Asesinados por niños, desollados y otras 3 formas en que murieron los santos de la Iglesia Católica

Sábado, 10 de febrero de 2018 14:05

|Diego Cera
muerte de los santos catolicos

Aunque durante la Santa Inquisición la Iglesia Católica asesinó a muchas personas, algunos de sus Santos más famosos murieron por causas aun más brutales.



Desde la elección de su nombre, Francisco ha sido uno de los papas más polémicos que ha pisado el Vaticano. Mientras otros escogían un apelativo mucho más romano cuyo sonido fuera sinónimo de santidad y poder, Jorge Mario Bergoglio optó por el de San Francisco de Asís por ser un santo que dedicó su tiempo y esfuerzo a cuidar y proteger a las personas más débiles que le rodeaban y todas aquella por las que la sociedad no hubiera dado ni siquiera un respiro.


muerte de los santos catolicos 1


La vida de los santos, sin embargo, no sólo inspira a los grandes papas u obispos del Vaticano. Cada año se abren los caminos de toda Europa para que gente de cada rincón del continente llegue hasta Galicia, España, donde se encuentra la tumba del Apóstol Santiago "El Mayor". Las reliquias del santo son resguardadas dentro de los muros de la gran catedral de Santiago de Compostela. Desde la Edad Media, el llamado "camino de Santiago" es recorrido por miles de peregrinos que, inspirados por la vida del apóstol, quieren probar su fe caminando hasta el lugar de su descanso eterno.


Pero ¿qué ocurre con la muerte de los Santos? De no haber significado nada, es posible que el término "mártir" ni siquiera existiría, porque la mayoría de estas personas santificadas en vida llegaron a la muerte de las formas más dolorosas y sangrientas que haya visto la humanidad, todo a causa de defender su fe frente a una mayoría que perseguía credos distintos de los paganos.


-

Apedreado hasta la muerte


muerte de los santos catolicos 2


San Esteban fue uno de los primeros mártires de la Iglesia Católica. Murió en el año 36 d.C. en Jerusalén, fue apedreado por órdenes del Sanedrín ─el líder supremo de los rabinos─ después de convertir al cristianismo a un buen número de judíos.


-

Asado a la parrilla


muerte de los santos catolicos 3


Tal vez esto parezca más una receta de cocina que un castigo para un mártir. Sin embargo, éste fue el destino de San Lorenzo, quien fue "cocinado" por órdenes del emperador romano Valieran en 258; algunos creen que fue decapitado tras soportar estoicamente el fuego ante el cual incluso bromeaba diciendo «voltéame, creo que ya me cociné de este lado».


-

Aplastada a muerte


muerte de los santos catolicos 4


Durante el reinado de Isabel I, Inglaterra se hundió en el protestantismo, tanto que los cristianos fueron fuertemente perseguidos. Santa Margaret Clitherow, quien practicaba el cristianismo en la clandestinidad fue condenada a morir presionada por una roca puntiaguda de 800 libras. Tardó poco más de quince minutos en morir.


-

Desollado


muerte de los santos catolicos 5


Son pocos los datos biográficos que existen acerca de San Bartolomé, quien se presume fue uno de los apóstoles de Crsito. Sin embargo, hay rumores de que fue desollado por órdenes del rey armenio Astiages; sólo por si acaso, la cabeza le fue cortada después de haberle quitado, tira por tira, toda la piel de su cuerpo. En algunas láminas medievales es representado cargando su propio "traje de nacimiento".


-

Asesinado por niños


muerte de los santos catolicos 6


Como profesor de escuela en una comunidad pagana, San Casiano fue condenado a muerte tras negarse a hacer sacrificio para los dioses. De esta manera, la gente del pueblo decidió que sus verdugos serían sus propios alumnos, quienes lo asesinaron golpeándolo con sus tabletas de madera y con las puntas con las que tallaban sobre ellas; evidentemente el suplicio fue largo, pues las "armas" de los niños tardaron mucho en causarle daños mortales.


-

Aunque parecen pocas formas de morir, fueron muchos los mártires que sucumbieron ante las autoridades durante las múltiples persecuciones de cristianos a lo largo de la historia. Sin embargo, por una u otra razón sus nombres fueron borrados de la historia o simplemente ignorados por la misma Iglesia, aunque para muchos fieles su sufrimiento es la mejor manera de traerlos a la vida y agradecerles por todo lo que hicieron por defender la fe de todo un pueblo.


REFERENCIAS: Britannica
Diego Cera

Diego Cera


Articulista
  COMENTARIOS