundo e islas adyacentes, los cuales en prudencia, ingenio y todo género de virtudes y humanos sentimientos son tan inferiores a los españoles como los niños a los adultos, las mujeres a los varones, como gentes crueles e inhumanos a muy mansos, exageradamente intemperantes a continentes y moderados, finalmente, estoy por decir, cuanto los monos a los hombres".

La expresión de Sepúlveda es una de las más radicales en la época; sin embargo, mantiene la lógica apologista de la conquista a través de pseudoargumentos que también involucran razones morales, de organización social y diferencias entre razas. El razonamiento del cronista Francisco López de Gómora versa sobre la cuestión ascética en el mismo sentido: 

"Facilísimamente se juntan con las mujeres, y aún como cuervos o víboras, y peor; dejando aparte que son grandísimos sodomitas, holgazanes, mentirosos, ingratos, mudables y ruines..."

codice florentino conquista

A este pensamiento se suscriben las creencias del fraile dominico Francisco de Vitoria y más adelante, las de Tomás Ortiz, de la misma orden.

Para Vitoria, los indígenas americanos eran parecidos a los retrasados mentales por su paupérrima organización política, pues argumentaba que "esos bárbaros, aunque, como se ha dicho, no sean del todo incapaces, distan, sin embargo, tan poco de los retrasados mentales que parece no son idóneos para constituir y administrar una república legítima dentro de los límites humanos y políticos".

Ortiz realizó una completa apología y la envió al Consejo de Indias para legitimar la esclavitud y las encomiendas a partir de los vicios y la nula idea de dios en quienes llamo, "brutos animales".

 "Cuando más crecen se hacen peores; hasta los diez o doce años parecen que han de salir con alguna crianza; pero de allí en adelante se vuelven como brutos animales; en fin, digo que nunca crió Dios tan cocida gente en vicios y bestialidades, sin mezcla de bondad o cortesía".


conquista aztecas

Cabe advertir que a pesar de que ésta era la opinión general, no fue compartida por una minoría religiosa, tal es el caso de Fray Bartolomé de las Casas que desde su trinchera, pugnaba por reconocer a los indios como hombres tal como los españoles.

Después de discutir por décadas la naturaleza de los habitantes del "Nuevo Mundo", el debate final se concentró sobre una cuestión trascendental para la Iglesia y la empresa de la conquista, el alma de los indígenas. La lógica del pensamiento imperante establecía que tales seres no podían ser más que bestias y como tal, carecían de alma, pero esta conclusión resultaba una falacia lógica para la justificación de la conquista; si en realidad los americanos eran animales sin raciocinio, la invasión, explotación, subyugación y el dominio español no tenía justificación alguna, pues el "trabajo" de evangelización en el nombre de Cristo no surtía efecto y sólo desnudaba la verdadera ambición detrás de la invención de América.

Entonces el discurso oficial decidió volver –al menos en el papel– a la bula Sublimis Deus (1537) del Papa Pablo III, que reconocía la humanidad de los pueblos prehispánicos, no con un fin conciliador y de igualdad, sino para mantener viva la justificación primigenia y con ella, afianzar la cruz y la espada en territorio americano so pretexto de la evangelización.

conquista mexico

"...prestando atención a los mismos indios que como verdaderos hombres que son, son capaces de recibir la fe cristiana, y según se nos ha informado, corren con prontitud hacia la misma; (...) y haciendo uso de la Autoridad apostólica, determinamos y declaramos por las presentes letras que dichos Indios, y todas las gentes que en el futuro llegasen al conocimiento de los cristianos, aunque vivan fuera de la fe cristiana, pueden usar, poseer y gozar libre y lícitamente de su libertad y del dominio de sus propiedades, que no deben ser reducidos a servidumbre y que todo lo que se hubiese hecho de otro modo es nulo y sin valor".

De este modo, el Vaticano resolvió de un plumazo una controversia histórica que inquietó a conquistadores, religiosos y terratenientes por igual. Los indígenas tenían alma y eran hombres y como tal, la empresa de la conquista y el saqueo de América podía seguir su cauce original.



Conoce cómo concebían las culturas mesoamericanas el sexo y la desaparición de esa visión después de leer "Las prácticas sexuales prehispánicas que horrorizaron a la moral cristiana". ¿Cuáles eran los mitos que sustentaban las cosmovisión de los pueblos nativos americanos? Descubre algunas de las mejores "Leyendas prehispánicas que quizá no conocías".


**
Referencias:

Albornoz Peralta, Oswaldo, "Justificación de la conquista y dominación de los indígenas americanos"

Colombres, Adolfo, "La colonización cultural de la América indígena", Ed. Sol, 2004.








Referencias: